MST - Movimiento Socialista de los Trabajadores Lunes 27 de Agosto, actualizado hace 4 hs.

Los molineros luchan por su fuente de trabajo

Por: Corresponsal(6)

Ante el cierre del molino Lagomarsino de Isidro Casanova

Desde el martes 25/6 los trabajadores del molino Lagomarsino de Isidro Casanova, en el corazón de la Matanza, se encuentran ocupando las instalaciones en defensa de su fuente laboral.

Ante las restricciones al cupo en las exportaciones de trigo la patronal cerró el molino y comenzó a trasladar maquinaria, dejando en la calle a los compañeros y desnudando una verdad que es cada vez más evidente: El modelo K no protege el trabajo ni la industria nacional, sino todo lo contrario.

Crónica de un cierre anunciado

Ante los serios problemas que sufre la cosecha de trigo, combinada con las erráticas medidas del gobierno nacional, que alienta la concentración monopólica del negocio de la exportación y el monocultivo, se vienen sucediendo distintos conflictos en los molinos harineros. Fundamentalmente en Lagomarsino, desplazado del grueso del reparto de los cupos de exportación, fijados por la secretaria de comercio interior comandada por Guillermo Moreno. Estos empresarios que durante años amasaron fortunas por las compensaciones y la exportación, hoy no quieren resignar ni un milímetro de sus ganancias y pretenden que sean los trabajadores los que paguen la crisis. Por eso avanzaron con despidos, violando la conciliación obligatoria, para luego anunciar directamente el cierre del molino ubicado en Isidro Casanova y comenzar a desmontar su estructura para trasladar las maquinarias a otras sucursales, donde continuar con su negocio.
Es ante esta situación extrema que los trabajadores ingresaron a las instalaciones y se encuentran desde el martes custodiando las herramientas, maquinarias y mercadería que aun siguen en el interior, como una forma de defender sus puestos de trabajo e impedir el desguace que pretende la patronal. Al mismo tiempo que denunciaron ante el ministerio de trabajo la actuación de la patronal y se preparan para luchar a brazo partido por recuperar lo que es suyo.

Unidad, organización y lucha

Los delegados recorrieron los molinos Avellaneda y Navarro, que ya habían parado en solidaridad con Casanova, pidiendo la solidaridad ante la posibilidad de convocar nuevamente a una medida.
Cuándo este periódico salga a la calle estarán realizando la reunión de delegados de los molinos para charlar la situación y decidir con que medidas continuar una lucha que ya lleva varios cortes de ruta, paros y distintas acciones.
Tiene claridad que la lucha no es fácil pero si saben que son dos frentes sobre los que tiene que pelear, uno es su patronal, Lagomarsino, que sigue intentando dividirlos mandando telegramas a los compañeros y el otro es el propio gobierno que no cede, ni se decide a intervenir para poder garantizar la fuente laboral de los compañeros de Lagomarsino Isidro Casanova y el Pan de la mesa de los Argentinos.
Por eso es probable que se resuelva salir a batallar porque lo que no hacen los trabajadores de Casanova es quedarse llorando sobre la leche derramada, saben luchar, saben enfrentar, tienen coraje y por sobretodo tienen Unidad. Y harán conocer sus reclamos a la sociedad, por eso es necesario la más amplia solidaridad de todos los trabajadores para que no pasen los despidos, que se reabra Casanova, que Moreno garantice el trigo para la planta.
Y para eso necesitamos comprometernos en hacer conocer este conflicto, que estallen las redes, que la solidaridad los rodee, que hagamos colectas en lugares de trabajo. Que sientan que no están solos. Con nuestra compañera Vilma Ripoll a la cabeza, desde el MST nos comprometemos a apoyar a fondo su reclamo. ¡Casanova escucha, tu lucha es nuestra lucha!

Mónica Sulle

 molineros