El 11 de diciembre elecciones en Chile

Spread the love

“Juntos Podemos”

Después del golpe de estado en septiembre de 1973 en Chile y en pleno proceso de privatizaciones que terminaron con todas las empresas del estado, se hizo conocida la frase “Se vende pequeño país de esquina con vista al mar”. Hoy a 32 años de esa tragedia y después de 3 gobiernos de la Concertación Democrática, podemos decir “se ofrecen tres candidatos a presidente, garantizamos modelo neoliberal, mano de obra barata y no investigar ningún acto de corrupción. Si le interesa diríjase a la Moneda. Esta oferta es solo por un tiempo ya que en los últimos años se ha iniciado un proceso de ruptura con los partidos de gobierno, así que no garantizamos la estabilidad por mucho tiempo”


Escribe: Carmen Moncada Dirigente de Izquierda Socialista Candidata a Senadora por la 6ª Región

Apoyada en el prestigio de encabezar la derrota electoral de la dictadura en el plebiscito, que dio paso a un transito ordenado de la dictadura a la democracia, la concertación de Partidos por la Democracia (Alianza formada por el Partido Socialista, la Democracia Cristiana y el Partido Por la Democracia) ha gobernado el país por 3 períodos (casi 15 años), el ultimo encabezado por Ricardo Lagos, militante del Partido Socialista.
Ayudado por un crecimiento de la economía que durante una década llego a cifras del 7% anual, el gobierno de la concertación, defensor del modelo neoliberal que impuso a sangre y fuego la dictadura de Pinochet, ha avanzado a pasos agigantados en la entrega de la economía a manos de las transnacionales. Con la firma de tratados de libre Comercio con Estados Unidos, Europa y un largo etc., el gobierno chileno se ha convertido en el niño mimado del imperialismo y méritos no le faltan: en el año 2004, las ganancias de las sociedades anónimas crecieron un 75% y en el año 2005, según la Superintendencia de Valores los dividendos de 164 empresas marcaran un récord histórico.
Las administradoras de fondos de pensiones AFP (AFJP en Argentina) llegaron el 31 del pasado octubre a 68.931 millones de dólares, el 8,7 por ciento más que en igual fecha del 2004. De ese total, US$ 20.003,42 millones de dólares, están invertidos en el exterior, principalmente en fondos mutuos y acciones de empresas. En el sector estatal están invertidos US$ 11.348,01 de dólares, principalmente en instrumentos del Banco Central de Chile y más de US$ 20.600 millones están invertidos en el sector financiero.
El giro a la derecha de la concertación ha sido tan brutal que a dejado sin programa y sin política a la Alianza por Chile ( alianza de derecha, formada por la Unión Demócrata Independiente, partido salido del riñón de Pinochet y Renovación Nacional). Durante el último año, el gobierno ha comenzado las negociaciones con las transnacionales, para privatizar CODELCO, la empresa de cobre más importante del país, y una de las más grandes del mundo que queda todavía en manos del estado.
En el terreno político la concertación defiende la constitución antidemocrática de Pinochet, se negó a llevar a juicio al dictador, defiende el sistema electoral que impide que los partidos chicos tengan representación parlamentaria, en el terreno internacional envió tropas a Haití y es un aliado incondicional del imperialismo norteamericano e ingles.

Quién paga los costos del modelo

Según el Banco Mundial en Chile el 20% de la población percibe el 62,2 % del ingreso mientras que en el otro extremo el 20% más pobre sólo logra el 3,4%.
La cesantía ronda el 13% ( el gobierno reconoce un 9%), los salarios miserables obligan a los trabajadores a trabajar un promedio de 12 horas diarias y en muchos casos se ha eliminado las horas extraordinarias que garantizaban el pago del 50% por hora extra.
La educación básica se ha privatizado de hecho, donde las cuotas del centro de padres, materiales de estudio y uniforme escolar son una verdadera sangría para los bolsillos de los trabajadores. La educación universitaria cuesta al año un promedio de 3000 dólares en las universidades privadas y en las universidades publicas, que se financian con un crédito universitario entregado hasta el año pasado por la universidad y que el estudiante, se compromete mediante contrato a devolver cuando termine sus estudios.
En Chile está prohibido enfermarse y si un trabajador tiene la mala suerte de caer al hospital, un equipo de guardias de seguridad se encarga de que no se retire del hospital sin pagar o dejar un cheque en garantía.

Comienza el proceso de ruptura con el gobierno

Los trabajadores y el pueblo chileno fue durante décadas de izquierda y esa tradición no pudo ser rota por la dictadura militar.
Con el retorno a la democracia, los trabajadores volvieron a mostrar sus simpatías por el partido socialista y apoyaron un gobierno de la Democracia Cristiana en una alianza con el partido de Allende.
No es hasta que llega al gobierno Ricardo Lagos, candidato salido de las filas del Partido Socialista, que los trabajadores y especialmente la juventud no realizan la experiencia con su partido. El gobierno de Lagos al reafirmar la política de la concertación, empujo a los trabajadores en la búsqueda de una nueva alternativa política.
El nacimiento del Juntos Podemos (una alianza entre el Partido Comunista, el Partido Humanista y el Bloque por el Socialismo del cual Izquierda Socialista es parte) es la expresión política de este proceso de ruptura hacia la izquierda que recorre a los trabajadores y la juventud chilena, y que en las elecciones municipales saco el 9% de los votos. En las elecciones de diciembre, presenta como candidato a presidente a Tomas Hirsch, dirigente del Partido Humanista y candidatos a Diputado y Senadores en todo el país.
El 11 de Diciembre, se votara por 4 candidatos: Tomas Hirsh, por el Juntos Podemos; Sebastián Piñera (Un empresario con una fortuna de mas de 1200 millones de dólares y dueño del 27% de las acciones de Lan Chile) como candidato de Renovación Nacional; Joaquín Lavín, candidato de la Unión Democrática Independiente y Michelle Bachellet militante del Partido Socialista y candidata por La Concertación por la Democracia.
Según las ultimas encuestas, Michelle Bachellet y Sebastián Piñera, pasarían a segunda vuelta ya que ninguno lograría el 50% más 1 de los votos.
En los últimos días se ha abierto un debate, impulsado por nuestro partido Izquierda Socialista, ante los anuncios anticipados de Tomas Hirsch, de llamar a votar por la candidata de la concertación en la segunda vuelta. Lo que para nosotros es una ruptura con las bases fundacionales del Juntos Podemos que nació como una alternativa a la Concertación y a la alianza por Chile. Si hay segunda vuelta, llamaremos a anular el voto.


Publicado

en

por

Etiquetas: