Trabajo no pagado en el Gobierno de la Ciudad

Spread the love

Las elecciones pasan y los problemas quedan. Desde hace meses, un conjunto de mujeres y hombres que perciben planes Jefas y Jefes de Hogar (JyJH) y que trabajan en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se vienen movilizando para terminar con esa modalidad de trabajo en negro y lograr su incorporación a la planta permanente.
A pesar de la reticencia del gobierno ibarrista a dar los listados, se ha podido determinar que en las dependencias trabajan por lo menos 2.916 planes. Es una de las modalidades más perversas de trabajo en negro, ya que el Gobierno de la Ciudad no paga ni un centavo a gente que da turnos en los hospitales, entrega historias clínicas a los médicos, hace documentos de identidad, llenan partidas de nacimiento, cuidan nenes en jardines maternales y todo tipo de tareas que corresponden a la actividad de la planta permanente. La única retribución es la miserable suma de $ 150, y el Gobierno de la Ciudad ni siquiera paga esa miseria, ya que el plan lo abona el Estado nacional.
Acompañando esta movilización de trabajadores cansados de soportar un trato desigual, discriminatorio, explotador y negrero, hemos presentado un proyecto de ley que dispone la incorporación a la planta permanente del personal de la Ciudad de todos quienes tienen planes JyJH y que trabajan en las dependencias. Este proyecto está firmado por 18 diputados de los más diversos sectores, desde integrantes del Interbloque de Izquierda hasta el macrismo. Sin embargo, su trámite se hace lento, como suele ocurrir con los proyectos que el ibarrismo quiere trabar.
Ibarra quiere seguir teniendo esa mano de obra gratis, calificada (la asignación de los planes a las dependencias pasa primero por un proceso de evaluación) y en muchos casos con estudios terciarios y universitarios. Pasa por encima de todos los derechos laborales: igual remuneración por igual trabajo, estabilidad, cobertura de obra social y accidentes del trabajo, etc.
Estamos impulsando en la Legislatura el proyecto para terminar con esta situación indigna. Pero sabemos que su éxito o fracaso, en definitiva, está en manos de los propios trabajadores afectados, de su movilización y de la solidaridad que reciban de otros sectores de trabajadores.

Rubén Devoto,
legislador porteño


Publicado

en

por

Etiquetas: