Venezuela, ante el embargo a cuentas y bienes de PDVSA…

Spread the love

«Es un plan imperialista»

Stalin Pérez Borges, Coordinador Nacional de la Unión Nacional de Trabajadores y líder de Marea Socialista, encabezó días atrás un plenario de emergencia con dirigentes sindicales del estado Carabobo, ante el anuncio del embargo por parte de tribunales ingleses y de EEUU contra PDVSA.  A continuación algunas preguntas que AS le hizo sobre el tema.
AS: Cuál es su análisis antes las medias judiciales y económicas tomadas contra PDVSA?

SPB: En primer lugar creo que no podemos ver la solicitud de embargo como un hecho aislado o puramente económico. Es evidentemente un nuevo intento para debilitar la revolución, un ataque político-económico parte de un plan global contra el proceso. Hay una relación entre los grandes patronos que acaparan y especulan, los medios que acusan a Chávez de narcotraficante, y ahora este intento de embargo a bienes y cuentas bancarias de PDVSA. En suma, el imperialismo y sus socios locales buscan ir generando una situación caótica en Venezuela, de descontento y problemas económicos, por lo cual el gobierno debe ponerse a la altura de la situación y responder en forma contundente a este nuevo ataque. Todo es un plan imperialista, en primer lugar el reclamo de Exxon Mobil se hace a través de mecanismos e instituciones de los dos estados burgueses más poderosos y esperan por la intervención de otra instancia dominada por el imperialismo, como es el Centro Internacional de Arreglo de Disputas relativas a Inversiones (CIADI), instancia que depende del Banco Mundial, y desde donde dirigen y dirimen los problemas financieros y económicos a su antojo y siempre a beneficio de los grandes centros imperialistas. Como cualquiera puede imaginarse, ahí no va a existir jamás ninguna imparcialidad.

AS: ¿Y qué medidas cree usted que deberían tomarse contra este atropello?

SPB: El Ministro Ramírez ha declarado que PDVSA rompe relaciones comerciales con Exxon y eso es correcto, pero no podemos quedarnos solo con esta medida. Ramírez dijo también que el país va a enfrentar la situación por medio de sus abogados en las cortes internacionales, sin ver que el problema no es legal sino político. Él sabe que es una agresión a nuestra soberanía, por lo cual mas allá de lo legal que se deba hacer, en este preciso momento lo fundamental es que se tomen decisiones políticas. De hecho Bolivia ya se retiró hace tiempo del CIADI, y lamentablemente Venezuela todavía no lo hizo, cuando el 29 de abril del año pasado en una reunión del Alba se había comprometido hacerlo, por esa indecisión o incapacidad he aquí el riego es mayor. Incluso ahora algunos diputados lo han planteado pero PDVSA sigue negándose a retirar a Venezuela de allí. Nosotros sí consideramos necesaria una decisión política sería: desconocer ese ámbito y retirar al país del mismo. Por otra parte no debemos tener una actitud de resistencia o solo defensiva, sino responder fuerte, contraatacar a cada intento. Hoy estamos ante una medida cautelar a la espera de una resolución final, y si deciden avanzar tenemos que golpear duro a los capitales que EEUU e Inglaterra tengan en Venezuela, si es necesario embargándolos como contrapartida de su intento de quedarse con riquezas y bienes de PDVSA que son de todos los venezolanos, y que necesitamos para solucionar las necesidades sociales de nuestro pueblo. Intentan negociar en mejores condiciones y desmoralizar a la población bolivariana y de querer hundir a Chávez y al proceso revolucionario. Chávez también amenazó con cortar el suministro de petróleo a EEUU que asciende a un millón de barriles diarios, pero luego retrocedió. Yo creo que debemos mantener esa posibilidad también como un arma de defensa.

AS: ¿Qué acciones de movilización se están planteando ante esta situación?

SPB: Estamos ante una nueva amenaza que debe encontrar al pueblo protagonizando una fuerte respuesta. En la Asamblea Popular que se viene realizando en Caracas, se incorporó el tema como un primer eje a la convocatoria de la marcha nacional que haremos el próximo 27 de febrero en Caracas. También venimos de participar en una vigilia frente a PDVSA y de varias movilizaciones de los petroleros en Monagas y Anzoátegui. Estamos intentando organizar también un evento los próximos días frente a la embajada inglesa o de EEUU en Caracas. Lo mismo podrían hacer todas las organizaciones solidarias con la revolución bolivariana en todo el mundo. Porque en el fondo, el objetivo de Exxon Mobil y el imperialismo es terminar con nuestro proceso para volver a su época petrolera anterior, donde hacían lo que querían con nuestra principal riqueza. Pero acá estamos convencidos de lo contrario. Queremos profundizar las nacionalizaciones, eliminando a la burocracia y tecnocracia que hoy existe para que avancemos cada vez más a poner a PDVSA, la electricidad, SIDOR y esperamos también el sistema financiero en nuestras manos. Los trabajadores de Monagas saben como actúa Exxon Mobil: se fueron adeudando sumas enormes a los trabajadores y ahora reclaman su inversión. El gobierno tiene que evitar las respuestas dóciles y ser contundente con esta transnacional y con otras que puedan seguir el mismo curso, embargando sus bienes y poniéndolos bajo control de los trabajadores y las comunidades. Tanto en este tema, como ante la especulación y acaparamiento de alimentos y medicamentos, la única respuesta posible es profundizar el proceso, recuperando más industrias y empresas, como pasos transitorios que golpeen el poder capitalista.


Publicado

en

por

Etiquetas: