Bolivia

Spread the love

Evo ante las revocatorias

En la elección del 10 de agosto, por una cláusula de la nueva Constitución propuesta por Evo, que se denomina revocatoria de mandato, serán puestos a consideración del pueblo de Bolivia los cargos de presidente y prefectos (gobernadores)

El fin de semana pasado se realizaron en los estados de Beni y Pando, los respectivos referéndums de las autonomías regionales. Los mismos estaban impulsados por los sectores que se oponen al proceso independiente que lleva adelante el gobierno de Evo Morales, y que recientemente hicieron otro similar en la provincia de Santa Cruz, con resultados parecidos. Tanto en Beni como en Pando, los sectores populares y organizaciones campesinas que apoyan al gobierno de Evo cortaron rutas e incendiaron urnas, en un intento de hacer fracasar la elección y para que los votantes que tenían dudas, desistan de su actitud.
Desde el gobierno de Evo se insistió en desconocer la legalidad de la consulta y le da la categoría de encuesta, por lo tanto llamaba a sus seguidores a la abstención. Esta política se expresó en el resultado de ambas contiendas electorales, fue superior al 50% los benianos y pandeños que no fueron a votar, por lo tanto el resultado obtenido por los autonomistas, aunque resulten ganadores, es sobre menos de la mitad de los electores. Ante la insistencia de los sectores más reaccionarios de la llamada media luna de Bolivia de organizarse en forma autónoma de poder central, para disponer de sus tierras más fértiles y de los grandes recursos naturales, como el gas y petróleo, en desmedro de los luchadores pueblos originarios, utilizando como argumento los resultados electorales, empujó al gobierno de Evo a aceptar una jugada política propuesta por el partido Podemos, consistente en realizar una elección para revalidar los cargos más importantes.
Ahora todo apunta hacia el 10 de agosto, ese día habrá una elección muy especial, ya que estarán en juego los cargos de presidente de la Nación y prefectos (gobernadores) que, aunque no hayan cumplido el plazo de cuatro años para el cual fueron elegidos, por una cláusula de la nueva Constitución propuesta por Evo que se denomina revocatoria de mandato, será puesto a consideración del pueblo de Bolivia si este quiere que sigan en el gobierno.
El Presidente Evo ha contestado políticamente el embate avanzando en su rumbo de independencia económica estatizando la empresa Transredes, filial de la multinacional británica Ashmore, y la holandesa Shell, que se dedica al transporte de gas en suelo boliviano, sumando así a las ya estatizadas el 1º de mayo como ENTEL y las petroleras PanAmerican Energy y Repsol.
Todas las organizaciones que defendemos el proceso independiente que lleva adelante el gobierno de Evo Morales, debemos apoyarlo para que triunfe en agosto y siga desarrollando su política antiimperialista de defensa de los recursos naturales, y para que sea derrotado el proyecto reaccionario de la media luna apoyado por los EEUU.
¡El 10 de agosto todos con Evo!

Zoilo Torres


Publicado

en

por

Etiquetas: