Presupuesto 2008

Spread the love

A la medida del «Pacto Social»

Como viene sucediendo en los últimos 3 años, la “oposición” tradicional volvió a quejarse de las pautas impuestas por elkirchnerismo para este presupuesto 2008. Arremeten con el hecho cierto de que en el 2007 el gobierno gastó en realidad 26 mil millones de pesos menos de lo que dijo que iba a recaudar, que nuevamente se prevé un crecimiento menor al que todos consideran real (4,4% vs. un real de cerca del 7 %) y una inflación del 7,7%. Según los legisladores de la oposición (y muchos de los analistas económicos del sistema) con estas pautas se pierde el rol del Congreso de la Nación ya que al recaudar mucho más de lo que presupuesta K y ahora Cristina, queda un remanente de más del 20% para que el Poder Ejecutivo lo maneje a discreción (es decir para favoritismos políticos, gastos reservados, ayuda a provincias “amigas”, etc.). Todas estas cosas pueden ser parcialmente ciertas, el problema es lo que esconde este presupuesto para la inmensa mayoría del pueblo trabajador.
Con el Presupuesto 2008 nuevamente los trabajadores y el pueblo llevamos las de perder y no participamos en nada del crecimiento del que tanto se ufana Kirchner y que ahora hereda Cristina. Porque si vemos lo que sucede al sector expor-tador, más allá de sus eternas quejas por las retenciones, la realidad es que al asegurarles un dólar a $ 3,21 el gobierno les está garantizando una rentabilidad enorme, fuente de sus fabulosas ganancias. Si por otro lado miramos lo que sucede con los industriales y comerciantes que venden en el mercado interno, a ellos la pauta inflacionaria del 7,7% no los afecta, todos ya sabemos que éstos aumentan los precios muy por encima e independientemente de lo que diga el gobierno, el INDEC y sus inflaciones truchas.
Pero para los trabajadores y jubilados la cosa es distinta. El presupuesto 2008 no prevé ningún aumento de sueldos, que no sea el del “arrastre” del 2007 (es decir lo que ya se hubiera pactado o el impacto que tendrá en el 2008 los aumentos dados en el 2007). Esto afectará a todos los empleados del estado, incluyendo a los docentes, universidades, etc. Para los jubilados la cosa es peor ya que la Suprema Corte de Justicia dictaminó que las jubilaciones deben tener una movilidad acorde a la inflación, pero el presupuesto no contempla aumentos en las jubilaciones. Y con una inflación presupuestada en el 7.7% (lo cual todos sabemos que es ridícula) el gobierno está mandando una clara señal a los sindicalistas y empresarios, que sobre esta base se podrán negociar los aumentos salariales, es decir le pone un techo a los reclamos que tanto le preocupan porque según ellos son los generadores de la inflación!
El por qué de que el gobierno haga estas cosas hay que buscarlas en la famosa estrategia de Cristina de concretar el Pacto Social, al no prever aumentos de salarios en estatales, docentes, jubilaciones y poner un techo del 7% a los privados, lo que intenta es que todos los reclamos caigan o se canalicen vía los gremios, cuyas direcciones burocráticas en su inmensa mayoría están “casadas” con este pacto, de manera que todas las luchas vayan a parar al Pacto y así tener un mayor control de las luchas y asegurar en el peor de los casos que una vez obtenido los aumentos, se comprometan a no seguir peleando por lo menos por un año. Tales son las pretensiones de la futura presidenta.
Pero la realidad muestra otra cara, gran parte de los reclamos, sobre todo de docentes, salud y estatales, pero también en ferroviarios, subte y otros gremios privados, las huelgas y reclamos, salieron y lo seguirán haciendo por fuera de la burocracia. Por eso los trabajadores debemos prepararnos para enfrentar en las calles este presupuesto 2008, ya que si pasara, sería un nuevo golpe a los ya alicaídos sueldos de los trabajadores y ni qué decir de los jubilados.

G. V.


Publicado

en

por

Etiquetas: