Luciana Genro: reelecta Diputada Federal por el PSOL

Spread the love

«La elección mostró que existe otro camino»

¿Cuál es el significado de la votación que alcanzaste?

Los casi 7 millones de votos logrados por Heloísa Helena fueron una clara demostración del que existe una parcela significativa del pueblo brasileño que busca una alternativa. En Río Grande do Sul nuestro mandato tuvo también este carácter: mostró que existe otro camino para Brasil que no es el sometimiento al capital financiero o la rendición a la corrupción y el balcón de los negocios de la política tradicional.

¿Cuáles son las diferencias entre esta campaña y la que realizaste en el 2002?

Desde nuestro primer mandato de diputada estadual y particularmente en el segundo cuando gobernó el PT en el Estado, la marca de la coherencia fue el destaque del perfil que construimos. En la campaña del 2002 aún dentro del PT, ya demostramos nuestra diferenciación pues, en defensa de los trabajadores en educación, ya habíamos enfrentado el PT y al gobierno estadual de Olivio Dutra.
En esta campaña, esta demarcación se amplió y consolidó. El hecho de que hemos enfrentado el gobierno Lula y la cúpula del PT, hemos sido expulsados del PT (Babá, Heloísa y yo) fue la demostración cabal de que nuestro mandato estaba al servicio de las luchas del pueblo, que no estábamos en busca de carreras políticas o del poder por el poder.
Al salir del PT y construir el P-SOL enfrentamos un gran riesgo electoral pues la dificultad de lograr el cociente para elegir diputados fue muy grande. Por el PT en 2002 logré casi 100 mil votos y fui la cuarta más votada del partido. No teníamos la preocupación con el cociente mínimo de votos porque para un partido grande esto no es problema. Pero ahora era yo quien tenía la responsabilidad de lograr la mayor parte de los cerca de 200 mil votos necesarios para que el P-SOL eligiese un diputado federal en el Río Grande do Sul. Con 185 mil votos fui la cuarta más votada de todos los diputados electos y la primera en votos en Porto Alegre, donde la leyenda del P-SOL logró más del 10% de los votos para diputado federal. No fue una tarea fácil, aún más con pocos recursos y tiempo de televisión. Vencemos con la fuerza de nuestra militancia.

¿Cuáles son los desafíos que tiene tu mandato en este próximo período?

Tenemos grandes desafíos por delante. En primer lugar enfrentar el futuro gobierno, sea él quien sea. Tanto Lula como Alckmin preparan grandes ataques a los intereses de los trabajadores. Ambos defienden (no públicamente pero sus “especialistas” ya trabajan en ello) una reforma laboral con el objetivo de atacar los derechos duramente conquistados por la clase trabajadora en décadas de lucha: el aguinaldo, las vacaciones, el fondo de despidos. También preparan una reforma de la seguridad social que va a perjudicar los jubilados del sector público y privado, que ya ha sido extremadamente perjudicado por la pérdida de derechos y por el congelamiento de sus beneficios. Ambos también se proponen mantener la actual política económica que promueve una concentración de renta brutal: los más ricos se apropian del 8,5% del PIB a través del pago de intereses recibiendo en promedio 600 mil reales por año. Ya los más pobres, cerca de 75 millones de personas, se quedan apenas con el 3% del PIB transferidos a través de programas de asistencia social que distribuyen cerca de 800 reales al año. Otra consecuencia es la trasferencia de renta brutal de los asalariados y de la clase media para el sector financiero. Injusticias que ninguno de los dos candidatos va a rever. Al contrario, están totalmente comprometidos con esta política. Por eso nuestro mandato va a estar en la línea de frente de la resistencia a todos estos ataques, colocando el P-SOL en la vanguardia de la organización de la lucha del pueblo. También tenemos la misión de ayudar en la organización y consolidación de nuestro partido, enraizándolo cada vez más en los sindicatos, barrios pobres y movimientos sociales. No menos importante es nuestra la interlocución con nuestros camaradas latino americanos, en especial con el MST de argentina, los compañeros de Venezuela, de Bolivia, Perú… Tenemos plena conciencia de que el desarrollo de la lucha en Brasil pasa por una integración continental y para eso el P-SOL tiene un papel fundamental.


Publicado

en

por

Etiquetas: