MST - Movimiento Socialista de los Trabajadores Lunes 27 de Agosto, actualizado hace 4 hs.

Seminario sobre medioambiente

Spread the love

Marx, la ecología y el imposible capitalismo verde

La academia oficial lo resiste y le niega rango de “visión científica”. Un sector del activismo ambiental le imputa la injusta -y equivocada- calificación de “productivista”. Sin embargo, Marx y su método de interpretación del sistema capitalista vuelven una y otra vez como necesidad elemental. Desde la Red Ecosocialista y el MST-Nueva Izquierda nos proponemos una operación teórico-política y militante necesaria: recuperar las claves vigentes todavía del método del autor de El Capital para analizar la expresión ecológica de la crisis civilizatoria en curso. Con este artículo enunciamos algunos de los temas que debatimos en el seminario.

Hay dos fenómenos clave que constituyen el desafío ecológico para los pueblos: el cambio climático a escala planetaria y la modalidad de acumulación capitalista actual para Argentina y el continente, con su lógica de saqueo y criminal impacto ambiental: el extractivismo. Ambos tienen explicación en la lógica productiva del sistema capitalista mundial. El cambio climático se explica fundamentalmente por la quema de combustibles de origen fósil y coloca como escollo a superar la actual matriz energética mundial. La reconversión hacia variantes renovables y limpias es una urgencia social. Por otro lado, la mercantilización masiva de los bienes comunes en beneficio de las corporaciones y los gobiernos locales asociados, plantea la tarea de construir un modelo socioeconómico y político alternativo. Este primer debate es central para cualquier estrategia revolucionaria en Argentina.

Coordenadas anticipatorias y contradicciones en Marx y Engels

¿Marx y Engels anticiparon el debate ambiental sí o no? La verdad es que ni fueron los primeros ecologistas, ni es cierto que defendían una variante “obrera” del productivismo. Sin embargo, plantearon anticipos de enorme potencial programático para el siglo XXI. Marx en sus Manuscritos ya plantea una noción clave y olvidada por la izquierda revolucionaria:”la única libertad posible para la humanidad consiste en planificar una gestión racional del intercambio metabólico con la naturaleza a partir de la asociación democrática de los productores”. Tres ideas clave: planificar la producción; relación metabólica -no instrumental- con la naturaleza y asociación democrática de los trabajadores. Todo un eje político crucial para pensar nuestra actualidad socioambiental. Es cierto también que Marx- y será motivo de estudio en las jornadas del seminario- tuvo limitaciones y contradicciones. El estudio de las energías renovables y las no renovables fue una de esas lagunas.

¿Todo desarrollo es sinónimo de capitalismo?

Un debate necesario con un sector del activismo ambiental es en torno al “desarrollo”. Nuestra opinión es contraria a la identificación de “desarrollo” con “crecimiento capitalista” y por tanto, impacto social y ambiental. Se tiende a caer en una visión tecnologicista de las fuerzas productivas. Marx en esto también sentó posición: las fuerzas productivas principales de una sociedad son los trabajador@s y la naturaleza. Por eso, una reorganización socialista de las fuerzas productivas que planificara la producción con base en la intervención de la mayoría trabajadora y que pusiera la ciencia y la técnica al servicio de esa estrategia, permitiría un desarrollo social a gran escala. En este sentido, una medida económica con consecuencias políticas positivas es la reducción de la jornada laboral creando un precioso tiempo libre social para el desarrollo colectivo.

El ecosocialismo como perspectiva revolucionaria en el siglo XXI

Frente al siglo que acaba de empezar la izquierda revolucionaria tiene un campo de desarrollo muy grande como opción política para franjas crecientes de trabajadores, jóvenes y sectores populares. Por eso tiene que asumir respuestas a la altura de los obstáculos creados por la decadencia capitalista. En esto, el aspecto ambiental y la defensa del planeta ante la violencia contaminante son cruciales partiendo de afirmar varios pilares de orientación:

  • El anticapitalismo como programa, incluyendo la sostenibilidad ecológica.
  • La movilización social de masas como método.
  • La clase trabajadora como sujeto central de la transformación revolucionaria.

Y finalmente la construcción de una organización militante que en fábricas y empresas, lugares de estudio, barrios y el movimiento ambiental luche por influir con estas ideas de forma enérgica y constante. Estos son algunos de los ejes que vamos a debatir en el seminario de formación que estamos presentando

Mariano Rosa

seminarioEcosocialista