Elecciones en Buenos Aires

Spread the love

La izquierda ante un desafío

Ante las elecciones porteñas del 3 de junio, y el vencimiento para la presentación de alianzas el 3 de abril, hacemos un llamado al conjunto de la izquierda orgánica e independiente a presentar una alternativa unitaria para dar la pelea electoral.

El adelantamiento de las elecciones en la Capital aceleró los tiempos de definiciones.
Por un lado obligó a Macri a volver a presentarse como jefe de gobierno porteño. Es que el empresario tenía miedo de naufragar en la Capital unos meses antes de las presidenciales. Algo parecido le pasó a Carrió, razón por la cual primero amagó que se bajaba de su candidatura a presidente, para después barajar a algún candidato “sorpresa” para que encabece la lista del ARI. Filmus, el candidato con la bendición presidencial, no levanta cabeza. Eso ya está preocupando mucho a la Casa Rosada, y por eso quieren sellar un acuerdo con Heller e Ibarra, el responsable político de la masacre de Cromañón. Mientras tanto Telerman pretende seguir gobernando la ciudad, a pesar de no haber solucionado ninguno de los grandes problemas que aquejan al pueblo porteño como la situación de la salud y la educación, la falta de viviendas, las inundaciones, como lo demuestra la situación de los habitantes de la Bajo AU7, ex Villa Cartón.
La falta de solución de los problemas concretos de la población como la inflación y los bajos salarios, junto a otros problemas urgentes que se profundizan generan un gran espacio político que podría ser capitalizado por la izquierda si supera su dispersión actual.

Hace falta una nueva izquierda

Es necesario resolver la dispersión si queremos que la izquierda avance. Somos concientes de que este grave problema obedece a razones políticas, a que hay distintos proyectos y algunas de estas diferencias son estratégicas. Nuestra propuesta –que venimos planteando desde estas páginas, en actos, charlas y en nuestra militancia cotidiana, y que también se plasmó en la “Carta abierta a la izquierda, los sectores populares, las personalidades y luchadores independientes” (AS 443, 6/12/06) firmada por Patricia Walsh, Marcelo Parrilli y Vilma Ripoll- consiste en la necesidad de pelear por construir una nueva cultura política de izquierda, que debe ser amplia, unitaria y no dogmática. Que sepa llevar adelante los debates sin imposiciones. Creemos que esta nueva izquierda debe nutrirse fundamentalmente de los miles y miles de activistas, personalidades, intelectuales, jóvenes y trabajadores que, sin pertenecer a ninguna organización partidaria, se reivindican de izquierda y militan por una salida para los trabajadores y el pueblo. No es casual que sea entre los militantes de izquierda independiente donde encontramos una mayor recepción a esta política.

La unidad es necesaria

Desde hace un tiempo hemos venido desarrollando un debate que pretendemos sea honesto y a fondo. Sabemos que tenemos diferencias entre las organizaciones de izquierda, pero creemos que es necesario buscar los puntos de acuerdos para poder avanzar en una unidad, aunque más no sea electoral. El Partido Obrero viene sosteniendo una política de autoproclamación y sectarismo que lo lleva, por ejemplo, a no aceptar ni siquiera, reuniones para debatir la posibilidad de lograr algunos puntos de acuerdo. O el Partido Comunista que, en su giro a impulsar experiencias de centro-izquierda, está a punto de cometer, en la Capital, el error de acompañar a Heller en su alianza con el kirchnerista Filmus. Ya hemos planteado en muchas ocasiones nuestras diferencias con estos proyectos. Pero creemos necesario reiterar un llamado a la reflexión. Si reflexionan y cambian puede existir una probabilidad de conformar alguna unidad, aunque sólo sea en el terreno electoral. Hay una base programática para lograrlo, mientras seguimos debatiendo nuestras diferencias. Y en lo que hace a las candidaturas se podrían encontrar mecanismos para definirlas.
Por que si se alcanzara la unidad sería un paso adelante para la izquierda y los sectores populares. Sería, además, una manera de disputar el espacio a los candidatos del sistema.

Todavía hay tiempo…

Estamos dando este debate porque creemos que es necesaria la unidad. La presentación de listas vence el 3 de abril y todavía hay tiempo para lograr una lista unitaria de la izquierda ante las elecciones porteñas. Hace falta la voluntad política de lograrlo.
Por eso, como en otras oportunidades, con cartas, artículos y en reuniones llamamos a las organizaciones de izquierda, como el Partido Obrero, el Partido Comunista, a que cambien y se dispongan a debatir la necesidad de una unidad de izquierda, lo mismo a Luis Zamora y el resto de la de izquierda, y a las bases de la CTA. Una unidad que nosotros creemos que no debe ser sectaria, para poder dialogar con los sectores que rompen con los viejos partidos, y tampoco oportunista en el sentido de reeditar experiencias de centro izquierda que ya fracasaron.
También llamamos a todos los compañeros independientes que coincidan en la necesidad de esa unidad y en la importancia de construir una nueva izquierda, a acompañarnos para fortalecer la pelea por lograr estos desafíos.

Juan Pablo Correa

Ver notas

Filmus acuerda con Ibarra y Heller

Carrió de nuevo a la presidencial


Publicado

en

por

Etiquetas: