Habla un trabajador del organismo

Spread the love

Intervención en el INDEC

Alternativa Socialista tuvo la oportunidad de entrevistar a un trabajador del INDEC, quien pidió mantenerse en el anonimato por la complicada situación de los trabajadores de ese organismo, producto de la intervención dispuesta por Kirchner. En las líneas siguientes nos proponemos dar a conocer cómo trabaja el INDEC, y cuál es su situación desde el inicio del conflicto.
¿Cómo comenzó el conflicto?

La medida que hizo estallar todo por los aires fue la decisión del gobierno nacional de destituir a la directora del IPC (Índice de Precios al Consumidor) y reemplazarla a dedo poniendo una
interventora sin
experiencia en el
manejo estadístico.
Todo esto fue de improviso. Ese día dentro del edificio había personal de «seguridad» sin identificación, que incluso no permitieron el ingreso a varias oficinas.
Para entender esto hay que saber la importancia del índice IPC, que es uno de los que impacta en el cálculo final de la inflación. Tener un índice bajo de IPC, le significaba al gobierno una inflación baja con la cual negociar aumentos salariales bajos en las paritarias que se vienen a nivel nacional.
Además de esto se estaría estudiando cambiar la composición de la canasta básica. Teniendo un INDEC con altísima influencia por parte del gobierno, posiblemente esto termine en una canasta que no cuente los productos que más aumentaron, ni tampoco los productos estacionales y la medicina prepaga.
Se están cometiendo muchas irregularidades en este tiempo. Se está a un paso de la violación del secreto estadístico, por un lado porque pretenden conocer los comercios donde se encuestaron los precios, cuestión que debe ser totalmente reservada, lo que produce que los comercios o se nieguen a dar información, o que directamente den información falsa para no sufrir la persecución oficial. Pero además desde la intervención hasta hoy, han traído mucha gente sin experiencia a trabajar, con permisos de acceso a varias áreas, lo cual no debería ser permitido porque el INDEC funciona con información parcelada, es decir que cada área maneja sólo una parte de la información, para mantener el secreto estadístico.
Como frutilla del postre puedo agregar que ahora los datos los «limpian» primero los funcionarios y luego se ingresan en la base del INDEC, lo cual significa que desde el vamos los números con los que trabajan los técnicos podrían estar distorsionados.

¿Y la reacción del personal ante la intervención cuál fue?

Primero que nada te comento que aproximadamente dos tercios del plantel del INDEC es con contrato temporal, precario, y además no se respeta el «a igual trabajo igual remuneración». Lógicamente esto genera miedo en los compañeros, y más aún ahora que hay mucha presión en las distintas áreas y gente desconocida trabajando al lado de uno.
Pero apenas trascendió la intervención, hubo una organización espontánea. Primero salieron los técnicos, porque son contratados y porque fueron los primeros que vieron que manipulaban su trabajo. A partir de allí surgieron varias iniciativas, se hizo una carta pública, y además se empezó a ver que esto iba a afectar a otras áreas del INDEC. Que empezaban por el IPC, pero que si no se hacía algo, pronto el gobierno comenzaría a intervenir otros índices o a inventar los suyos propios.
También hay que tener en cuenta que se hace muy difícil resistir estos embates porque son órdenes directas del Ejecutivo, con declaraciones de ministros acusando a los trabajadores de «subversivos y mafiosos». Por eso sin el apoyo de la sociedad es muy difícil dar la pelea.

Y los sindicatos… ¿no jugaron ningún rol?

UPCN directamente se borró y ATE se quedó por detrás, aunque después se intentó acomodar y llamó a algunas asambleas. La organización de los trabajadores se dio más de forma espontánea. Hubo decisiones por consenso y se eligieron voceros para hablar con la prensa.

¿Qué salida ves para esta situación?

Evidentemente el gobierno está pagando un altísimo costo político por esta intervención y manipulación de métodos estadísticos. Quizás uno de sus objetivos sea desprestigiar al INDEC para poder elaborar sus propios índices, como hacía Lavagna por ejemplo, que difundía su propio índice de pobreza, menor al que publicaba el INDEC.
Queda claro que el primer paso es entender que el INDEC es un organismo técnico del Estado, no político. Por eso debería tener autonomía como el CONICET o la UBA, porque eso permitiría un mejor organismo sin la intromisión e intervención de los gobiernos de turno.

Entrevistó Juan Pablo Correa


Publicado

en

por

Etiquetas: