Córdoba

Spread the love

Sigue la lucha de Southern Winds

Alternativa Socialista conversó con los compañeros Daniel Maldonado, delegado del sector tráfico y con Roberto Bustamante, también representante de los trabajadores en las negociaciones. Nos dijeron:

¿Cómo es que llega a esta situación la empresa?

R: La principal responsabilidad es del directorio, ya que se trata de una empresa privada y en este sentido, la responsabilidad directa es de los Maggio, ya que ellos han administrado pésimamente la empresa, canalizando de manera ineficiente los valores rentables y no dando de baja las escalas que daban pérdidas, como por ejemplo Miami, que se mantenía sólo por una cuestión de imagen de SW. Cuando ocurre lo de las valijas en España, el impacto en la compañía es tremendo. Madrid era una  escala súper rentable, por la salida de argentinos y porque no hay tantas aeronaves que den ese vuelo. Lo de las valijas fue verdad, la policía constató que esa fue la única vez que se hizo y nosotros creemos que hubo involucrados tanto del directorio de la compañía como de áreas del Estado, en especial la Policía Aeronáutica. El costo de ese vuelo fue el cierre de la escala, la suspensión por parte del gobierno de los subsidios y potenció el problema que tenia SW.
Con relación a si hubo o no vaciamiento, lo que te puedo decir es que los aviones son parte de una sociedad con Eurnekian, que tiene el 30% del paquete y hoy es el real dueño de esa parte. SW solo tiene la propiedad de un avión, en leasing es decir en alquiler y el resto esta parado. O sea, SW no tiene nada, solo las rutas, que eso es lo que se está negociando.

¿Y como empezaron a organizarse?, ¿cuál ha sido la participación del gremio?

R: A partir del 9 se establece una comisión de empleados para abrir canales de comunicación directa con el gremio (APA) y la Secretaría de Transporte, para tener información de primera mano y a partir de allí bajarla en asamblea. Primero nos dijeron que se estaba negociando los sueldos atrasados y como oferta nos daban la opción de tomar 50 empleados en SW en Buenos Aires o la toma de todo el personal pero con traslado a Capital.  Eso fue un punto de choque y comenzaron las medidas por sector, luego la toma de la sede Córdoba, la carpa en el Aeropuerto y finalmente los cortes de calle y movilizaciones.
Hicimos un petitorio, con cinco puntos centrales, preservación de los puestos de trabajo, de las funciones, de la antigüedad, de los niveles salariales y garantía de continuidad laboral por un mínimo de 3 años. Este se lo presentamos al Vicegobernador de Córdoba y al Secretario de Transporte Jaime, para comprometerlos a que nos den una solución ya que acá no sólo nos afectamos los trabajadores, con lo que significa perder el  empleo en Argentina hoy, sino porque además creemos que la provincia pierde una ruta clave de aeronavegación.
Todo esto lo conseguimos haciendo asambleas en las diferentes áreas (como Administración, Rampas, Cargas y Postal, Personal a bordo) y decidiendo paso a paso en ellas. Los gremios han sido tibios, porque APA es relativamente manejable desde Buenos Aires y el gobierno de Kirchner, porque hace que el problema de fondo se vea diluido por acuerdos que no son respaldados por las bases.

¿Cómo has notado la participación de tus compañeros?

R: Mirá, pedimos que el gobierno provincial y nacional tengan participación activa, y en consonancia con las necesidades de los empleados, deben garantizar las condiciones planteadas en el petitorio, para que la empresa nueva que asuma (se habla de CATA y SAEFLY) traigan inversiones genuinas y trabajo para todos, ya que esto es lo que hoy esta en discusión.
Con respecto a la participación, debo confesarte que yo soy apolítico, pero gracias al apoyo de quienes han venido a solidarizarse con nosotros, nos dieron una mano en abrirnos a una situación que no conocíamos, como es la de organizarse, establecer marcos de trabajo para los cuales no teníamos experiencia. Hay mucho compromiso de nuestros compañeros, participan en las distintas asambleas y actividades como el Festival que haremos. Por mi parte, no se si será que durante mucho tiempo creí en el «no te metas» y tenía desinterés por lo que le pasa al de al lado, pero a partir de esta lucha comienzo a interiorizarme de lo que pasa en todos los movimientos y partidos y eso es algo nuevo en mi caso.

¿Cómo se organizaron Uds. frente a esta realidad?

D: En primer termino era un desconcierto y no había forma de organizarnos de ningún tipo, pasado los días empezamos a darnos cuenta que ni una persona ni dos ni cinco podía con todo esto. Empezamos a armar comisiones para que de esa forma cada uno se haga cargo de algo; uno de todo lo que era la administración, otros se haga cargo del marketing, otro se haga cargo de contarle a la gente, armando comunicados, gacetillas de prensa, y de esa forma fuimos armando comisiones para que todos los empleados sepan la realidad que estamos viviendo.

¿Cómo se fue desarrollando el conflicto desde que empezó hasta ahora, en que punto están, cuáles son sus reclamos?

D: Cuando comenzó, si bien estamos hablando ya de hace varios meses, cada vez que reclamamos por los sueldos, teníamos que salir a cortar calle, y al otro día o a los días del reclamo conseguíamos el pago de los haberes.
Básicamente esto que sucedió aquí fue más o menos parecido, primero fue por un reclamo de sueldos, y en este momento se encuentra paralizado, porque los gremios que están interviniendo están de parte del gobierno, están negociando, y bueno uno ya es preso de ese sistema, en el cual uno no sabe donde esta parado…básicamente lo que tratamos todos es luchar y de ver transparencia en cuanto a todas estas negociaciones.
Yo creo que si bien es óptimo que vamos por un buen camino, pero también tenemos que decir que hay muchas personas que ponen trabas en todo este camino, y bueno creo que depende de los empleados de la lucha de los mismos para salir adelante.

Aparte de Uds. que están llevando adelante este conflicto ¿qué papel jugaron los gremios y el resto de los sectores que se acercaron al conflicto?

D: Si hablamos de los gremios, la verdad, en este último sábado que nos reunimos con el secretario de transporte, Ricardo Jaime y con el vicegobernador, Schiaretti, demostraron una vez más, que son la misma imagen que tiene toda la sociedad sobre los gremios, que llegan a un arreglo ellos y que los empleados esperen.
Si bien estuvimos, hablando de los otros sectores, que vendrían a ser asociaciones que se llegaron y todos los partidos que nos apoyaron, fue un rol fundamental de ellos para que nosotros, de esa forma podamos pensar que tenemos un futuro y que puede ser viable el hecho de luchar por eso. Yo creo que si hubiera sido por el gremio cada uno se queda en su casa y que esperemos el mes que viene el sueldo. Poco a poco todos se fueron dando cuenta que es necesario la lucha de todos y eso fue gracias al apoyo de todas las asociaciones que llegaron acá.

¿Cómo están tomando las decisiones en este momento ustedes ante esta situación que me contás?

D: La mayoría de la gente se da cuenta y analiza cada punto, que parte desde el gremio en este caso, y hay muchos que pensamos de la misma forma y en base a eso creo que todos tratamos de organizarnos sabiendo lo que es mejor para nosotros, más allá de que venga el gremio, lo que buscamos todos en este momento es unidad, unidad para la lucha, si no tenemos esa unidad no vamos a llegar al objetivo que tenemos en mente, que es seguir trabajando y si hay un posible traspaso que todos los empleados sean traspasados, no pocos, por que la idea también es dividirnos, porque básicamente pasa por ahí.

Entrevistaron
Marilyn Alaniz y Martín Carcione


Publicado

en

por

Etiquetas: