No al tren bala. Sí al tren para todos

Spread the love

Tren por la Reconstrucción

El anuncio de la Presidenta Cristina de encarar un “negocio” con empresas Francesas para traer un Tren Bala que costará más de 5.000 millones de dólares, está provocando gran indignación entre los usuarios de los trenes de pasajeros y pueblos del interior. Es porque ven alejarse cada vez más la posibilidad de recuperar el tren que les permitía viajar más barato y transportar su producción a menores costos que en la actualidad. Contra la decisión K y por la reconstrucción de una verdadera red ferroviaria el jueves 8 a las 18hs saldrá el Tren por la Reconstrucción.
El lunes 5 arrancó la semana de con una conferencia de prensa en la Estación de Once. Tuvo una importante cobertura periodística y participó un amplio arco político opositor al gobierno.
No es para menos. Fue la primera actividad de varias que se realizarán en estos días en los alrededores de la estaciones Haedo, Lujan y Mercedes. Haciendo actos el jueves, en los lugares de paso del Tren por la Reconstrucción.
En la conferencia de prensa se dieron cita el dirigente Pino Solanas, los Diputados Nacionales Macalusse, Lozano, María América González, delegados y trabajadores ferroviarios, nuestra compañera ex diputada Vilma Ripoll, organizaciones sociales y políticas de izquierda, entre otros. Anunciando los actos y motivo de los mismos.
Muchos fueron los usuarios que se acercaron y se fueron enterando de que se trataba la convocatoria, como muchas son las muestras de solidaridad y simpatía que estamos recibiendo en las mesas de difusión que se están realizando.
Cada vez son más los que quieren hacer escuchar su voz, denunciando el desastroso sistema ferroviario actual, en el que cientos de miles de personas viajamos cada día como ganado, colgados y sufriendo sistemáticas interrupciones del servicio. Otros tantos se ven afectados por las interrupciones del tráfico automotor.
Por supuesto, también están afectados los pueblos del interior, aislados desde que no funcionan los ramales a las distintas localidades.
Con la destrucción del ferrocarril se perdieron muchos puestos de trabajo, ya que en la actualidad, luego de más de 4 años de gobierno Kirchnerista, se mantiene el esquema impuesto por Menem.

Una bala al cohete

El anuncio de Cristina K sobre el Tren Bala suene parecido al del cohete menemista que por la estratosfera nos llevaría a Japón en una hora. Proyectos faraónicos, ridículos, alejados de las necesidades acuciantes de la población.
Por eso el Tren por la Reconstrucción debe abrir el debate y empezar a organizar a los millones que opinamos que se deben anular inmediatamente todas las concesiones a las empresas ferroviarias. Las mismas que reciben millonarios subsidios del Estado con los que cubren todos sus gastos de funcionamiento y se quedan con una gran diferencia de ganancias, que van a los abultados bolsillos de las concesionarias. Un ejemplo es TBA, que ha construido un verdadero imperio con los colectivos del Grupo Plaza, Transporte del Oeste, acciones en otros ferrocarriles a través de la empresa UGOFE, etc.
Mientras sus trenes en el Sarmiento y el Mitre descarrilan y todos los días hay heridos por el hacinamiento de sus pasajeros.
Necesitamos que los trenes sean estatales, controlados por sus trabajadores y usuarios. Ya que son los únicos capaces de lograr el servicio que necesitamos todos y así recuperar la red ferroviaria modernizada que se necesita en todo el país.
Con la inversión que pretenden hacer con el Tren Bala sería posible, reabrir los ramales del interior y mejorar el servicio interurbano.
Hagamos sentir fuerte nuestro reclamo. El tren por la Reconstrucción es un buen comienzo, manos a la obra. Subamos todos al tren.

Jorge Nuñez


Publicado

en

por

Etiquetas: