Después de la Marcha Nacional Universitaria

Spread the love

SIGAMOS AVANZANDO EN UNIDAD POR NUESTROS RECLAMOS

El pasado 21 de mayo se llevó a cabo la Marcha Nacional Universitaria, de la que participaron más de 6.000 docentes, no docentes y estudiantes. La movilización, que reclamó por el aumento del presupuesto y el aumento salarial a los trabajadores universitarios fue un gran éxito tanto por la magnitud de su convocatoria, como por las perspectivas que se abren a partir de este Plan de Lucha.
La Marcha Nacional Universitaria fue un éxito, convocando a más de 6.000 compañeros provenientes de distintos puntos del país. Desde San Juan, Rosario, Mendoza, La Plata, Bahía Blanca, Olavarria, Córdoba y también desde Capital y Gran Buenos Aires, miles de docentes, no docentes y estudiantes se dieron cita para reclamar al Gobierno de Kirchner el inmediato aumento del presupuesto para las universidades nacionales. También estuvieron presentes los estudiantes terciarios y secundarios, como por ejemplo del Nacional Buenos Aires y el Carlos Pellegrini. Los docentes que realizaron un importantísimo paro, participaron en una nutrida columna con delegaciones de todo el país, y a último momento, la FUR (Federación Universitaria de Rosario conducida por el MNR), se sumó a la marcha, lo que mostró que la movilización se fue convirtiendo en un polo de referencia de las luchas educativas.
Ya durante la semana se percibía el clima de movilización en las Facultades. Dos días antes, el Gobierno anunció un pequeño aumento salarial para docentes y no docentes para intentar descomprimir el paro del jueves y viernes y sobre todo la misma movilización. Esto fue un primer triunfo de la lucha y a su vez echó más leña al fuego, porque para la mayoría de los docentes el aumento es miserable, y no recompone el poder adquisitivo perdido por la devaluación. Con este anuncio el Gobierno no pudo frenar el descontento y termino generando rechazo entre los mismos docentes, potenciando de hecho la movilización. Tanto es así, que después de la marcha se vieron obligados a rediscutir los aumentos con la CONADU Histórica barajando la posibilidad de un aumento superior a los docentes para intentar desmontar futuras acciones.
Para que esta jornada pudiera ser un éxito fue clave la unidad en la acción entre los estudiantes de la FUBA, la FULP y la FUP y los docentes de la CONADU Histórica. También afianzo este camino unitario la participación de los sindicatos no docentes combativos como los de Lanús, Mar del Plata, Gral. Sarmiento y varias comisiones internas de la UBA.
Por otra parte, el petitorio tuvo una enorme adhesión de miles y miles de compañeros, muchos de los cuales se sumaron a colaborar para llevar los petitorios a todos los cursos y en la recolección de fondos para aportar al viaje de los compañeros del interior.
El Gobierno continúa sin dar respuesta a los reclamos de la Universidad. La exigencia de plata para becas y para el boleto estudiantil, el fin de las restricciones al ingreso, la democratización de las universidades y el desprocesamiento de varios estudiantes, son los principales. Por eso hay que seguir la lucha con las clases públicas, las marchas y todo tipo de medidas nacionales y regionales para obligar al Gobierno a destinar fondos a la educación y no a seguir pagando la deuda externa.
Desde el MST, creemos que es fundamental seguir construyendo en unidad una nueva dirección para el movimiento docente, no docente y estudiantil. Por eso para avanzar en unidad estamos proponiendo confluir con todas las organizaciones convocantes en un Encuentro Nacional Universitario a fines de Junio para profundizar el debate sobre los distintos reclamos y poder discutir nuevas medidas de alcance nacional.

Agustín Vanella – Presidente de la FUBA


Publicado

en

por

Etiquetas: