MST - Movimiento Socialista de los Trabajadores Lunes 27 de Agosto, actualizado hace 4 hs.

Paolo Menghini: “La corrupción de este gobierno nos llevó a la tragedia”

Spread the love

MenghiniPPaolo es el papá de Lucas, la víctima número 51 de la Masacre de Once. Su visibilidad pública está asociada a la trágica particularidad en la que fue encontrado Lucas

-después de 2 días de ocurrió el 22F- y cuando los peritajes lo negaban, el cuerpo de su hijo fue encontrado entre hierros retorcidos de la formación que chocó en Once. Pero también se fue transformando en una personalidad social de alcance nacional por el contenido del reclamo de justicia del grupo de familiares del que se ha transformado en vocero. Editor audiovisual de Canal 7, hablamos con Paolo después del 22F y esto nos decía:

¿Cómo viviste el aniversario del 22 F? Desde la mañana en Once, la Plaza de Mayo después, el acompañamiento social…

Menghini: Nosotros trabajamos mucho tiempo para construir esta jornada. Quisimos hacer la convocatoria lo más amplia posible y lograr comunicar profundamente lo que estábamos planteando por nuestros familiares, pero también por toda la gente que viaja regularmente en tren. Trabajamos para que se entendiera la consigna, dejando claro nuestra postura, respetando todas las identidades pero poniendo por encima esta vez el reclamo de justicia. Y francamente encontramos una respuesta espectacular en un arco amplísimo desde el punto de vista ideológico, con un acompañamiento total de la gente. Fue muy emotivo y ambiguo. Por un lado el dolor te diría que físico por la ausencia que se multiplica día a día, pero por otro lo viví con una ansiedad enorme porque como te dije antes trabajamos muchísimo para lograr un hecho social como el que producimos. La unidad de los familiares y nuestra consigna fueron respetadas.

En la Plaza de Mayo el documento que leyeron fue muy duro e insistió en la consigna «corrupción mata». ¿Tiene solución la corrupción estatal?

Lo principal es que románticamente no se terminan las cosas. Es decir, no cambian porque solo enunciemos los problemas. Hay que pasar a la acción directa del pueblo, de la gente. Tenemos un objetivo que es terminar con esto, con esta corrupción estatal que mata, que genera tanto dolor. Es clave que la sociedad no esté dormida ni desatenta, que actúe, que reaccione como reaccionó el 22F. Nosotros queremos impulsar una ley nacional que declare la impres-criptibilidad de los delitos de corrupción de los funcionarios públicos. Nos vamos a plantear este objetivo en el próximo período. Es un aporte social de los familiares y más allá de las banderías ideológicas, la lucha contra la corrupción es central y la lucha por justicia también. Y lo decimos con absoluta claridad: la corrupción de este gobierno nos llevó a la tragedia y hoy sufrimos la muerte de nuestros familiares. Por eso, queremos luchar por cambiar esta situación.

Y sobre las últimas declaraciones de Schiavi, qué opinás…

Como di-je ayer en un medio radial. Schiavi es un caradura, su postura es patológica y vive en una realidad paralela; es una locura lo que dice. La verdad desde el gobierno nos están toreando todo el tiempo y lo mejor que pueden hacer la presidenta, Pichetto, la AFA, Aníbal Fernández, Schiavi, es callarse la boca.

¿Y la situación del transporte? ¿Qué opinión tenés sobre eso?

Somos muy duros con esta gestión nacional porque no hizo nada con el transporte, tomó medidas cosméticas después de la tragedia y la verdad, contra lo que dice Randazzo, en un año no hubo ninguna revolución. La privatización de la década del 90, con miles de despidos, con la frase nefasta aquella de «ramal que para, ramal que cierra» construyó un modelo desastroso de transporte que sinceramente este gobierno no revirtió, sino que le agregó subsidios millonarios sin control. Hace falta una transformación de fondo en el transporte, un plan estatal nacional, sin la burocracia sindical y el empresaria-do corrupto y revitalizar y recuperar el sistema ferroviario nacional. Esa también es una tarea pendiente que hay que encarar. Y para eso también se necesita la acción del pueblo, de la gente movilizada.

Entrevistó: Mariano Rosa