Ayer y Hoy

Spread the love

Kirchner y la Unión Democrática

Para confundir y desviar la discusión Kirchner y el gobierno dicen que quienes apoyan la lucha del campo son integrantes de una nueva Unión Democrática. Un dirigente agrarioi le respondió que “ni ésta es la Unión ¨Democrática ni Néstor y Cristina Kirchner son Perón y Evita” ¿Qué diferencias y similiudes hay entre la UD de ayer y el gobierno de hoy?

Ayer

Durante el gobierno del general Farrell, (marzo 1944- 46) Perón era Vicepresidente, dirigía el Departamento Nacional del Trabajo y Ministro de Guerra. El 8 de octubre de 1945 fuerzas militares de Campo de Mayo al mando del gral Eduardo J. Avalos exigen la renuncia y detención de Perón por sus medidas populares. Se apoyaban en las fuerzas de la oposición al gobierno alentadas por el embajador de EE.UU Braden que luego darían lugar a la Unión Democrática. El 12 de octubre de 1945 Perón es detenido y llevado a la isla de Martín García. El 17 de octubre de ese año se produjo una extraordinaria manifestación obrera que logró la liberación de Perón y la convocatoria a elecciones libres derrotando los intentos golpistas de Avalos. A los pocos días los dirigentes de esa lucha crearon el Partido Laborista.
Las elecciones se realizan el 24 de febrero de 1946. Perón, apoyándose en los sindicatos y con el recientemente fundado partido Laborista, enfrentaron la alianza de las organizaciones patronales, con el apoyo del embajador yanqui, Spruille Braden. De un lado Braden, la Unión Industrial Argentina, la Sociedad Rural, La Cámara de Comercio, la Bolsa de Comercio entre otras, junto al sector unionista de la UCR, que impuso sus candidatos José P. Tamborini y Enrique Mosca, junto al partido Socialista y Demócrata Progresista, el Partido Comunista y otras fuerzas menores. Del otro Perón y los trabajadores, sectores militares y la Iglesia. La fórmula Perón-Quijano saca 1.5 millón de votos y obtienen casi dos tercios de la Cámara de Diputados y la mayoría del Senado y casi todas las gobernaciones provinciales. El partido Laborista aporta el 85% de los votos, a pesar de ello es disuelto luego con Perón en el poder, dando origen al partido Peronista. La Unión Democrática obtiene unos 1.2 millones de votos. La elección se da en el contexto de la influencia británica que nos había convertido en una semicolonia, ahora debilitada después de la segunda guerra mundial y la naciente influencia del imperialismo norteamericano.

Hoy

Somos una semicolonia del imperialismo norteamericano. Las fuerzas que integraron la antigua Unión Democrática mayoritariamente están del lado del gobierno de los Kirchner. La Unión Industrial, la Bolsa de Comercio, los banqueros, las grandes empresas trasnacionales del petróleo y el gas, las empresas privatizadas de servicio público, electricidad, telefonía, el transporte, también partidos como un gran sector del radicalismo, del socialismo, el Partido Comunista. También están con el gobierno los grandes pools de siembra y los grandes grupos exportadores del agro (Cargill, Dreyfus, Bayer). A diferencia de Perón que apelaba a las masas para resistir al imperialismo norteamericano, al menos hasta el año 1954, este gobierno se mantiene en la órbita del amo del Norte.
A diferencia de las propuestas para el agro del Partido Laborista, que Perón implementó parcialmente, colonizando el campo, generando préstamos para comprar la tierra a través del Banco de la Nación y el Banco Hipotecario Nacional o directamente expropiando más de 1 millón de hectáreas para distribuirlas entre los pequeños chacareros, el actual gobierno no ha presentado ninguna ley para terminar con la concentración de la tierra. Ni hablar de nacionalizar a estos sectores. No propuso mayores impuestos a los que más tienen y tampoco una discriminación entre los distintos sectores del agro, metiendo a todos en una misma bolsa y perjudicando así a los pequeños productores que terminan vendiendo sus tierras a los grandes, y a peones rurales, y poblaciones enteras del interior. Así el gobierno ayuda a los grandes, quienes efectivamente fueron parte de la Unión Democrática y parte de los golpes de Estado del 55, Onganía y Videla.
Cristina y Kirchner no son ni Perón ni Evita. A la nacionalización del Petróleo de Perón le anteponen la extensión de los contratos a los monopolios petroleros. Tampoco se apoyan en los trabajadores como se hizo en el ‘46 con el Partido Laborista. Se apoyan en la burocracia que dirige los sindicatos sin consultar a sus bases. A diferencia del primer gobierno peronista que le otorgaba a los trabajadores más del 51% de la riqueza nacional, hay ahora más pobres día a día, la inflación se come los salarios y tal vez se llegue a un 30% del total de la riqueza para los asalariados. Estuvimos antes contra la Unión Democrática y estamos ahora contra nuevas formas de la misma que hoy se referencian en la Rosada.

Chino Moya


Publicado

en

por

Etiquetas: