Sindicato del Neumático (SUTNA)

Spread the love

Nuevos dirigentes en la Seccional San Fernando

El 29 y 30 de enero se realizaron las elecciones. La Agrupación 8 de Mayo – Lista Marrón ganó la seccional por casi 250 votos de diferencia y realizó una gran elección a nivel nacional, logrando muy buenos resultados en Pirelli y Firestone. Entrevistamos a Marcelo, delegado de FATE e integrante de la agrupación.

¿Cómo nació la agrupación?

La Agrupación 8 de Mayo nació al calor de la lucha que se dio en FATE en el 2007, que tuvo mucha relevancia y fue bastante difundida. Fueron 30 días de paro en la fábrica, una lucha que estuvo a la altura de otras luchas históricas que se dieron en FATE, pero esta vez no terminó en una derrota como en el 91. Pudimos conseguir un aumento que, si bien no cubrió las expectativas que tenían los compañeros, se destaca por el hecho de haber quebrado el techo salarial del año pasado. Conseguimos un aumento del 25% y algunas conquistas más. A partir de ahí, surge la agrupación, como producto de ese proceso de rebelión, agrupando a los compañeros que surgieron en el conflicto, que garantizaron la lucha, las medidas de fuerza y las actividades solidarias como el fondo de huelga, y que dieron una pelea contra las maniobras de la burocracia que trató por todos los medios de hundir el proceso, llevar la lucha al fracaso y no permitir la renovación de los dirigentes. Así surge la agrupación, uniendo a esos compañeros y a algunos otros que ya venían haciendo actividades dentro de la fábrica, escribiendo volantes y haciendo una crítica de lo que se vivía en la fábrica y en el país. Por eso es una agrupación, dentro de todo, que expresa al activismo, a la gente, a los compañeros de base. Surgió desde abajo.

¿Cómo llegaron a las elecciones?

En septiembre de 2007 se hicieron las elecciones de delegados en la fábrica y obtuvimos un primer triunfo, ganando 10 de los 14 delegados de sector. Para las elecciones del sindicato del 29 y 30 de enero nos presentamos como Lista Marrón y ganamos la seccional San Fernando, perdiendo por muy poco margen a nivel nacional (por menos de 350 votos), frente a la conducción de Pedro Wasiejko, de la CTA, que es la conducción del gremio del neumático.

¿Qué objetivos tienen a partir del triunfo?

Cómo objetivo inmediato, la recuperación de las condiciones de trabajo y el nivel salarial. Fate es una empresa que históricamente tuvo un nivel salarial de los más altos de la industria.
Por otro lado, proyectar a la agrupación y su compromiso con la lucha a un proceso más general y de conjunto, que es tratar de hacer resurgir al movimiento obrero y reorganizarlo a favor de este tipo de reivindicaciones y no solamente de las salariales o conquistas parciales, sino alguna posibilidad de un cambio más estructural, lo que son las condiciones de vida del país.
También queremos generar una práctica sindical sana, que sea una referencia para los nuevos dirigentes que van a llegar en su momento. Estamos a favor de la renovación de todos los delegados, no queremos dirigentes eternos, ni comisiones internas que no puedan ser renovables. Por eso también queremos eliminar este temor a la renovación para instalar un modo de hacer el trabajo sindical sano y aferrado al método de la asamblea, la consulta y el respeto por la opinión de los compañeros.
La seccional funciona con seis miembros, de los cuales dos ya están trabajando dentro de fábrica. O sea, tenemos medidas para impedir el aburguesamiento y la burocratización de los dirigentes. De algún, modo en estos 15 días, ya empezamos a mostrar un perfil totalmente distinto a lo que se venía haciendo.

¿Cómo ven los desafíos que vienen?

No es fácil. Si bien hay compañeros que están contentos con el triunfo, hay una presión muy grande hacia esta comisión, hacia los nuevos delegados, porque la expectativa de la gente es la mejora y es una pelea que depende mucho del compromiso que los compañeros quieran tener con las distintas luchas que se encaren y comprender esa situación, la necesidad de compromiso, la participación y por otro lado esta garantía de parte de los delegados de no venderse y no traicionar ninguno de los reclamos de la gente. Por otro lado, la patronal y las distintas corrientes burocráticas que se oponen van a poner todo tipo de trabas y nos van a poner a prueba constantemente. Queremos tratar de superar los inconvenientes para que los compañeros se sientan realmente reflejados en el trabajo de estos delegados y esta comisión, que es de ellos, de los trabajadores, para que la fortalezcan y tomen en sus manos distintas tareas y actividades que nosotros consideramos necesarias, como recuperar lazos sociales y de compañerismo dentro de la fábrica. Incluso una relación social con la comunidad, proyectar la organización al barrio y al resto de la comunidad y a las distintas luchas que se vayan dando. Ese es el desafío y ese es el compromiso.

Entrevistó: Emilio Poliak


Publicado

en

por

Etiquetas: