Crisis en el PTS: La necesidad de un debate en la izquierda

Spread the love

Como regla general, creo que no es correcto comenzar una discusión con una amenaza de severas consecuencias organizativas. Una discusión es una discusión: es un intento de convencerse el uno al otro. El balance de la discusión puede revelar puntos de vista irreconciliables y llevar a medidas organizativas. Pero es absolutamente claro que la perspectiva de tales medidas no puede considerarse como argumento……. Usted cita a camaradas que dicen que «la más mínima desviación del bolcheviquismo implica una ruptura con éste». Tal afirmación es absurda. Un partido viviente puede sólo alcanzar una política relativamente correcta, por aproximaciones sucesivas; esto es, por desviaciones sucesivas a la derecha y a la izquierda. Lo mismo es verdad individualmente para cada miembro del partido. Si analizáramos la historia del ingreso en el Partido Socialista, el trabajo en él y la ruptura con él, encontraríamos un número de ejemplos que ilustran esta idea. El vigor del partido y la habilidad de sus dirigentes se prueban por sus capacidades de asimilar las desviaciones parciales a tiempo y no permitirles que lleven a una ruptura completa con el marxismo.

En los últimos días nos hemos enterado por noticias que circulan por Internet de una nueva y tumultuosa ruptura en el PTS. Según estas informaciones en medio de un precongreso partidario, habrían sido expulsados de ese partido dos miembros de su dirección y varias regionales. Creemos que este grave hecho actualiza la discusión sobre la fragmentación de la izquierda y como revertir ese proceso.
Hemos querido comenzar este artículo con una larga cita de Trotsky, con el objetivo de abrir un debate político con los compañeros del PTS y con toda la izquierda. Todos los compañeros saben que estamos abocados a avanzar con diferentes grupos y dirigentes con una política de reagrupamiento nacional, política que también tenemos en el terreno internacional.
Esta orientación no es producto de la elaboración única de un dirigente, es producto de la elaboración colectiva de compañeros de Argentina y de otros países que han avanzado en estas conclusiones producto de un balance critico de nuestro desarrollo en los últimos 15 años en donde se cortaba el debate político sobre los procesos mas importantes de la lucha de clases, con medidas administrativas que terminaban en rupturas y crisis permanentes que son una derrota para el movimiento de masas y la vanguardia.
La izquierda debe reflexionar. La situación política mundial esta atravesada por un proceso creciente de enfrentamiento entre la revolución y la contrarrevolución, proceso en el cual los trabajadores y sus aliados rompen políticamente con las viejas direcciones, girando a la izquierda y avanzando al programa revolucionario, contradictoriamente la izquierda revolucionaria en ves de fortalecerse en el proceso se divide y fragmenta en infinidad de grupos.
Romper esta contradicción es uno de los desafíos mas importantes de la izquierda revolucionaria y eso solo se conseguirá cuando los diferentes grupos habrán el debate político sobre los procesos mas importantes de la lucha de clases buscando puntos mínimos de acuerdo que nos permitan avanzar en la tarea de construir un partido revolucionario con influencia de masas que apoyado en la energía revolucionaria de los trabajadores, luche por un gobierno de los trabajadores para construir el socialismo en argentina y en el mundo.
La crisis del PTS es la expresión en el terreno organizativo de una política sectaria y autoproclamatoria de la dirección, que opina que ellos son el único partido revolucionario y que los que no están de acuerdo con ellos son contrarrevolucionarios, la exigencia de la dirección del PTS a la minoría de que reconozca, antes de comenzar el debate, al PTS como el partido revolucionario, que reconozca que rompió con el morenismo etc. es la negación de Lenin, Trotsky. El partido Bolchevique se construyó en medio de los debates políticos más importantes de la época, en donde el desarrollo de tendencias y fracciones fue una constante y donde no se ponían condiciones para desarrollar el debate político.
La dirección del PTS defendiendo su postura declara que la delimitación política es «….opuesto al lloriqueo de los que consideran las inevitables delimitaciones políticas como una tragedia, e intentan grotescamente ocultar sus profundas diferencias, como los dos MSTs, que desde hace años se encuentran divididos en dos organizaciones que comparten formalmente un mismo nombre».
Esta sola expresión refleja que la dirección del PTS no entiende nada. El debate en el MST ha durado más de dos años y todos los compañeros conocen los documentos que acompañaron este debate en donde se expresan las diferencias políticas. Sólo después de este proceso de debate político y para ayudar a desarrollarlo el MST inició una experiencia inédita en al izquierda argentina y creemos internacional expresando públicamente sus posiciones a través de dos periódicos. En ese camino principista, que es el de desarrollar el debate político, las medidas organizativas deben acompañar el debate político para evitar estallidos y sobre todo expulsiones determinadas por un sector sobre otro.

Juan C. Ruso


Publicado

en

por

Etiquetas: