Con los autoconvocados a la cabeza…

Spread the love

Los chacareros avanzan… el gobierno se debilita

El 25 de mayo el gobierno salió de
rrotado en su disputa por contra
poner el acto de Salta al de Rosario. Los pequeños y medianos productores siguen dando muestras de la fuerza del conflicto y de la debilidad del gobierno. Cerca de 300 mil personas desbordaron las inmediaciones del Monumento a la Bandera. Se hicieron presentes miles y miles de pequeños, medianos productores y autocon-vocados de todo el país, un amplio arco de organizaciones políticas y personas independientes de distintas localidades y pueblos que fueron a expresar su apoyo al campo y su malestar contra el gobierno de Cristina. De Angeli fue el primer orador ganándose una estruendosa ovación cuando dijo: “si no hay solución volvemos a las acciones”. Otro muy aplaudido fue Buzzi de la Federación Agraria, quien estuvo a cargo del cierre del acto centrando su discurso en la denuncia del modelo económico como el principal problema de los argentinos. Ambos oradores expresaron las posiciones más radicalizadas por las que presionan las bases desde cada asamblea en todo el país. No por casualidad el gobierno los eligió como centro de sus provocaciones. El acto fue uno de los más grandes que se recuerden en las últimas décadas de la vida política del país. Fue una muestra contundente de lo que reflejan las encuestas y se palpa en la calle: cada vez hay más bronca contra el gobierno y sus medidas y, es enorme el apoyo al campo. En la disputa de los actos el gobierno fue un claro perdedor, ya que su acto fue mucho más chico, de unas 20 mil personas. Fue un acto típico del PJ, con la mayoría de los asistentes llevados por el aparato de intendentes, gobernadores afines, piqueteros oficialistas de D´Elia pagos y el aparato sindical burocrático de la CGT. Casi no había asistentes espontáneos. Sino la expresión de un acto del aparato del PJ y los sindicatos.

Las medidas del gobierno sólo profundizan el conflicto

Insólitamente, tras el acto de Rosario, Cristina y el gobierno se hicieron los ofendidos y rompieron el diálogo. Y dos días después sin consultar a los chacareros ni a nadie, su ministro Fernández anunció las nuevas medidas. Resultado: mas enojo del campo y ninguna solución. Sólo promesas de reintegros que nunca llegan y menores retenciones si a futuro los precios crecen. Encima dos días después, gendarmería y prefectura detiene a varios dirigentes y la justicia imputa a políticos que habían ido a expresar su apoyo a los cortes. Pero el gobierno, que busca desesperadamente quebrar el conflicto, se encontró con el efecto contrario. A la represión los chacareros le respondieron con mas acciones en rutas y pueblos y con mas de 20 mil reunidos en Armstrnog. Ese día, el comité de Enlace de las entidades agrarias, no pudo desoír el sentir de las bases y asambleas. Y aunque tenían distintas posiciones definieron la continuidad del paro hasta el domingo 8 de junio, mientras se prepara un nuevo y masivo acto para el 20 de junio. Mientras tanto en el país, la popularidad de Cristina cae a menos del 25% y la población se opone al curso que le imprime a la crisis. Como correctamente denuncian dirigentes de la Federación Agraria, está en debate todo el modelo agropecuario y el modelo económico en el país. Que en última instancia es el responsable de la situación global de crisis agraria, inflación y más pobreza que sufrimos.

Si pierde el gobierno ¿Gana la derecha?

Aunque la mayoría y la vanguardia sean los pequeños productores, la presencia de terratenientes con ropas caras, el hecho que fuera orador Miguens de la Sociedad Rural, que estuvieran presentes Rodríguez Saá, De Narváez o Carrió es utilizado por el gobierno para intentar confundir, y dar la siguiente idea: “si no gana el gobierno se fortalece la derecha”. Esto no es verdad por distintas razones. Primero porque es el gobierno el que permitió e impulso la concentración con subsidios a los grandes. Es decir, es el que aplicó el programa de la derecha para el campo. En segundo lugar porque la presencia oportunista de políticos de la derecha no empalma con el sentir de las bases, que debaten otras salidas y propuestas en sus asambleas. Y en tercer lugar porque el triunfo de los pequeños productores puede abrir la posibilidad de fortalecer otros procesos de luchas y abrir una situación favorable en el país para el surgimiento de alternativas políticas que planteen un cambio de modelo económico y político. En América Latina no son precisamente las posiciones de derecha las que se fortalecen. Y dónde esto sucede, no es responsabilidad de las organizaciones que apoyan las luchas y reclamos justos. Por el contrario, si en alguna oportunidad la derecha ocupa un espacio de oposición es por los desastres que hacen los gobiernos supuestamente “populares o progresistas” cuando gobiernan. Un ejemplo cercano es el “progresista” Ibarra, cuya gestión al servicio de la corrupción y los empresarios le allanó el camino a Macri. Cuando apoyábamos la lucha de los familiares de Cromagnón decían lo mismo: “ojo que se viene la derecha”, para desactivar la lucha. Si se fortalecieran posiciones de derecha, no es por apoyar a los pequeños productores y autoconvocados del campo, sino por la política de retenciones de los Kirchner, que no diferencia entre grandes y pequeños en su afán de engordar la billetera del superávit para pagar la deuda externa y mantener a intendentes y gobernadores en caja.

Hay que sumar apoyos y ganarle al gobierno

Entramos en un momento importante del conflicto. Cristina y su marido harán nuevos esfuerzos por salir de la situación en la que están. Los chacareros se plantean seguir mucho más si no hay soluciones. Porque en el fondo y por encima de los intereses de los grandes, cientos de miles están defendiendo su derecho a continuar con su cultura de vida y trabajando sus tierras, y no viéndose obligados a terminar vendiendo (a los grandes) sus hectáreas y sueños. Debemos mantener la solidaridad, seguir planteando nuestras propuestas políticas para una salida a favor de los chacareros: retenciones diferenciadas e impuestos progresivos a la ganancia. Y acompañar con fuerza a los autoconvocados si deciden el 20 de junio hacer una nueva demostración de fuerza, para que el gobierno sienta otro golpe y caigan sus medidas.

Sergio García

Ver notas

Debate: El acto en Rosario, el gobierno y la izquierda

Ayer y Hoy: Kirchner y la Unión Democrática

Acto frente a la Federación Agraria


Publicado

en

por

Etiquetas: