Congreso Abierto de la FUBA

Spread the love

En una semana marcada por la irrupción de la lucha de los estudiantes del CBC de Merlo, se realizó el pasado sábado 31/5 un Congreso Extraordinario de la Federación Universitaria de Buenos Aires.

En el marco del desgaste creciente del gobierno, el 2008 viene siendo un año de luchas en la UBA. La política de ahogo presupuestario a la universidad que es el signo distintivo de la política educativa de los distintos gobiernos desde hace varios años sigue profundizándose. Por eso comenzamos el primer cuatrimestre con importantes emergentes de esta crisis estructural, como la falta de gas en la facultad de Medicina o la crónica crisis edilicia de facultades como Sociales y Psicología. También intentan el cierre de la sede del CBC de Merlo, política en la que coinciden la UBA y el mafioso Othacehe, que deja sin posibilidad de cursar a 3500 estudiantes y los intentos de avanzar con reformas a los planes de estudios bajo el espíritu de la CONEAU, como en Derecho y Veterinaria.

Los estudiantes enfrentan los ataques y se viene un plan de lucha

Esta situación está desencadenando que se empiece a poner de pie el movimiento estudiantil. La lucha de los estudiantes de Merlo es el mejor ejemplo. Otro tanto podemos decir de la asamblea por el gas de Medicina o de la lucha de los colegios pre universitarios. Es por esta razón que intentan impedir que los estudiantes podamos ejercer nuestro derecho de estar presentes en las sesiones del Consejo Superior, llegando al colmo de violentar la autonomía universitaria movilizando a la guardia de infantería.
En este marco, la realización del Congreso Abierto de la FUBA, el cual logró tener quorum con la presencia de mas de 60 delegados, es un importante paso en la organización del movimiento estudiantil. Estuvieron presentes en el mismo, además de las fuerzas que integramos la conducción, delegaciones de UBA Independiente, Movimiento Universitario Sur, MUI, La Mella, JxI, y otros. El congreso funcionó a través de comisiones y una plenaria final en la que se votaron los despachos de dichas comisiones. Estas se dividieron por ejes temáticos y abarcaron: Ley de Educación Superior, Presupuesto y plan de lucha, Democratización, Situación Política y Preuniversitarios.
En primer lugar, el Congreso tuvo la importancia de ser una instancia abierta y de participación democrática que se realizó en época de clases, donde las resoluciones se votaron a mano alzada por todos los presentes. Esto tiene una gran importancia ya que es un avance en el terreno de la apropiación de las herramientas gremiales por parte del movimiento estudiantil, a pesar de que todavía quede mucho por hacer. El Congreso votó un plan de lucha, lo que tiene gran importancia para coordinar los procesos que hoy se desarrollan en la UBA y que tienen como trasfondo común la lucha por mayor presupuesto y por la democratización. El plan de lucha votado ya arrancó este miércoles con una movilización junto a los estudiantes del CBC de Merlo al rectorado y al Ministerio de Educación, y continúa el miércoles 12 con cortes de calle coordinados en las distintas facultades con vistas a hacer una gran marcha junto a los docentes de CONADU Histórica para el viernes 20. En este sentido, la realización del congreso extraordinario de la FUBA tiene que ser una herramienta para poder profundizar las distintas luchas y coordinarlas para que triunfen.
También se discutió el nuevo proyecto de LES kirchnerista para poder abrir el camino para enfrentar este nuevo intento de avance sobre la educación superior.
Amerita, sin embargo, marcar algunas limitaciones que tuvo el Congreso, producto de la política sectaria y equivocada de algunas de las organizaciones presentes. El Congreso dejó bien claro que para algunas corrientes minoritarias como el PTS y el Mas el centro de su política no es debatir democráticamente como avanzar en un plan de lucha que coordine los distintos reclamos sino que lo único que les interesa es autoproclamar su política, centrando toda su intervención en torno al conflicto entre el gobierno y el campo. Lamentablemente los compañeros del PO -con los que compartimos la conducción de la FUBA- resultaron funcionales a los intentos divisionistas de estas corrientes sectarias, que además le hacen el juego al gobierno.
Desde la Juventud Socialista del MST – Nueva Izquierda dimos a fondo la discusión sobre la situación nacional con aquellas corrientes cuya política frente a la lucha de los pequeños productores del campo los ubica a la cola del kirchnerismo. En ese sentido planteamos el apoyo a los pequeños productores contra el gobierno de Kristina y la oligarquía y apoyamos la intervención del dirigente de la Federación Agraria de Guaminí, Luis Poetto. Esta iniciativa contó con un importante apoyo en el Congreso, perdiendo por un escaso margen frente al acuerdo entre las corrientes sectarias como el PO, PTS y el Mas.
Creemos que la realización de este Congreso fortalece a la FUBA y al movimiento estudiantil para la lucha que está planteada contra la política educativa del gobierno nacional y del rectorado, al tiempo que debemos continuar profundizando la apertura a la participación masiva de los estudiantes en los centros y federaciones.

Luis Meiners


Publicado

en

por

Etiquetas: