Recaudación en aumento

Spread the love

¿Qué esconde el Presupuesto del Gobierno?

En estos días se está discutiendo el presupuesto 2007, es decir lo que dice el gobierno que va a hacer con todo lo recaudado en el próximo año. Desde el ministerio de economía tratan de presentarlo como “superador” con respecto al del año pasado, argumentando que habrá mayores inversiones en educación y que contempla aumento a los jubilados. En cambio la oposición lo critica diciendo que “todo el presupuesto del año próximo es una gran ficción que desvirtúa el rol del Congreso” porque hay más de 8.000 millones de pesos que no serán discutidos en el mismo. ¿Qué es lo que esconde el presupuesto de Kirchner? Es solamente un problema ¿“de discusión democrática en el congreso”? ¿O el problema es de fondo? ¿Qué presupuesto necesita el pueblo argentino?

El martes 26/09 la ministra de Economía, Felisa Miceli, presentó formalmente en el Congreso el proyecto de Presupuesto 2007 que prevé un crecimiento de 4 por ciento, una variación de precios (inflación) de entre 7 y 11 por ciento y un incremento de haberes jubilatorios de 13 por ciento a partir de enero. Con un total de gastos previstos de 121.000 millones.
Desde la oposición (CTA, ARI, etc.) lo vienen criticando porque dicen que al considerar un crecimiento del PBI de sólo el 4% en realidad se está subestimando la recaudación, y por lo tanto el gobierno dispondría de más de 8.000 millones (es probable que la recaudación supere los 140.000 millones) para “gastos reservados” que en un año electoral significa que se utilizará la mayor parte para hacer campaña electoral por la re-elección de Kirchner, y ésta es de las mayores preocupaciones de los partidos tradicionales opositores.
Desde hace ya 3 años (y se espera lo mismo para el 2007) la recaudación en la Argentina viene aumentando por encima de las previsiones y de las metas firmadas con el FMI (que contemplan un superávit fiscal superior al 3%). ¿Por qué sucede esto? En realidad por varios factores, en primer lugar porque se parte para comparar de la obtenida en el 2002, el peor momento de la crisis post-argentinazo. En segundo lugar porque hay una recuperación de la actividad económica año tras año que está alrededor del 9% anual. Y en tercer lugar porque desde el gobierno y su equipo económico se utiliza el falso recurso de subestimar el crecimiento para que, una vez que el mismo sea superior al previsto ingresen más recursos y de esta manera Kirchner cuente con más plata fresca para usarla a su antojo. Por ejemplo, en este año contará con cerca de 12.000 millones más de lo previsto (en los últimos 3 periodos suma más de 30.000 millones). Si uno saca del presupuesto los gastos que no se pueden discutir, como pagar los sueldos, el resultado es que gracias a los “superpoderes”, Kirchner dispone de más del 50% del presupuesto para asignarlo a dedo.

Recaudación: ¿De dónde sale y para qué se usa la plata?

El problema de la recaudación, para los trabajadores y el pueblo no es principalmente el que mencionan los supuestos opositores, que se quejan porque no van a poder discutir ellos, que se hace con los 8.000 millones que sobrarían según lo previsto. El problema de fondo, para nosotros es de dónde sale la mayor parte de la plata que recauda el estado y a qué se destina, esto es lo que no dicen claramente los diarios.
El mayor ingreso viene del IVA (38% del total) que es el impuesto que pagamos todos por igual al comprar el pan o cualquier otro producto, y lo paga por igual el desocupado o un multimillonario, y como los ricos son muy pocos, la resultante es que la inmensa mayoría de lo recaudado por el IVA lo pagan los sectores populares.
El segundo ingreso (24%) es por impuesto a las ganancias. Que debido al techo que impuso el gobierno también lo pagan los trabajadores cuando ganan un poco más que la canasta familiar y no sólo los ricos. Sin contar que muchas empresas privatizadas no pagan este impuesto.
Ahora bien, ¿cuál es el destino que le pretenden dar a lo recaudado? El gobierno dice que aumentará el gasto en educación, seguridad social (jubilaciones) y en aumentos de salario para el sector público. Pero en realidad oculta que la mayor parte del presupuesto irá a pagar la deuda externa, en parte lo ya pactado en concepto de intereses y vencimientos de bonos emitidos, pero fundamentalmente se dispone a pagarle 6.800 millones de dólares al Club de París (ver nota) cuya deuda estaba en default y que ahora pretenden cobrar. Otra parte de este dinero que ingrese por encima de lo previsto el gobierno lo usará, como lo viene haciendo en estos últimos años para aumentarles el subsidio a las privatizadas (especialmente electricidad, gas y agua como modo de “compensación” por no poder concederles aumento de tarifas) y el resto será usado para favorecer a las provincias que le sean fieles y para hacer campaña electoral.

Un país más rico con gente cada vez más pobre

El gobierno dice que baja la pobreza, la indigencia y que aumenta el trabajo en blanco. Aún admitiendo que esto fuera cierto, las propias cifras que da el gobierno hablarían sólo de pequeñas e insignificantes mejorías en estos puntos. La pregunta entonces es: ¿Por qué a pesar de 3 o 4 años de crecimiento a niveles del 9% anual y de recaudaciones récord no estamos mejor? Lo que sucede es que el “trabajo sucio” ya lo hizo Duhalde, con la mega devaluación que nos dejó a todos 3 veces más pobres y toda esta “recuperación” económica de los últimos años se ha concentrado en manos de unos pocos como siempre, mientras que sólo un poco más de 2,4 millones de trabajadores, sobre un total de 16 millones, ha recuperado el nivel salarial según la inflación, mientras que las ganancias de los grandes capitalistas se ha multiplicado y la mayor parte de la plata se la llevó el pago de la deuda externa.

¿Qué presupuesto necesitan los trabajadores y el pueblo?

Desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores decimos que no acordamos con las salidas del tipo “shock redistributivo” que plantea la CTA y la centro-izquierda. No queremos discutir qué hacemos con las migajas que le sobran a los ricos. Decimos que debemos cambiar totalmente el esquema de recaudación, eliminando el IVA (con lo que deberían bajar los precios de los productos de consumo de manera inmediata) y eliminando el impuesto a las ganancias a los trabajadores, y aumentar el impuesto a las ganancias de los ricos de manera progresiva de acuerdo a las mismas. Hay que renacionalizar todas las empresas privatizadas, empezando por YPF, el gas, etc. Con esta forma de recaudación al servicio del pueblo y los trabajadores y no de un puñado de multinacionales, habría recursos de sobra para aumentar realmente el gasto en materia de salud y educación. Alcanzaría para aumentar las jubilaciones y los salarios de todos los empleados públicos por encima de la canasta familiar. Y también hay que dejar de pagar la fraudulenta deuda externa, que se lleva la mayor parte de las riquezas del país, empezando por suspender de inmediato todas las negociaciones con el Club de París.

Gerardo Vera


Publicado

en

por

Etiquetas: