Hospital Mercante de José C. Paz

Spread the love

Los trabajadores luchan y enfrentan a la patota

El conflicto del Hospital Mercante es un emergente de la grave crisis sanitaria que atraviesa la provincia de Buenos Aires. En mayo, con la renuncia de médicos de pediatría empieza la debacle de ese servicio esencial para una población que abarca José C. Paz, Malvinas Argentinas y Pilar que se estima en 110.000 niños. Los pediatras cansados de atender a 200 pacientes por guardia, en general con problemas de salud agudos o crónicos, en condiciones inapropiadas y con un sueldo miserable (un becario cobra $900 mensuales por 24 hs. semanales y un reemplazante de guardia unos $1000 a $1200) se rebelaron y exigieron a la dirección del hospital una urgente solución basada en nombramiento de personal en planta permanente. Pero ante la negativa de la dirección así como del ministro de salud Claudio Mate y del gobernador Solá de incorporar dicho personal se hicieron jornadas de protesta, paros y denuncias públicas, explicando esta situación.
Pero la misma no se solucionó. Entonces pediatras y enfermeros empezaron a evacuar a los pacientes internados y a derivarlos a otros hospitales. Esto motivó duras críticas de Mate que esta vez sí salió a responder ante los medios diciendo ¡que los pediatras ganan $2500 por mes y que hay 250 camas de terapia intensiva pediátrica en la Pcia de Bs. As!. Como mentira es muy burda y fue en respuesta a la muerte de un chico en la guardia del Mercante por falta de derivación afectado por un cuadro respiratorio grave. Esto originó que se repitieran paros y que obligados por la presión de la CICOP y en menor medida de ATE provincia, el ministerio firmara un acta comprometiéndose a nombrar pediatras, enfermeros y camilleros, ¡y hasta prometieron una ambulancia equipada para terapia intensiva pediátrica!. Pero estas promesas nunca llegaron. La situación se tensó y en agosto el servicio nuevamente fue evacuado. Pero esta vez con renuncias masivas.
El servicio de pediatría quedó con solo 8 médicos nombrados y atendiendo solo emergencias por guardia. Nada de internación, nada de consultorio.
Pero la crisis se terminó de agravar cuando los pediatras encabezados por el Dr. Mario Vinocur son amenazados a través de un volante de una supuesta organización “Peronismo Autoconvocado” por “traidor, ladrón y vendepatria”. Esto provoca el éxodo de los pediatras ante las amenazas y la falta de seguridad que los motiva a tomarse licencias.

¡El hospital se quedó sin pediatras!

Y este hecho ni siquiera conmovió al ministerio que sigue prometiendo nombramientos que nunca llegan!. Encima, un conocido delincuente político local llamado Denuchi que proviene del riñón del intendente kirchnerista Mario Ishii, ahora enfrentado con él por la “torta” municipal, convoca a los “vecinos” por los medios locales para el 13/9 a una “pueblada” en la puerta del hospital para “repudiar” a los médicos.
Esto no es otra cosa que una patoteada, los supuestos “vecinos” son punteros y diversos delincuentes apañados por el poder y no tienen otra intención que amedrentar a los que luchan por sus derechos a la vez que quieren “municipalizar” el hospital, paso previo a la privatización como ocurrió con el vecino municipio de Malvinas en el que la atención de la salud de la población está totalmente arancelada.
Los trabajadores del hospital convocaron a dos asambleas masivas. El 7/9 se pidió la renuncia a todos los directores y el 8/9 una nueva asamblea enfrentando las maniobras de la dirección que fue a romperla, votó mayoritariamente una jornada de defensa del Hospital Mercante el 13/9. Esta jornada es convocada por la CICOP y la Junta Interna de ATE del hospital, por los delegados de oposición del Sindicato de Salud Pública que vencieron recientemente a la burocracia y por los asambleístas que vienen organizándose democráticamente. Se votó una Comisión para ir al Ministerio que fue recibida por altos funcionarios y se llamó a todas las entidades políticas, sociales y sindicales de la zona. La CICOP llama ese día una jornada provincial de protesta por recursos humanos para los hospitales, aumento salarial equiparando al ingresante a la carrera hospitalaria a la canasta familiar que es de $2200. Hay que rodear de solidaridad al Mercante. Si gana el Mercante ganamos todos los trabajadores de la salud provincial y municipales, gana la salud pública y gratuita y se debilita el modelo privatizador que el Ministerio de Salud y Solá quieren imponer.

Vilma Guzmán Delegada de ATE Hospital Mercante.
Orlando H. Restivo Secretario Gremial de la seccional
Hospital Belgrano – CICOP


Publicado

en

por

Etiquetas: