Hablan participantes de la reunión internacional

Spread the love

Ahmed Shawki

Contanos un poco sobre la ISO La ISO se fundó en 1977 y hoy somos más de 1.000, establecidos en muchas ciudades importantes del norte, y algunas del sur, donde somos bastante más débiles. Somos el grupo revolucionario más grande de Estados Unidos. Editamos un periódico semanal en inglés y español, el Socialist Worker, tenemos una revista bimensual, la International Socialist Review, y estamos encarando la edición de varios libros.

¿Qué cambió después del 1º de mayo, cuando entró en escena el proceso de los inmigrantes?

Lo más importante es la conciencia de que se puede. El movimiento ha estado más o menos callado últimamente, porque no hay una amenaza inmediata, al haber fracasado las leyes. Pero ahora está la organización de la próxima convocatoria que es para el día del trabajo, a principios de septiembre, para combinar las manifestaciones oficiales con manifestaciones por los derechos inmigrantes. Es importante saber que, históricamente, los sindicatos han estado a favor de los programas braceros y en contra de la inmigración “ilegal” hasta 1995, cuando revirtieron su posición.

¿Qué expectativas tenés del reagrupamiento internacional de los revolucionarios?

Primero, creo que lo más importante por el momento, más que el reagrupamiento en sí, es desarrollar relaciones entre las organizaciones. Porque ahora que Latinoamérica está encabezando la lucha a nivel internacional, y Norteamérica esta encabezando el esfuerzo por frenarla, tenemos un profundo interés en común. Segundo, la mayoría de las corrientes trotskistas se han soltado un poco. Han empezado a examinar las fortalezas y debilidades de sus organizaciones. Y creo que todos tenemos experiencias valiosas que pueden dar mucho fruto, no para recrear el pasado, sino para construir algo apuntando hacia el futuro.
Tercero, sobre el reagrupamiento, hay que notar que no hay una Internacional hoy. Ni siquiera hay una tendencia internacional que pueda decir tener una influencia sustancial en un número importante de países. Pero el internacionalismo y la colaboración internacional es más importante que nunca. Entonces el dar los pasos iniciales
hacia una colaboración internacional que apunte a un reagrupamiento internacional es algo con lo que nosotros acordamos plenamente.

¿Cómo ves al MST y las relaciones que hemos desarrollado?

Creo que hemos pegado un gran salto este año, especialmente con el hecho de que tenemos tres compañeros militando en Argentina, y con que tenemos el plan de convocar un seminario juntos. Creo que hemos establecido una base muy fuerte sobre la cual avanzar en un trabajo mucho más significativo, que también se demostrará en cualquier publicación que saquemos, y será un punto de referencia para otros compañeros a nivel internacional. Así fácilmente podremos, en un período de un año, estar hablando, no de cuatro o cinco, sino de ocho, nueve, diez grupos significativos participando en un reagrupamiento. Si logramos eso, habremos logrado algo importante.

¿Qué significancia le das a la reunión de ayer?
Lo más importante es que toda esta gente estuvo; haber podido organizar esta reunión después del 5º Congreso del MST que, de lo que yo pude ver de los resultados, fue una experiencia muy positiva. La reunión propuso varios pasos concretos que son abiertos, que permitirán que otros participen. Creo que esto es un logro modesto pero muy importante; un logro mucho más concreto y significativo que los de los anteriores seminarios. Mi intención ahora es volver y armar una comisión para elaborar estos temas, y esto nos obligará a elaborar y poner en papel nuestra posición sobre el imperialismo, la situación internacional, no sólo para el seminario, sino que nos servirá a nosotros también.

Entrevistó: Carlos Miranda
Traducción: Federico Moreno


Publicado

en

por

Etiquetas: