Santiago del Estero: entrevista al Dr. Juan Carlos Palomares

Spread the love

«Asumamos la responsabilidad»

Charlamos con el Dr. Juan Carlos Palomares, presidente de APARSE, gremio que agrupa a los profesionales de acción radiante y del interior. A continuación transcribimos algunos extractos.

¿Cómo trabaja un profesional de acción radiante en la actualidad?

Ya a casi tres años desde que se fue la intervención, losprofesionales radiantes seguimos cumpliendo las mismas funciones, a pesar de las promesas del ministro y sus asesores de que esta realidad va a cambiar.
Para ir a atender no tenemos vehículos, los caminos son intransitables y además continuamos tapando los agujeros de los hospitales Seguimos reclamando vivienda digna para el profesional del interior y la reglamentación de la zona desfavorable. Otro reclamo es la jubilación con 82% móvil.

Respecto de otras gestiones, ¿hay cambios?

La salud pública en Santiago y en el país está en una inmensa crisis que no sale a la luz porque los medios no difunden nada que atente contra los intereses del oficialismo. Lamentablemente y a pesar de la campaña mediática de esta gestión ministerial, la realidad sigue siendo la misma.
Es cierto que esta gestión gasta mucho dinero en elementos para los hospitales y en obras monumentales pero los habitantes siguen sufriendo las mismas necesidades. Ellos siguen sacando número para atenderse a las 4 de la mañana, esperar días para laboratorios básicos y las esperas de cirugías siguen siendo prolongadas. Los hospitales continúan siendo meros derivadores al hospital central y en las rutas las ambulancias transitan una detrás de otra cada 15 minutos.
Los fondos podrías ser mejor invertidos pero en el país de los ciegos el tuerto es rey.
En una provincia donde el poblador no recibía nada del gobierno hoy les dan un remedio y pintan una sala y dicen que la salud está mejor. La satisfacción del servicio falla porque hay recursos humanos desvalorizados por los funcionarios; por ejemplo: se compraron vehículos para el programa de chagas pero todavía hay casas sin fumigar donde las vinchucas se caen de los techos.

¿Cómo está reconocida la función del recurso humano en salud?

Como en el país, en Santiago los recursos humanos están desvalorizados. Ni hablar del interior de la provincia. Un director de hospital cobra $1600 y el estado tiene nombrados más de 15000 contratos de locación que son la fiel muestra del trabajo en negro como ordena el BID. Los sueldos de un profesional de 35 horas son de $1200 y un agente sanitario gana $600. Con esta miseria pretenden hacer salud en Santiago y exigen que los programas sanitarios funcionen sabiendo que con esos ingresos nadie puede cumplir su función. Muchos piensan en renunciar porque no les alcanza para llegar a fin de mes. Nadie sabe como van a cubrir los cargos de los hospitales monstruosos que se están haciendo en la provincia.

¿Cuál es la situación de los profesionales radiantes?

En primer lugar creo que la falta de diálogo con las autoridades que en un principio intentó desprestigiar la importancia del profesional radiante en el interior. Primero sólo opinaban pero esto llegó al colmo cuando nos quitaron las bonificaciones por zona desfavorable. Ahora es sorprendente la cantidad de sumarios y dictámenes en contra de los profesionales radiantes.
Esto lleva a sospechar que habría una especie de intencionalidad contra la profesión. Muchas veces nos tildaron de vagos que cobrábamos mucho y hoy así les va porque no pueden conseguir profesionales por lo que pagan. El tiempo nos dio la razón y se tragan su soberbia.

Esto puede revertirse…

Esto sólo cambia si se ponen funcionarios idóneos que respeten la trayectoria y actúen con humildad. Debe implementarse la carrera sanitaria, como marco que proteja el asenso de categorías y funciones evitando la intromisión de la política que quiere manipular a los profesionales.
En ese sentido se está discutiendo un anteproyecto que regule la carrera sanitaria en todo el país en FESPROSA (Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina) de la cual APARSE es miembro.
De todas formas, el cambio vendrá cuando todos los profesionales de la salud asumamos la responsabilidad y luchemos por la salud pública conformando un frente que reclame medidas de fuerza si es preciso defendiendo nuestros derechos.


Publicado

en

por

Etiquetas: