Estados Unidos

Spread the love

A medida que el debilitamiento del gobierno de Bush se hace más visible y el desarrollo de la campaña electoral presidencial se acelera, las distintas instituciones del régimen comienzan a tomar resoluciones.
Una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos resolvió (5 – 3) que el gobierno carece de facultades para llevar adelante los juicios mediante el mecanismo de la justicia militar, para los prisioneros recluidos ilegalmente en la prisión de Guantánamo (Cuba).
La decisión provino de una apelación del yemenita Salim Ahmed Handam, chofer de Bin Laden, que está desde el 2001 en la prisión, luego de ser secuestrado y traído desde Afganistán a la isla.
El máximo tribunal expresó que el gobierno de Bush no tiene autoridad legal para establecer las cortes militares y determinó que las comisiones castrenses son ilegales.” La Suprema Corte está diciendo que no se puede ir y crear un universo paralelo donde él haga las reglas”, dijo Kenneth Roth de Human Rights Watch, director del proyecto Guantánamo del Centro de Derechos Constitucionales
Es bueno recordar que Estados Unidos y su gobierno, luego del 11-9, implementó un plan anti-terrorista que incluyó la invasión a Afganistán, agresión al pueblo de Irak y detuvo-secuestró a miles de luchadores y los recluyó en distintos lugares, convirtiendo decenas de barcos en cárceles flotantes, bases militares (Guantánamo) en campos de concentración y cárceles como Abú Graib en lugares de tortura.
Esta correcta, aunque tardía y hace años reclamada medida del tribunal, acelera el desgaste del gobierno de Bush y es una expresión más de la sociedad norteamericana, que está harta de ser “el pato de la boda” de la desastrosa gestión republicana.
Las miles de familias que reciben los cuerpos de sus hijos llegando desde Irak envueltos en la bandera, las que han tenido que recurrir a la locura de incendiar su propia vivienda con la esperanza de cobrar el seguro y pagar las inalcanzables hipotecas, los miles de latinos que se manifestaron el 1º de mayo concretando de hecho un paro nacional, sumadas al creciente repudio internacional, son el origen de esas presiones que las instituciones norteamericanas no pueden desestimar, debiendo modificar sus anteriores conductas.

Zoilo Torres


Publicado

en

por

Etiquetas: