Mi experiencia con las compañeras del MST

Spread the love

En el Encuentro tuve la oportunidad de hablar con mujeres de todo el país de los problemas que sufrimos las mujeres globalmente y de cómo respondemos con la lucha.
Yo fui al taller de Lesbianismo, donde discutimos las formas de discriminación contra la población lesbiana, gay y otros que rompen con los roles tradicionales de género. La ideología sexista, que dice que por su sexo biológico las mujeres deben cumplir las responsabilidades domésticas y no participar en política y en la vida pública, es vergonzosa. Igualmente errónea es la idea de que se obligue a elegir amantes solamente del otro sexo. Aquellos que no se conforman, son castigados.
Acá en la Argentina, en mi país – los EEUU – y en casi todo el mundo, las parejas gays y lesbianas no tienen los mismos derechos civiles que las parejas hetero sexuales: no se pueden casar, no pueden adoptar y no pueden recibir los mismos derechos y beneficios de “la familia”. La falta de igualdad legal sirve para justificar otras formas de discriminación aun más graves que forman parte de la realidad de la población gay en todo el mundo, especialmente los de la clase obrera: en algunos casos le son rechazados los servicios de salud y otros servicios civiles y son echados del trabajo. La violencia, los abusos sexuales y asesinatos contra esas personas siguen, y sin solución por parte de los gobiernos capitalistas. Es una cuestión importante de derechos humanos, los cuales ni Kirchner ni, obviamente, Bush logran asegurar.
Estoy muy contenta por haber compartido esa y otras discusiones como la del aborto con las compañeras del Encuentro. Sobre todo, fue importante compartir la experiencia con las compañeras del MST porque juntas luchamos por la verdadera liberación de las mujeres y de todos los oprimidos: por una sociedad socialista.

Jocelyn Blake
ISO – Estados Unidos


Publicado

en

por

Etiquetas: