Santa Cruz

Spread the love

Mayoría Lila en Gallegos

El pasado 2 de mayo se realizaron las elecciones para congresales en la filial más importante de la ADOSAC. Esta vez se presentaron 3 listas y fue la primera elección gremial después del conflicto del año pasado. Otra vez como ejemplo gremial de democracia, hubo elecciones en medio de la lucha. Y otra vez la Lila, frente a un desafío superior logra mantener la mayoría de congresales en Río Gallegos
Hay varios datos de análisis para destacar de esta elección. Río Gallegos es la filial más importante de la ADOSAC y la capital política de la provincia. De ahí la relevancia de estas elecciones como termómetro político. Un primer dato saliente, es el crecimiento global de la participación en casi un 40 % respecto del año pasado. Indudablemente, este hecho expresa el avance de conciencia y la politización del sindicato.
El segundo dato, es que por primera vez en muchos años y como fruto de la democracia sindical practicada desde las bases y garantizada desde la conducción, se presentaron tres listas: la Lila, la Rosa-PO y la Azul.
La Lila de Gallegos afrontó su primera experiencia gremial como agrupación con un componente de militancia nueva pero expresando el proyecto provincial y nacional referenciado en la figura de Pedro Muñoz. Desde ese punto de vista, la prueba se superó. Se confirma el retroceso político de la Lista Rosa-PO: se queda sin representación en congresales
Otro dato de la elección es el retroceso político de la Lista Rosa orientado por el Partido Obrero. Esta vez se jugó mucho ya que su principal dirigente, Miguel del Plá, encabezó la lista de congresales. Por eso, nuestra opinión es que el resultado en votos que la ubicó última en Río Gallegos es la confirmación de una dinámica de retroceso de esta corriente de izquierda y su conocida visión sectaria.
La Azul que desplazó a la Rosa-PO expresa con sus posiciones una línea de carácter oportunista, sin estrategia clara y fluctuante. Ha variado sus posiciones desde el legalismo más conservador a posiciones aventureras e irresponsables. Expresa a un sector sin proyecto global y que tiene aspiraciones de ocupar “el aparato para ejercer el poder”, según la concepción que tienen de lo que significa la conducción gremial.

Los desafíos de la Lila

La agrupación Lila tiene por delante el enorme desafío de construirse como una fuerte corriente militante y organizada alrededor del programa provincial y nacional de la Lila. Tiene como bandera la defensa de una concepción sindical que concibe la democracia gremial como el instrumento más extraordinario conquistado por los trabajadores. Opina que la base de ese instrumento es que existan mayorías respetuosas de las minorías, pero también minorías leales a la expresión del conjunto de los compañeros.
Reivindicando la independencia política del poder y la pluralidad ideológica en su construcción, tiene por delante la enorme tarea de consolidar la filial de Río Gallegos como puntal del proyecto Lila en Santa Cruz.

Corresponsal


Publicado

en

por

Etiquetas: