Hezbollah

Spread the love

El Hezbollah (“Partido de Dios” en árabe) no existía antes de las invasiones de Israel al Líbano de 1978 y 1982. Esto lo suele decir en entrevistas su líder Hassan Nasrallah. La guerra civil desencadenada en el Líbano entonces permite al genocida Ariel Sharon perpetrar la masacre de Sabra y Chatila en 1982. La invasión de 1982 resultó una ocupación que duró 18 años con decenas de miles de libaneses y palestinos muertos hasta que en el año 2000 Hezbollah logra expulsar militarmente del Líbano al ejército del terrorista Estado sionista infligiéndole una dura derrota.
Además de nacer como una fuerza militar de resistencia ante el invasor colonial, Hezbollah se transformó en una importante fuerza política en el Líbano con más del 18% de representación parlamentaria y realiza una importante actividad de ayuda en salud y garantías sociales donde fracasó el propio gobierno libanés.
Al ser una organización musulmana shiita, Hezbollah tiene el apoyo de las poblaciones de muchos países como Siria e Irán, pero ese apoyo también se extiende a todo el mundo árabe ya que es considerado un legítimo movimiento de resistencia. En el Líbano en particular, el 60% de la población es shiita.
En Iraq, por ejemplo, el camino de Hezbollah es seguido por la organización del líder Muqtada al-Sadr que ganó la adhesión de millones de shiitas pertenecientes a los sectores más empobrecidos de la sociedad iraquí.
Hezbollah tenía una emisora de televisión que ha sido destruida por las bombas de Israel pero no ha evitado que sus líderes continúen transmitiendo sus mensajes por muchos otros medios.
En uno de sus ataques más espectaculares contra el imperialismo, Hezbollah dirigió una operación suicida en 1983 contra una base de marines en Beirut matando 241 de ellos y forzando a Ronald Reagan a retirar sus tropas del Líbano.

FM


Publicado

en

por

Etiquetas: