Venezuela

Spread the love

El II Congreso de la UNT

Ya vamos para los tres años desde que conformamos la actual Coordinación Nacional de la UNT. En este tiempo hemos llevado adelante muchas tareas sindicales, políticas y de organización de nuestra central. Desarrollamos numerosas acciones y reclamos: lucha por Convenciones Colectivas, peleas salariales, por condiciones de trabajo, por derechos de organización gremial, en solidaridad con otros sectores sociales. Todo eso lo hemos estado haciendo, a la misma vez que hemos marchado, reunido y salido a la luz pública, defendiendo el proceso revolucionario que vive nuestro país, cada vez que la oposición golpista y el imperialismo ha intentando quebrarlo.


Escribe: Orlando Chirino. Coordinador Nacional de la UNT

El hecho de que en este período, el primero en la existencia de la UNT, hayamos avanzado mucho y consolidado esta democrática herramienta de los trabajadores, no nos impide ver que hay todavía otros grandes desafíos por delante. Estos son viejos y nuevos problemas a resolver, que son parte de la lucha por la organización de todo los asalariados del país, es el compromiso para lograr una vida digna para millones de trabajadores y los demás sectores populares. Para nosotros, ese es el gran reto que tenemos cuando asumimos la profundización del proceso bolivariano.
Es en medio de esta realidad que desde hace meses venimos intentando realizar el Congreso Nacional de la UNT. Este evento lo consideramos imprescindible e inaplazable para afrontar con éxito el conjunto de tareas gremiales, sociales y políticas que tenemos por delante. Porque los desafíos, problemas y todas las acciones no dependen solamente de los dirigentes, sino de la confrontación de la lucha de clase y de la disposición del conjunto de los trabajadores. Por eso todos los compañeros de la Coordinación y de las corrientes de la central tienen que ser parte de la preparación del futuro de la UNT. Sin embargo, ningún sector dentro de la UNT puede chantajear, diciendo que lo excluyen, cuando lo que están haciendo es evadir estas responsabilidades o evidencian que no tienen interés en esta discusión y participación.
Al principio diversos sectores parecíamos ponernos de acuerdo para convocar el Congreso o Asamblea Nacional de Trabajadores, incluso definiendo la fecha en varias ocasiones, pero, con el correr de los meses, un sector de dirigentes, con distintos e injustificados motivos, vienen en los hechos evitando su realización. Son sectores sindicales con quienes nuestra corriente sindical nacional C-CURA (Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma) tiene muchas veces profundas diferencias políticas y metodológicas, aunque siempre hemos defendido y vamos a seguir defendiendo, la unidad de la UNT ante cada lucha, a la par que damos nuestras opiniones con toda libertad y responsabilidad.

Que sean los trabajadores y delegados los que decidan

Esas diferencias, a nuestro entender, no pueden ser motivo de división ni de excusa para no realizar el Congreso y las elecciones por las bases. El Congreso es un retardo de dos años que tenemos y es un hecho que hay una situación de crisis en la Coordinación que hace que la UNT no termine dando toda las respuesta que los trabajadores necesitan de parte de una dirección nacional legítima y unificada, lo que hace que postergar la realización de estos magnos eventos ponen en peligro la mejor conquista que ha obtenido los trabajadores en este proceso de cambio que vivimos. Confiamos que en el Congreso sean los delegados y trabajadores quienes decidan porqué, para qué y cómo tienen qué luchar y organizarse la UNT en la etapa que se abre.
Vamos a mantener e impulsar entonces la convocatoria al Congreso que ya habíamos definido para el 30, 31 de marzo y 1 de abril en Caracas. Esto es una necesidad de los millones de afiliados de la central, porque el país esta colmado, estado por estado, de problemas que afecta nuestra clase y conflictos sindicales que requieren nuestro asesoramiento y apoyo. No nos olvidamos tampoco que el Congreso o ANT es la instancia democrática de la base obrera de nuestra central y como dirigentes no creemos que nuestro rol sea el de violar un derecho de los trabajadores, estirando indefinidamente en el tiempo su convocatoria.

Queremos un Congreso que represente a millones

Queremos un Congreso que represente a millones, que debata los problemas de nuestra clase y de los sectores oprimido de la sociedad. Ese es el evento en donde todos debemos buscarle solución. Este Congreso debe servir para extender a más lugares nuestra organización sindical. Que resuelva como la UNT coordina cada vez más con los llamados trabajadores informales, campesinos y todos los sectores populares y organizaciones en lucha. Hay que ver como junto con ellos enfrentamos al imperialismo y sus socios venezolanos.
Nuestros detractores cargan la campaña que a nosotros no nos interesa el triunfo de Chávez. Estamos curados contra las calumnias. No obstante, hemos dado suficiente demostración que hemos defendido este proceso. Estamos sumados a la lucha electoral por 10 millones de votos para Chávez, pero eso si, queremos dejar, claro que nuestra central debe ser autónoma del gobierno, los patronos y los partidos.
¿En conclusión, cuál es nuestro norte?: avanzar en la unidad de nuestra lucha política y social y en la profundización del proceso revolucionario en el camino del socialismo y de conquistar más poder para los trabajadores y el pueblo. Y para ese objetivo no dudamos que podemos mar en unidad con todos los sectores que también quieran enfrentar a la burocracia y a la corrupción estatal que tanto daño le hace a nuestra revolución.
Durante estas semanas, vamos a recorrer el país convocando al Congreso. Vamos a resolver los temas pendientes de legalidad que tienen diversos sindicatos para que puedan participar en forma democrática, e insistiremos en seguir convocando una vez mas a todos los sectores que integran la UNT, a que respeten la convocatoria, a que impulsemos juntos el evento, y a que todos sepamos aceptar lo que la mayoría resuelva. Garantizando además que el propio Congreso discuta y vote la convocatoria a elecciones para la dirección de la central, elecciones democráticas y en donde de acuerdo al resultado todos los sectores estén representados en porcentaje acorde a lo que democráticamente los trabajadores decidan con su voto.
Estos son los desafíos y tareas que como dirigente de la UNT asumo junto a mis compañeros y compañeras que integramos a C_CURA. Defendamos el Congreso de la UNT, redoblemos la organización sindical para ir por más conquistas sociales y políticas. Nuestra central nacida tras el paro sabotaje petrolero tiene, como lo demostró en los heroicos días de su nacimiento, la fortaleza para asumir el tiempo que viene por encima de los escombros de la burocrática y golpista CTV.
No posterguemos más el evento que todos necesitamos, sepamos debatir con fuerza pero en unidad, hagamos de la UNT un bastión cada vez más fuerte del proceso revolucionario, sin vacilaciones ni métodos burocráticos. Pero con la confianza de estar haciendo lo mejor para los trabajadores: garantizar su Congreso, realizar los debates necesarios y votar las resoluciones políticas, de lucha y de organización para llevarlas adelante.


Publicado

en

por

Etiquetas: