Palacios abandona la UTA por fraude

Spread the love

Después de 22 años al frente de la Secretaría General de la UTA, Juan Manuel Palacios, “mano derecha” de Moyano. la abandona acusado de fraude.
Es que con su hijo y Fernández, actual secretario adjunto y futuro secretario general del sindicato, compraron un “campito” de 380 hectáreas en Henderson, provincia de Bs. As., una de las tierras más ricas del país.
Lo hicieron a través de la empresa Calema SA, con la que ya en otros tiempos contribuyeron generosamente a la campaña electoral presidencial de Rodríguez Saa, al que él y Moyano apoyaron en el 2003.
El escándalo del fraude viene a completar la investigación de la AFIP contra Jorge Viviani secretario de los taxistas, otro importante moyanista, por haber desviando fondos de la obra social del sindicato a personas que nada tienen que ver con el gremio y a la denuncia de la SIGEN sobre una deuda de 300 mil pesos que las obras sociales sindicales poseen sin justificar con la APE (Administradora de Pensiones Especiales).
Palacios dice que se va por que es hora de jubilarse, raro argumento en dirigentes sindicales que no largan el sillón hasta que mueren. Moyano trata de zafar diciendo que a los “gremialistas” siempre los acusan falsamente. “Fuentes gremiales atribuyeron al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, una «operación política» en contra del sindicalismo y en favor de la Superintendencia de Servicios de Salud, que conduce su aliado Héctor Capaccioli.” (La Nación 16-09-06)
Lo cierto es que como es del saber popular ninguno de estos sindicalistas vive como un simple trabajador. Abultadas billeteras, casas y autos de lujo, etc. son un denominador común en este sindicalismo, que se hizo rico a fuerza de traicionar luchas obreras en connivencia con las patronales y gobiernos de turno.
La Justicia y los distintos organismos estatales de control, rara vez a investigado estos desfalcos contra los fondos de los trabajadores. Nada podemos esperar de esta Justicia corrupta que defiende los intereses de la patronal y el gobierno, que necesitan a estos dirigentes para imponer sus planes de ajuste.
La caída de Palacios, no puede entenderse sólo por una interna política como intentan explicar sus amigos. Lo cierto es que las luchas de los trabajadores han debilitado la pasada fuerza de estas dirigencias, y esta surgiendo una nueva vanguardia obrera que, como en la UTA el Cuerpo de Delegados del Subte, más temprano que tarde, recuperará junto a los nuevos delegados del transporte colectivo, a la UTA para sus verdaderos dueños, los trabajadores.
Un burócrata menos…mejor para los trabajadores y sus luchas.

Gustavo Gimenez


Publicado

en

por

Etiquetas: