La crisis de los regímenes latinoamericanos

Spread the love

Ecuador no es una isla en medio del Océano Pacífico. Su estructura económica y social, aun con sus propias particularidades, esta inmersa en un subcontinente (Sudamérica) que desde el Caracazo de 1989 y la caída de decenas de gobiernos a través de la movilización de masas, está haciendo trizas los regímenes, y los partidos e instituciones que los sostienen, en todo el continente.
En algunos países esto se refleja en la derrota electoral de los partidos tradicionales sostenedores de los regímenes “bipar-tidistas”. Eso sucedió con el triunfo del Frente Amplio en Uruguay o la irrupción del PT en Brasil. En algunos otros países fueron verdaderas revoluciones las que tiraron gobiernos sostenidos por esos partidos lo que llevó a nuevas representaciones políticas. Es el caso de las revoluciones que tiraron gobiernos en Bolivia y en Ecuador. En Bolivia el MAS de Evo Morales se impuso ante los tradicionales partidos del otrora “Alto Perú”. En Ecuador, fue el triunfo de Rafael Correa, casi sin estructura partidaria, el que refleja ese proceso en el cual durante 10 años existieron 8 presidentes, tres de los cuales fueron derribados mediante la movilización revolucionaria del movimiento de masas. En Venezuela, fue la subida al poder de Hugo Chávez, años después del Caracazo, quien dirige el proceso más avanzado en cuanto al enfrentamiento con el imperialismo, donde la movilización revolucionaria no sólo acabó con el bipartidismo sino que hizo morder el polvo de la derrota a un golpe de estado orquestado por los EEUU en menos de 48 hs de consumado y sin la dirección del chavismo (el líder estaba preso entonces). En Argentina el proceso de crisis del régimen democrático burgués alcanza su punto más alto con el Argentinazo de diciembre del 2001. El Partido Radical prácticamente desapareció y el PJ está dividido en distintos feudos con varios enfrentamientos como el que vive la misma gobernación de la provincia de La Rioja.
México, ya en Norteamérica, esta viviendo un proceso similar –no idéntico pues cada país tiene sus particularidad – con las instituciones muy desprestigiadas con la denuncia de fraude y la asunción simbólica de un gobierno paralelo. Todo esto no sería nada si nos olvidamos que México limita con EEUU y el imperialismo eje del planeta tiene un fuerte sistema bipartidista y en este momento su presidente, Bush, la más baja aceptación popular, o el más alto repudio si se quiere ¿La crisis latinoamericana contagiará en cierto grado la situación política de los EEUU? Es un interrogante. Además existen otras causas que afectaría la situación política yanqui, Irak y la guerra en Medio Oriente en primer lugar. Pero algo importante hay que tener en cuenta: la irrupción de la población trabajadora latinoamericana con su huelga de inmigrantes el 1º de mayo del 2006 es una señal de que las luchas del continente también está ingresando en los EEUU.

Fabio Marucci


Publicado

en

por

Etiquetas: