Encuentro Nacional de la UNT de Venezuela

Spread the love

Durante los días 17 y 18 de febrero se llevó a cabo en la Casa Sindical de El Paraíso, Caracas, un Encuentro Nacional de la corriente sindical clasista encabezada por un amplio grupo de dirigentes sindicales miembros de la Coordinación Nacional de la Unión Nacional de Trabajadores, entre cuyos voceros principales se encuentran Orlando Chirino, Stalin Pérez Borges, Rubén Linares y quienes estuvieron acompañados por un número importante de sindicatos, más de 600 dirigentes regionales y de federaciones adheridas a la UNT. A partir de ahora dicha corriente se denominará Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (CCURA)

Orlando Chirino dirigiéndose al Encuentro

El encuentro se abrió con una gran asamblea de centenares de dirigentes sindicales de todo el país, realizada en el auditorio de la Casa Sindical (sededel INCRET) donde los trabajadores recibieron informes sobre la coyuntura política nacional e internacional, el balance de la UNT y el perfil de central sindical que los trabajadores necesitan, como parte de los preparativos de esta corriente para garantizar el Congreso de la UNT previsto para finales de marzo 2006 y las posteriores elecciones de la dirigencia nacional de la máxima organización laboral venezolana.
Al evento fueron invitados, de manera fraternal y unitaria, para intercambiar puntos de vista, acuerdos y discrepancias, democráticamente, dirigentes de las otras corrientes que hacen vida dentro de la UNT, como Autonomía Sindical, la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (donde hasta hace poco tiempo militaban varios de los dirigentes nacionales de la Corriente Clasista) y la coordinadora nacional Marcela Máspero. Hablaron voceros de los dos primeros movimientos sindicales, Luis Primo por Autonomía Sindical y Rodolfo Ascanio por la FBT, pero los presentes lamentaron la ausencia de Máspero, quien se encontraba participando en otra actividad.
No fue invitado el sector liderado por un ala de la federación que agrupa a los funcionarios públicos, Franklin Rondón, ni el diputado ex sindicalista Francisco Torrealba, a quienes los miembros de la Corriente Clasista señalan como representantes de una grave desviación burocrática y contraria los principios de la democracia sindical, de los principios clasistas y revolucionarios que deben regir a la UNT; sector contra el cual darán la batalla en el marco de las reglas democráticas, en el Congreso y en las próximas elecciones sindicales, que dirimirán el rumbo de la UNT. También hizo acto de presencia, ya en la plenaria de cierre, el dirigente de la CUTV, Pedro Eusse, que viene avanzando hacia la unificación con la UNT.
Igualmente, en la plenaria de cierre, hubo un saludo del Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora, acompañado de resoluciones de apoyo a los campesinos en la lucha por la revolución agraria y contra el sicariato, como parte de una orientación que propulsa la “unidad de todas nuestras luchas”, una amplia alianza de los movimientos sociales que están luchando por la profundización del proceso revolucionario, antiimperialista y socialista, contra el burocratismo y contra la corrupción.
Este encuentro hizo el lanzamiento de un llamado a que “construyamos una poderosa central clasista, revolucionaria y autónoma, para profundizar el proceso revolucionario hacia el socialismo del siglo XXI”, que para los participantes debe pasar por la lucha contra las fuerzas de la contrarrevolución y la injerencia imperialista, llegando a la expropiación de las transnacionales y patronos, con el avance de la cogestión y el control obrero en las industrias y el comercio, la nacionalización de las tierras en manos de los campesinos para acabar con el latifundio, el fin del pago de la deuda externa fraudulenta de la IV República, y que los trabajadores y las organizaciones populares alcancen realmente el ejercicio directo del poder del gobierno.
En las mesas se discutieron orientaciones programáticas para la UNT, que pudieran agruparse en algunos títulos básicos como: 1) La organización y movilización de los trabajadores y el pueblo para alcanzar sus más urgentes demandas y necesidades; 2) La elaboración de un Plan Económico y Social de los trabajadores (que sea discutido y tomado en cuenta por el gobierno); 3) La democratización de las estructuras de la UNT; 4) La lucha contra la impunidad de la conspiración golpista de la oligarquía; 5) La lucha contra la injerencia imperialista y por la soberanía del país; 6) La lucha para trascender el capitalismo e implantar el socialismo con el poder para los trabajadores y el pueblo.
En materia de organización y régimen de funcionamiento de la central, se describe “la UNT que necesitamos” como una organización signada por la Democracia Obrera de hecho y no sólo de palabra, donde el poder resida verdaderamente en la base, y la Identidad de Clase productora y transformadora opuesta a los patronos que se enriquecen con el trabajo de los explotados, lo que implica luchar por el control de los trabajadores sobre los medios de producción. Se puso énfasis en la Independencia y Autonomía de la organización obrera respecto al imperialismo, los patronos, los partidos y respecto al mismo gobierno, independientemente de la defensa del gobierno del presidente Chávez y de las conquistas obtenidas en el proceso revolucionario, porque los trabajadores deben tener autonomía organizativa y de lucha. Otros principios del movimiento sindical son la Soberanía, la elección democrática de la dirigencia con respeto para las minorías, la transparencia de gestión, el Poder de los Trabajadores, el derecho a la revocatoria de mandatos sindicales, la supeditación a los organismos sindicales superiores como las asambleas y el Congreso sindical. Igualmente consideran como un principio fundamental que las finanzas estén al servicio de los trabajadores y sus luchas y jamás al beneficio personal de los dirigentes.
Se habló de la necesidad, dentro del marco de la autonomía de la central, de que los trabajadores se esfuercen para lograr los 10 millones de votos para el presidente Chávez como parte de la lucha por preservar las conquistas del proceso revolucionario, la preservación de nuestras libertades democráticas amenazadas por la contrarrevolución y por el imperialismo y el aprovechamiento de las condiciones tan favorables que se han generado para la organización y avance de la conciencia de los trabajadores desde que arribó el gobierno bolivariano, pero empujando siempre hacia la profundización de la revolución.
El Encuentro votó una serie de resoluciones, incluídas resoluciones de solidaridad con trabajadores que están dando luchas, como los de Plumrose que habían ocupado la empresa durante los días de realización del evento. Hubo una resolución de solidaridad con el sindicalismo colombiano contra los asesinatos de sindicalistas que son una práctica sistemática de los paramilitares, bandas de sicarios y política de Estado en Colombia. Se aprobó la alianza con movimienos sociales en lucha como los que han protagonizado movilizaciones conjuntas recientemente, uniendo a los medios alternativos (ANMCLA), los campesinos (FNCEZ), los indígenas que resisten a la explotación del carbón y la invasión de sus tierras por transnacionales en Perijá, los pescadores, la pequeña minería, los trabajadores de empresas tomadas y recuperadas que pelean por defender el control obrero y la cogestión revolucionaria, etc.
Uno de los miembros de Aporrea y de ANMCLA, presentó una propuesta de resolución que fue aprobada, referente a la adhesión de los trabajadores y sindicatos de la UNT al Recursos de Amparo introducido por organizaciones civiles populares contra los dueños de la televisora Globovisión por violación de derechos humanos, como parte de la lucha por la socialización de los medios de comunicación rumbo al socialismo, en manos de las comunidades, los trabajadores, las organizaciones sociales.

Solidaridad de la UNT con los petroleros de Santa Cruz


Publicado

en

por

Etiquetas: