FFCC Sarmiento

Spread the love

Ataque calumnioso de Izquierda Socialista

Con la firma de una supuesta “Comisión de Prensa y difusión de la Lista Bordó”, los ferroviarios de Izquierda Socialista (Pollo Sobrero incluído), difundieron por escrito y profusamente vía Internet, un comunicado en el que atacan a la agrupación Ferroviarios por el Cambio, a Vilma Ripoll y a nuestro partido. La misma es un compendio de mentiras y calumnias, al servicio de un ataque carente de los más mínimos principios, con el sólo fin de descalificar a quienes opinan distinto.

En la misiva, reivindican para el cuerpo de delegados conducido por Sobrero una supuesta aceptación de la “diversidad de ideas”, cosa que ni debería hacer falta reafirmar en cualquier organismo obrero recuperado que se precie de democrático. Afirmación que borran de un plumazo a renglón seguido en el comunicado, ya que consideran inaceptable que se opine distinto porque lleva “a confundir a los trabajadores”. O sea, hablando en criollo, que no se pueden expresar las opiniones frente a los trabajadores, so pena de “confundirlos”. Si esto no es un alegato a favor del pensamiento único… qué nombre le ponemos?
Pero es particularmente grave que involucren con nombre y apellido a trabajadores sin fuero sindical exponiéndolos a la persecución de la patronal. Recordando aquellos nefastos volantes de la burocracia de Pedraza contra la misma persona del Pollo… cuando otros eran los tiempos.
Una metodología que creíamos erradicada del ferrocarril, basada en no discutir posturas sino mentir, descalificar, perseguir a los que opinan distinto y dividir a la base.
Llegando al extremo que vía mail se amenace a un compañero de la agrupación por no estar de acuerdo con Sobrero y haber reaccionado sanamente contra la nota en cuestión.
Semejante ataque a compañeros que también están procesados por luchar evidencia una concepción muy equivocada de cuál debe ser el rol de un dirigente obrero.

Descalificación maccartista

Los compañeros, visiblemente enrolados y con todo derecho en Izquierda Socialista, argumentan que no sólo no se puede opinar distinto, sino que recurren al argumento maccartista (doblemente, por ser ellos mismos militantes de IS) de que a la agrupación Ferroviarios por el Cambio “les motiva otras razones que nada tienen que ver con lo que el trabajador reclama permanentemente”. Y que por ello no se van a “embarcar en aventuras partidarias”. ¡Por favor, compañeros!. Disfrazarse de independientes para descalificar políticamente, es un viejo argumento que históricamente utilizó la burocracia y que, lamentablemente, reproducen sin tapujos.
La nota se completa con dos calumnias vergonzantes.
La primera: “la orden que el MST a través de Vilma Ripoll dio a los compañeros de la agrupación” que sería “Hay que sacar al cuerpo de delegados del Sarmiento”. Lo cual además de mentiroso, pretende desconocer algo que saben perfectamente: que la agrupación está integrada por compañeros del MST y ferroviarios independientes. Y pretendiendo desprestigiar a Vilma que es muy querida entre los ferroviarios por su trayectoria en apoyo a sus luchas.
La segunda es particularmente insidiosa y totalmente falsa, ya que, con absoluto conocimiento de causa, acusa al MST de la derrota de la huelga del Casino, cuando es público y notorio el rol que tuvo nuestro partido apoyando ese conflicto sin ninguna responsabilidad de conducción. Y, lo más lamentable, nos acusan de dividir el cuerpo de delegados del Subte, sabiendo de nuestra defensa del mismo y la pelea por su unidad, justo cuando estamos en medio de una lucha por la defensa de nuestro compañero Segovia, uno de los dirigentes más reconocidos. Lucha que niegan al darlo por despedido y, encima, acusarnos de no hacer nada por ello. Un verdadero despropósito con el único fin de coronar una sarta de mentiras.

Las razones del ataque

No se trata de un berrinche del Pollo que envió profusamente por Internet esta nota con un título sugestivo “me tienen podrido”, mostrando la intolerancia con los que piensan distinto. Ya que son públicas las diferencias que se fueron desarrollando con los compañeros ferroviarios de IS y el Pollo desde ya hace bastante tiempo y hemos debatido bastante al respecto. No son debates secun-darios ya que hacen a las necesidades de los ferroviarios y al carácter de los organismos obreros que se le arrebatan a la burocracia.
La misma agrupación F. por el C. se conformó con una serie de compañeros que venían viendo los mismos graves y crecientes problemas en la política del Pollo e IS de cómo conducir el cuerpo de delegados, cómo pararse ante la burocracia y la patronal para defender las conquistas y desarrollar la lucha por lograr nuevas en el ferrocarril.
Donde se fue debilitando el ejercicio de la democracia sindical, para dejar paso a comportarse como difusores de las propuestas emanadas de la dirigencia del sindicato como únicas posibles y evitando a toda costa salir a la pelea para no confrontar con la empresa.
Donde se le imprimió al cuerpo de delegados una concepción de coto de caza, transformándolo en un organismo centralizado que lejos de funcionar con mandato de los trabajadores de los sectores, pugna por hacer pasar la línea que manda la comisión de reclamos.
Donde no se tolera el disenso y se prohíbe que la base conozca los debates importantes y las distintas posiciones que se dan en su seno.
Donde las listas no se confeccionan discutiendo con las especialidades para incorporar a los mejores compañeros que se elijan en cada sector.
Todo ello, denota una creciente adaptación al aparato y métodos reñidos con la democracia sindical que se declama, a los fines de mantener las posiciones.
Concepción que denota la vocación de pequeña secta a la que fue evolucionando IS. Y que lamentablemente Sobrero lleva a rajatablas al ferrocarril.
Una conducta reiterada que no hace otra cosa que avanzar en romper la unidad de la Lista Bordó sin importarles que ello pueda tener como consecuencia la división de la oposición ante la burocracia de Pedraza.
Curiosamente salen con este virulento ataque, justamente cuando la agrupación y nuestro partido estamos participando junto a numerosos sectores en las actividades del movimiento en defensa del tren. Aunque no son nuevas las descalificaciones de esta pequeño grupo sectario. Lo hicieron en las pasadas elecciones cuando denostaron con variedad de chicanas a nuestro partido por proponerle la unidad a Pino Solanas y Lozano con vistas a conformar una alternativa amplia y unitaria.
La vocación sectaria, el pensamiento único y el alejamiento de las prácticas democráticas van de la mano. Y son un vicio arraigado en esta vieja izquierda que se empeña en ponerse contra la corriente de los procesos que recorren la vida del movimiento obrero y popular.

Visualizar copia del facsímil calumnioso

Jorge Nuñez


Publicado

en

por

Etiquetas: