Encuentro sindical del PTS

Spread the love

El sábado pasado se realizó una reunión en el Bauen mediante un texto firmado por los ceramistas de Neuquén convocando “a las organizaciones obreras recuperadas de la burocracia sindical y delegados a una reunión” para “lanzar una corriente que intervenga en lo político y lo sindical con una política clasista” para “rodear de solidaridad cada lucha y participando activamente en los procesos de recuperación de sindicatos, comisiones internas y cuerpos de delegados”, para actuar” dentro de los sindicatos de la CTA como de la CGT”.
Siendo una necesidad la de agrupar al activismo y las nuevas direcciones combativas, si realmente se quisieran dar pasos en ese sentido, hay que empezar por no abonar a la confusión como sucedió con la convocatoria referida.
Ya que se trató claramente de una reunión para constituir la corriente sindical del PTS, a la cual tienen todo el derecho de convocar, pero transmitiendo con claridad que ese es el carácter.
No se convocó “a las organizaciones obreras recuperadas y delegados” a organizar en común el evento, sino que el mismo fue lanzado desde Zanón cuya dirección es hegemonizada por el PTS y compañeros independientes que trabajan con dicho partido y comprendió fundamentalmente a los sectores integrantes y afines al PTS. Cuestión que se evidencia repasando la concurrencia y que fue reconocida en la reunión cuando desde la mesa se aclaró que el encuentro “no era abierto”.
El objetivo, que compartimos, de rodear de solidaridad los conflictos (y mucho más aún el de recuperar organismos obreros), requiere de la unidad de todos los sectores combativos alrededor de una política correcta que responda a las necesidades reales de los trabajadores y su vanguardia y no a los objetivos políticos de tal o cual corriente. Terrabusi acaba de demostrar que el apoyo solidario para sostener desde afuera tan heroica pelea, provino de la izquierda y sectores de luchadores que le pusieron el hombro al conflicto de manera conjunta.
No se avanza “por decreto” hacia un polo de reagrupamiento (mucho menos hacia una coordinación genuina de las direcciones combativas existentes). No es posible hacerlo desconociendo las condiciones de la realidad y sin una voluntad común de las corrientes de izquierda y luchadoras más importantes que actúan en el movimiento obrero. Y para ello hay que abrir un debate franco y dotarse de una política correcta que ayude al desarrollo de las nuevas direcciones, alrededor de un programa antiburocrático y con la necesaria amplitud organizativa. No va a venir tal coordinación desde un solo lugar, ni reuniendo algunos delegados afines.
Los compañeros del PTS tienen todo el derecho, como ya lo han intentado en otras oportunidades, de constituir su corriente sindical, al estilo de la corriente que tienen en el movimiento estudiantil “En Clave Roja”. Pero tienen que decirlo francamente para no sembrar falsas expectativas de lo que es en realidad una iniciativa acorde con la política que vienen propagandizando desde su periódico desde hace tiempo que han dado en llamar un “movimiento por un partido de los trabajadores”.
Nosotros tenemos una visión distinta. Nuestra Corriente Sindical del MST, conformada por dirigentes del Subte, docentes, salud, ferroviarios, estatales, portuarios, sanidad y decenas de gremios privados e industriales, siempre actúa como tal. Y hemos impulsado reagrupamientos cuando las circunstancias de la realidad lo han planteado, como lo fue en su momento el MIC alrededor de la experiencia del Subte. Necesidad que sigue pendiente, para lo cual la tarea presente es fortalecer las luchas y al nuevo activismo combativo, impulsando desde la práctica, en cada lugar, un nuevo modelo sindical donde la base decida.

Guillermo Pacagnini


Publicado

en

por

Etiquetas: