Contra la pobreza y en apoyo a los pequeños productores

Spread the love

El Teresa Vive marchó al Congreso


Escribe Gustavo Giménez Coordinador del MST «Teresa Vive«

El pasado 24 de junio nuestro Teresa Vive, junto a la CCC y la FTV-disidente marchó al Congreso Nacional. Marchamos para exigirle a los legisladores un paquete de medidas para combatir la pobreza que sube de la mano de la desbocada inflación. Marchamos en apoyo a los pequeños productores del campo que son víctimas, como los trabajadores y sectores populares, de una política económica que favorece a los grandes capitales y pone en peligro su trabajo. Marchamos porque no somos neutrales: o triunfa el gobierno y con él los que han favorecido la concentración de capital en el campo, o triunfan los chacareros y con ellos todos los sectores explotados de la sociedad.
La jornada comenzaba con el anuncio de las asociaciones de consumidores Adelco y Adecua, de que el aceite de girasol aumentaba un 56.6%, el pollo un 21.6%, los fideos secos un 9.6%, las lentejas un 36%, la leche un 10%, un promedio de aumento de los alimentos del 20% en el último mes. Cuántos trabajadores se convierten en nuevos pobres con estos aumentos. Cuántos pibes cuyas familias no pueden quebrar la pobreza o la peor de las indigencias ven aumentar sus niveles de desnutrición. Si cada punto que sube la inflación son 150.000 nuevos pobres. Si los desocupados tenemos los planes sociales congelados en $ 150 desde hace seis años, cuando la canasta básica de alimentos era de $ 109 y ahora está en $ 570. Adónde está “la defensa de la mesa de los argentinos” de la que tanto habla el ex presidente Kirchner.
Cuando llegamos al Congreso, una delegación de referentes de las organizaciones ingresamos a la sala donde diputados de las bancadas de oposición escuchaban las posiciones de decenas de productores. Allí pedimos la palabra para señalarles nuestro apoyo y decirles que de ninguna manera compartimos las afirmaciones de la presidenta de que ellos son los responsables de la inflación.
Que es una vergüenza decirle al tambero que vende a $ 0.83 el litro de leche, que en la góndola cuesta $ 3.5, que es responsable del aumento de precios. Que los que aumentan los precios son los grandes empresarios de la cadena de intermediación y los supermercados, a los que subsidia el gobierno, como a con Sancor y La Serenísima. Y que son ellos los responsables de la quiebra de miles de tambos.
Les dijimos también que el «plan social» de Cristina para construir hospitales, caminos y viviendas populares, a partir de lo que se recaude por encima del 35% de las retenciones, es una burda mentira. Ya que desde el 10 de marzo, cuando se lanzaron las retenciones móviles, toda la diferencia se la estaban quedando los exportadores, como denunció Mario Cafiero.
Que apoyamos su lucha, porque queremos un modelo de país distinto, donde el trabajo de los argentinos vaya a parar a mejores salarios y condiciones de vida para los trabajadores y sectores populares, y no a los grandes capitalistas y al gobierno que utiliza la plata de las retenciones para pagar la deuda externa, subsidiar a los empresarios amigos o alquilar las voluntades de gobernadores e intendentes. Que ese modelo no va más.

Del Congreso a la Carpa Verde

Volvimos sobre nuestros pasos luego de recibir el caluroso reconocimieto de mucha gente de trabajo del campo, que escuchó atentamente nuestras denuncias y nuestros reclamos.
Y a pocas cuadras, pasadas las carpas VIP de los militantes K, nos encontramos con la Carpa Verde montada por un sector de los autoconvocados. Hacia allí nos dirigimos. Muchos de los que habían estado en el Congreso con nosotros nos abrazaron… y ahí nos quedamos, ayudando, colaborando con infinidad de tareas, entre ellas la de seguridad. Dialogando con decenas, centenas de productores de distintos lugares del país que nos contaban su lucha y su convicción de defender sus pequeñas o medianas explotaciones contra la política del gobierno que los liquida.
Circulaba mucha más gente que por todas las carpas K juntas. No había gente traída por el aparato. Allí pasaban pequeños productores del interior, trabajadores y vecinos de Buenos Aires que no se dejan engañar por el gobierno.
Lamentamos su levantada -a nuestro parecer prematura- y a la vez que agradecemos el reconocimiento por nuestra presencia allí, reiteramos nuestro compromiso de seguir apoyando la lucha de los chacareros.
Las organizaciones sociales vamos a seguir movilizándonos para que se aumenten los planes sociales, los salarios y las jubilaciones. Que aumenten las partidas para asistencia social, salud y educación, y le saquen el IVA a los alimentos y artículos de la canasta familiar. Que exista un verdadero control de precios a cargo de las organizaciones populares y se aplique la Ley de Abastecimiento a todos los grandes empresarios que desabastezcan y especulen con los precios.


Publicado

en

por

Etiquetas: