Elecciones en la UBA: para enfrentar al gobierno y al rectorado…

Spread the love

Ampliar la unidad, la democracia y la participación

Del lunes 24 al viernes 28 de setiembre se realizaron las elecciones en 11 de los 13 Centros de Estudiantes de la UBA. En las próximas semanas se hacen en Ingeniería y Agronomía. Los estudiantes también votaron para elegir los 4 consejeros directivos del claustro estudiantil en todas las facultades.
Por primera vez en muchos años, desde el Rectorado encabezado por Hallú y en unidad con los decanos y el gobierno nacional, intentaron juntar a todas las fuerzas estudiantiles que les responden y desplegaron una fuerte ofensiva para tratar de debilitar a las conducciones de izquierda en los Centros y la FUBA. Las elecciones fueron otra expresión de la batalla por aumentar el presupuesto educativo y por la democratización de la Universidad, que se viene desarrollando desde que logramos tirar la candidatura de Atilio Alterini como rector.

Desde que en diciembre del año pasado, la alianza entre el gobierno nacional y los decanos logró elegir a Rubén Hallú como rector de la UBA, en una bochornosa sesión de Asamblea Universitaria realizada en el Congreso Nacional, rodeado de policías e infantería, y reprimiendo y deteniendo a estudiantes y docentes, este personaje ha venido desplegando una gran campaña contra la FUBA y contra las conducciones de izquierda en los Centros de Estudiantes.
El objetivo de esta ofensiva, es enfrentar a la izquierda estudiantil que viene resistiendo las políticas de privatización y desguace de la Universidad pública.

Hallú, los decanos y el gobierno contra las organizaciones estudiantiles

Aprovechando las elecciones de consejeros directivos y de Centros, desde el Rectorado y en unidad con los decanos y el gobierno nacional, se vino tejiendo una política agresiva, para intentar debilitar la ubicación de la izquierda en los consejos directivos. En Filo se juntaron por primera vez fuerzas muy distintas en la lista denominada “Encuentro”, de los radicales ex Franja Morada con el Movimiento Evita y todas las agrupaciones kirchneristas. En Ciencias Sociales desde el decanato armaron una elección confusa y a la medida de la agrupación kirchnerista Vallese para el Consejo, que dio una altísima cantidad de votos en blanco. Hubo irregularidades en las urnas del viernes 28 en Psicología, a favor de la agrupación EDEA, que responde a la decana.
Y en Ingeniería, Veterinaria y Arquitectura, las agrupaciones de los decanos desplegaron una campaña violenta y macartista contra la izquierda, que tuvo su punto más alto en Arquitectura, donde sacaron un volante con la foto del presidente del centro por el frente Estudiantes por el Cambio, un estudiante de la CEPA, enfrentando a la policía durante la represión del 18-12-2006, y acusándolo de “violento”.
Acompañando esta política de debilitar a la izquierda en los Consejos Directivos, algunas agrupaciones ex Franja Morada y otras ahora kirchneristas, intentan desconocer a los Centros de Estudiantes y a la FUBA. La Vallese de Sociales que el sábado pasado ocupó la facultad con una patota con armas de fuego, desde el año pasado no se presenta a las elecciones de Centro. Tampoco lo hizo Nuevo Espacio (Franja) de Veterinaria. En Económicas siguen imperando mecanismos fraudulentos.
Ya durante el año 2006, algunas de estas agrupaciones habían intentado armar una “FUBA” paralela, engendro que terminó en un estrepitoso fracaso a los pocos días de haber nacido.
Pero ahora, impulsados por el rector Hallú y los decanos y apoyados con campañas millonarias y la propaganda oficial, varias de las corrientes que otrora se identificaban con Franja Morada y otras que adoptaron al kirchnerismo y al gobierno nacional como padrinos, intentan vaciar los Centros de Estudiantes y debilitar a la FUBA como herramienta gremial de los estudiantes.
En algunas facultades fracasaron completamente, como en Filo, donde todo el “Encuentro” no llegó ni al 13% de los votos, y el frente de izquierda encabezado por el MST junto a la CEPA, el PO y otras fuerzas, obtuvo el 29% de los votos, retuvo el centro de estudiantes y ganó los 4 consejeros.
Pero lamentablemente, en otras facultades avanzaron. Su triunfo más importante es haber ganado la elección de consejeros en Ingeniería, donde desplazaron al tercer lugar a la lista de la CEPA y el PO. O haber vuelto a ganar las elecciones de consejo en Ciencias Sociales. Y sacar la minoría en Veterinaria.
Es muy importante debatir y llevar a las facultades y a los cursos, como enfrentar esta ofensiva conjunta del rector, los decanos y sus agrupaciones, que quieren debilitar y vaciar los instrumentos de organización y de lucha de los estudiantes.

Ampliemos la unidad, la democracia y la participación en los Centros y en la FUBA

Desde la Juventud Socialista del MST venimos impulsando, desde hace unos años, una profunda reflexión sobre el balance de la izquierda en la conducción de los centros y la Federación. Haber ganado el CEFyL en el ´97, haber ganado la FUBA junto a los independientes en el 2001, unido al proceso del Argentinazo, y haber conquistado desde hace varios años la conducción de la mayoría de los centros de estudiantes de la UBA, fue y es una enorme conquista del movimiento estudiantil. Fue muy importante y un hecho histórico, haber barrido en muchas facultades con la Franja Morada y sus Centros al servicio de sus negocios millonarios, y correa de transmisión en la UBA de los planes políticos de los mismos dirigentes que hundieron al país por décadas.
Fue muy positivo haber puesto los Centros y la FUBA al servicio de la lucha por los intereses y necesidades del movimiento estudiantil. Apoyando la lucha de los trabajadores docentes y no docentes. Como palanca para lograr mayor presupuesto, becas estudiantiles y comedores, posgrados gratuitos y salario para los adhonorem. Fue clave y extraordinaria la lucha de la FUBA para impedir que un cómplice de la dictadura sea rector de nuestra universidad, y ponerse a la cabeza de la lucha por la democratización.
Pero así como enfatizamos estos logros y otros muchos, tenemos que reflexionar en el sentido que todo esto no alcanza, que queda mucho por hacer, y de que son necesarios cambios urgentes en las políticas y en los métodos que se aplican en muchas de nuestras organizaciones gremiales.
Para poder enfrentar la ofensiva del rector, los decanos y el gobierno nacional, hay que abandonar las políticas sectarias y autoproclamatorias al interior de la FUBA y de los Centros. Balances unilaterales y de autobombo como los que hace tiempo impulsa el PO en la UBA, van conducir a debilitar nuestras herramientas gremiales más temprano que tarde.
Hay que terminar con que las organizaciones del movimiento estudiantil sean vistas como un coto cerrado de las agrupaciones que ganan las elecciones. Hay que abrir y ampliar la participación estudiantil en la FUBA y en los Centros, llenarlos de estudiantes e impulsar nuevas formas de organización. Hay que practicar y no declamar la más amplia democracia y participación de los estudiantes desde sus cursos y sus comisiones. Hay que acostumbrarse a trabajar con diferencias, con posiciones distintas, a integrar todas las opiniones, a no aplastar a los que coyunturalmente no opinen igual. Abrir los Centros y la FUBA para que sean organizaciones de y para los estudiantes.
Solo de esta forma vamos a poder enfrentar unidos y democráticamente organizados los planes de profundizar el arancelamiento de los posgrados, la política de asfixia presupuestaria, las modificaciones a los planes de estudios para acreditar en la CONEAU, los cambios en el CBC para avanzar en filtrar el acceso de los estudiantes a las carreras que eligieron, para luchar por becas, comedores universitarios, material de estudio e investigación, renta para los adhonorem, etc. Solo así vamos a poder ir imponiendo nuevos avances en el proceso de democratización. Tenemos que ampliar la unidad hoy expresada en la FUBA, incorporando a las agrupaciones independientes que luchan por el presupuesto y la democratización, tenemos que buscar canales que permitan la expresión de nuevos y más sectores en los que está fragmentado el movimiento estudiantil. Pensar políticas y propuestas para la inmensa mayoría de los estudiantes.
De esta forma vamos a estar más fortalecidos para enfrentar los planes de ajuste y privatización de la educación que van a impulsar juntos desde el gobierno y el rectorado.

María Damasseno, presidenta de la FUBA
Agustín Vanella, consejero superior

Ver nota

La JS del MST en las elecciones


Publicado

en

por

Etiquetas: