¿Qué son las retenciones agropecuarias?

Spread the love

El pasado martes 11 el gobierno anunció un importante aumento en las retenciones agropecuarias, que son un impuesto que recauda el Estado nacional sin coparticiparlo con las provincias, sobre las exportaciones del campo. Junto a las retenciones al petróleo constituyen la mayoría del superávit primario que tiene el gobierno. El anuncio del aumento ha generado una fuerte medida de los productores del campo, tanto de aquellos medianos y pequeños perjudicados por la política del gobierno, como de los grandes que aprovechan la volada para sostener sus inmensas ganancias.
El aumento de las retenciones pasa del 35 al 44 % en la soja y del 32 al 39% en el girasol. En los biocombustibles saltan del 5 al 20%. En tanto que en el trigo y maíz bajan un poco menos de 1 punto. Con estos aumentos el gobierno se embolsaría unos 3.900 millones de pesos adicionales. Estos porcentajes serán móviles y subirían o bajarían de acuerdo a como evolucionen los precios internacionales, asegurándole a los productores los valores que obtenían en diciembre del 2007.
Los argumentos que esgrime el gobierno para este aumento son varios: que los productores no perderían ya que la soja aumento cerca de un 70% en el último año, que este mecanismo impediría que suban los precios de los alimentos que consumen los argentinos, que detendría la “sojasización” del campo y fomentaría las plantaciones de otros cultivos, la ganadería y producción de leche, etc. También señalan la necesidad de aumentar las reservas para enfrentar la grave crisis financiera mundial.
Frente a la reacción de los productores se ha abierto un debate entre los que apoyan los argumentos de la Sociedad Rural, que dicen ser solidarios con los pequeños productores y los funcionarios del gobierno que dicen que hay que frenar las ganancias extraordinarias y ponerlas al servicio del pueblo.
En realidad el modelo económico impuesto por el gobierno K es el responsable de que los beneficios del alto precio de las materias primas en el mercado internacional, no lleguen al pueblo que sufre con una inflación descontrolada en los alimentos de primera necesidad como la carne o la papa. Mientras los grandes dueños del campo o los grandes empresarios que disfrutan indirectamente de la renta del campo siguen llenándose de plata. Esta política es la que ha llevado a una creciente concentración de la propiedad de la tierra en detrimento de los medianos y pequeños productores que hoy son parte de la protesta.
Los socialistas estamos a favor de retener las ganancias extraordinarias de los grandes patrones del campo, muchos de ellos multinacionales que se benefician de la explotación del suelo y los trabajadores argentinos, y de fomentar a los pequeños productores. Pero sostenemos que la política de este gobierno lejos de utilizar las ventajas comparativas de la Argentina, lo que esta generando es más pobreza en millones que no pueden comprar lo básico y favoreciendo a los que más tienen, con los que si bien ahora esta enfrentado por la distribución de una cuota de la ganancia que pertenece a todos los argentinos, seguramente seguirá pactando en perjuicio de todos.

Francisco Santana


Publicado

en

por

Etiquetas: