Nosotros también somos PSOL

Spread the love

Un emotivo festejo en la noche del domingo y un asado en el local central el lunes coronaron el triunfo de reelegir a Luciana como diputada federal, la obtención de diputados nacionales y provinciales y la gran votación deHeloisa Helena. «Un nuevo partido contra la vieja política» es una realidad en Brasil.
Fue una pelea desigual, «David contra Goliat», como le gustaba decir a Heloisa. El PT y el PSDB contaban con millones y millones de reales, la mayoría obtenidos mediante la corrupción y el robo de las arcas públicas. Tenían muchísimo más tiempo de televisión y radio. Invadieron los paredones de pintadas y toneladas de afiches coloridos y enormes, gigantezcos camiones de sonido propagandizaban a sus candidatos. Llenaron las calles de banderas y pancartas moviles, sostenidas por «militantes» de alquiler electoral.
Aún con este aparato en contra, el P-SOL salió airoso del desafío porque tiene una política amplia y de izquierda, expresada claramente en los espacios televisivos, radiales y gráficos. Porque tiene candidatos con garra y tradición combativa que estuvieron en la primera línea de la pelea electoral. Porque realizó una enorme actividad en cada una de las distintas localidades del estado, en los lugares de concentración masiva, en los barrios y en puerta de fábrica. Todo con el esfuerzo de la juventud barrial y universitaria, de los trabajadores, de las mujeres, tanto militantes como amigos y simpatizantes que llegaron a pasar varias jornadas sin dormir en la disputa por el voto.
Fue un gran esfuerzo, pero valió la pena. Ricardo (Norte), Soledad (Córdoba), Carlos (La Matanza) y yo de nuestro partido tuvimos la suerte de participar de la campaña junto a los compañeros haciendo una experiencia que nos enriquece políticamente.
El resultado es una confirmación tajante del camino a seguir: unidad de la izquierda y los luchadores, de las personalidades independientes y de todos los que quieran disputar en serio contra los viejos dirigentes patronales, amplitud para poner los acuerdos por encima de las diferencias y en ese camino profundizar las propuestas programáticas. En definitiva, es una prueba de la necesidad de avanzar en el reagrupamiento tanto en la Argentina, como en todo el mundo buscando los mejores caminos para llegar al movimiento de masas, alejándonos cada vez más de las variantes sectarias y autoproclamatorias.
Estamos contentos y agradecidos a los compañeros brasileños por la hospitalidad que nos brindaron y por habernos permitido ser parte del fortalecimiento de una alternativa en Brasil que alumbra el camino a seguir en otros países.

Rubén Tzanoff


Publicado

en

por

Etiquetas: