«El poder se quiebra cuando el pueblo se moviliza»

Spread the love


Dijo Dino Zaffrani Candidato a Gobernador de Santa Cruz por el MST Nueva Izquierda

Lo que pasó en Santa Cruz fue parecido al Argentinazo, al Cordobazo. Fue un conflicto que se inició protagonizado por los docentes, que tienen un ingreso equivalente a los obreros de IKA-Renault en la época del Cordobazo. Buenos ingresos permiten tener la panza llena y pensar. Logramos un conflicto de una magnitud increíble. Un conflicto laboral que se transformó en un gigantesco conflicto social. Los padres no mandamos durante dos meses a nuestros hijos a la escuela.
Otra cosa que aprendimos es el maravilloso aporte de las mujeres. Porque cuando las compañeras se ponen en movimiento no hay quien las pare. La iniciativa y la creatividad no parecen tener límites. También aprendimos los errores que se cometen desde los viejos vicios de la izquierda. La experiencia del PO fue nefasta, porque subestiman al pueblo, y cuando se logran acuerdos publican en su periódico partidario que son unos traidores los que lograron el acuerdo. Fue la gente la que condujo el proceso, y tuvo la particularidad de que por el avance pudiéramos entrar a la casa de gobierno, cosa que no pasó en el 2001 por falta de conducción.
Como no pudimos tomar la casa de gobierno, tomamos la calle. Y en dos meses de estar a cielo abierto y todo se conoce, el poder popular se trasladó y se organizó afuera. Sitiamos la casa de gobierno. Esta lucha fue tomando picos cada vez más altos. En los hechos hubo doble poder. Porque se ejecutaron tareas legales y clandestinas, y para eso había una conducción que decidía en minutos. Se manejaba el abastecimiento, comida para miles de personas. Había tareas de prensa, empezamos con una radio popular y terminamos con cinco.
Incluso desde el punto de vista de los afectos se puso todo pata para arriba.
Se produjo la iniciativa de avanzar hacia casa de gobierno con topadoras cuando se fueron incorporando los gremios más obreros, como los municipales. Ese día se produce la salvaje represión del 9 de mayo, donde casi matan a dos compañeros. Esa represión fue ordenada telefónicamente por el presidente Kirchner. La bronca era tremenda, ese día movilizamos en repudio 18 mil personas.
Cuando Kirchner manda a la hermana a testear el ambiente, se comió un escrache espontáneo descomunal, imparable. Se agolparon más de mil personas. Nunca más se levantó de ese repudio, al punto que no puede presentarse como candidata a gobernadora de la provincia que es lo que se preveía.
Algo que refleja el quiebre del poder cuando el pueblo se moviliza es la ruptura del Frente para la Victoria. Vimos a personeros del gobierno participar de la carpa. Todo se resquebrajó con la movilización.
Tenemos que aprender de estas experiencias, porque se vendrán peleas a nivel nacional. Comparto varias de las opiniones que se han dado acá. Y dos cosas para mí importantes: partido de masas, de multitudes; y una conducción revolucionaria que tenga vocación de poder.


Publicado

en

por

Etiquetas: