El gabinete de Cristina

Spread the love

Peor de lo mismo

En la mañana del 14 de noviembre se conocieron los nombres de los ministros que acompañaran a la presidente electa Cristina Kirchner desde el próximo 10 de diciembre.
Se confirmó lo que era previsible, más allá de los eslogan de la campaña electoral que hablaban del cambio, lo que viene es la profundización de la política antipopular del actual gobierno. Mientras que el anuncio lo realizó el actual Jefe de Gabinete, Alberto Fernández que seguirá en el cargo, también continuará Julio de Vido, los dos pilares de la política Kirchnerista de corrupción política y económica. Por su parte la Unión Industrial Argentina, UIA, se declaró conforme con el nombramiento del presidente del Banco Provincia, Martín Lousteau, lo mismo que el presidente de la Sociedad Rural. Ya está claro para quién va a gobernar. Todos coincidieron en que mejor no se meta en el tema de la inflación, del aumento de los precios, porque “no tendrá margen político” para eso. Es decir, seguirán los privilegios para los grupos económicos. También está conforme Hugo Moyano con la continuidad de Tomada en ministerio de Trabajo y así sucesivamente. Hasta el secretario de Educación de la CETERa un gremio cuyo secretario general apoya al gobierno, critica el nombramiento de Juan Carlos Tedesco al frente de Educación porque fue artífice de las reformas neoliberales de los ’90. Aquellos que esperaban un cambio con la asunción de Cristina tienen la confirmación que lo que se viene es más y peor de lo mismo.

Estudios de asociaciones de consumidores, informaron que los precios de los productos navideños aumentaron más del 32% en relación al año pasado y todos los estudios coinciden que el índice de precios al consumidor subirá hasta el final de año por encima del 15%. Desde el gobierno los mismos ministros que hoy volvió a designar la esposa de Kirchner la solución que encontraron es ir a buscar una nueva manera de medir el aumento de precios a Estados Unidos. Esa forma de medición consiste consiste en no tener en cuenta los productos de la canasta básica de alimentos. La confirmación de Moreno, el secretario de Comercio, el responsable del actual estado de desmantelamiento que se encuentra el INDEC, que Alberto Fernández no quiso confirmar ni desmentir, estaría asociada a la permanencia de su jefe político Julio de Vido. En el caso de la inflación la presidenta electa muestra también una fuerte continuidad y profundización de la política llevada adelante por su esposo a través de los ministros que hoy siguen en funciones, no sólo se seguirán dibujando los números sino que además habrá aumento de tarifas para los servicios públicos que complicaran todavía más la situación de los sectores populares.

Por otra parte la respuesta desde los ámbitos oficiales a los reclaman aumentos salariales como por ejemplo los docentes de la Ciudad de Buenos Aires y de algunas provincias es hacer oídos sordos, especulando con que el final del año lectivo, amortigüe ese reclamos. Y cuando los trabajadores se movilizan, como el lunes 12 lo hicieron taxis, colectiveros y camioneros reclamando contra una ley de “mano dura” contra los trabajadores del transporte, que pretende votar la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en la que están aliados la “derecha” macrista y el falso “progresismo” kirchnerista, los reprimen salvajemente. Más allá de la actitud conciliadora de sus dirigentes no se puede menos que repudiar estos hechos. O la brutal patoteada que sufrieron los trabajadores del casino.

El país está cruzado por hechos de impunidad como este, eso es lo significa la liberación del funcionario de Kirchner, Daniel Varizat que atropelló con su camioneta 4×4 una manifestación de docentes en Río Gallegos, pudiendo haber matado a alguno de ellos y mandando a varios al hospital.

Lo mismo sigue sucediendo con el conflicto contra la instalación de las Pasteras que vienen llevando adelante los vecinos de Gualeguaychú y de otras importantes ciudades de Entre Ríos. La respuesta de Cristina frente al funcionamiento de Botnia, “tendremos que medir la contaminación” y sigue confiando en una gestión inútil del rey de España que como se supo en la propia Cumbre Iberoamericana de Chile, por denuncia de presidente de Venezuela Hugo Chávez, participó en el golpe de Estado que le dieron en el año 2002.

Esta es la realidad que queda pasada las elecciones. Y lamentablemente la verdad es que como se puede apreciar en todas las acciones de este gobierno y en el que le sucederá lo que viene es peor de lo mismo.


Publicado

en

por

Etiquetas: