MST - Movimiento Socialista de los Trabajadores Lunes 27 de Agosto, actualizado hace 4 hs.

Tramposo. Según Macri, “la pobreza baja”

Spread the love

Con una alta dosis de cinismo, Macri salió a anunciar una tramposa baja de la pobreza, funcional a remontar el desgaste politico que viene sufriendo.

Hace unos días el gobierno nacional dio a conocer los datos de pobreza e indigencia que arrojaron las mediciones del INDEC del último año. Desde entonces Macri y varios de sus ministros han salido, con una enorme cobertura periodística de medios afines al gobierno, a difundirlos como el mayor de sus éxitos.
Según estas mediciones la pobreza se redujo del 30,3% al 25,7%. Esto significaría 1.900.000 pobres menos. La indigencia, o sea la gente que no puede cubrir ni sus requerimientos de alimentos, también bajó del 6,1% al 4,8% y la indigencia infantil del 9,6% al 7,6%, demostrando una vez más que la pobreza y la indigencia golpean fundamentalmente a los niños.
Las razones del gobierno para darle tanta difusión a este tema exceden las del dato en sí mismo. En primer lugar, quieren mostrar esto como una prueba contundente del éxito más global de su plan económico. En segundo lugar, insisten en que tenemos que bancarnos el ajuste porque en definitiva trae estos «buenos» resultados. Y tercero, presentarlo como un dato de sustentabilidad a largo plazo, es decir que estos buenos indicadores se irán repitiendo y trasladando al resto de las variables económicas. Como veremos, todos estos postulados son falsos.
Macri y los suyos explican la baja de la pobreza básicamente porque aumentó el empleo, por los aumentos conseguidos en paritarias y porque bajó la inflación.
Es cuestionable que los datos fueron recabados en no más de 2.000 hogares y luego extrapolados al resto del país. Además la pobreza en el NOA, el NEA y el Gran Buenos Aires supera ampliamente las cifras del INDEC. Y es injustificable que en un país que produce alimentos para 300 millones de personas casi dos millones pasen hambre. Pero como la metodología sería la misma que antes, la comparación sería válida. Entonces analicemos más en profundidad las cifras publicadas.

El porqué de estas cifras y las mentiras de Macri

Para empezar, siempre en economía luego de una profunda caída viene una recuperación, fenómeno conocido como rebote. En este caso el 2016 había sido un año pésimo, con 1,4 millones de pobres más (similar a lo que ahora se quiere mostrar como el éxito del plan) y la pobreza llegó al 34,5%. Por eso al estabilizarse comparativamente la economía en el 2017, el rebote actuó en este segmento.
Asimismo, la recuperación del empleo que el gobierno macrista esgrime como fundamental, es sobre todo en la construcción, el trabajo en negro y los cuentapropistas. Agrupa a los sectores más sumergidos de la economía, que al conseguir trabajo pueden superar las líneas más bajas de las mediciones como indigencia y pobreza. Y por otro lado, la construcción particular y la obra pública se están haciendo esencialmente con endeudamiento, lo que hace que no sean sostenibles en el tiempo.
Pero lo que derrumba el objetivo del gobierno de vender esta “baja” como una recuperación duradera, muestra del éxito global del plan, es que prácticamente ninguno de los factores que influyó en las estadísticas del INDEC de este periodo se mantiene actualmente ni a futuro inmediato:
La inflación, que había bajado al 1% cuando se tomó la muestra, ahora se ubica entre el 2 a 3%.
Las tarifas, que estuvieron congeladas en ese periodo, ahora sufren aumentos del 40 a 50% y sufrirán otro incremento en abril.
El dólar, que se mantuvo planchado durante el 2017, ahora picó para arriba.
Las paritarias, que enarbolan como una conquista, con la complicidad de la burocracia este año están cerrando alrededor del 15% para una inflación proyectada del 20% o más.
Y así podríamos seguir demostrando lo relativo de estas cifras de pobreza hoy publicadas. Otro dato no mostrado es que la mayor repercusión del plan de ajuste de Macri está afectando a los sectores asalariados medios. Es que las tarifas han bajado el poder adquisitivo del salario de este segmento (aunque aún no caiga debajo de la línea de pobreza), mientras que en los sectores más bajos el gobierno sostiene a medias la «tarifa social», lo que hace que los tarifazos impacten menos. Por eso los indicadores de consumo, actividad económica, etc., de ninguna manera están en crecimiento como pretende difundir el gobierno.
En realidad, estos números del INDEC muestran una foto de un momento y no la película, cuyo desarrollo es de terror si no le ponemos freno a este ajuste de Macri y su gobierno. La única manera de acabar con la pobreza e indigencia es tirar abajo este plan de ajuste y ajustar a los ricos y poderosos, que son los que las provocan desde hace décadas. Esta es la tarea que tenemos por delante los trabajadores y el pueblo.

Gerardo Uceda