Cumbre del Mercosur

Spread the love

Para maquillar la crisis

Sin pena ni gloria, tapada por una histórica crisis, pasó por Tucumán la Cumbre de Presidentes del Mercosur. Con millones de pesos gastados en maquillar la ciudad, con enormes subsidios a los hoteles cinco estrellas para que se hospede Kristina como una emperatriz, con un mega operativo policial que cercó la ciudad e hizo desaparecer como por arte de magia a vendedores ambulantes, cartoneros y cientos de chicos que viven en la calle y diariamente piden monedas en el otrora “Jardín de la República”, esa Cumbre, mirada desde lejos y con indiferencia por el pueblo tucumano, fue apenas poco más que una millonaria inversión del gobernador Alperovich en su carrera de obsecuencia hacia el matrimonio Kirchner.
Armado como un gran circo al servicio de respaldar la alicaída figura de la presidenta, Chávez, Evo Morales, Lula, Tabaré y Bachellet posaron para la foto junto a Kristina frente a la histórica Casa de Tucumán. Más allá de algunas denuncias generales, los presidentes y funcionarios que en los distintos eventos, ceremonias y lujosas cenas hablaron de «integración e independencia» no tomaron ninguna resolución concreta para disminuir la desigualdad social ni mejorar las penosas condiciones de vida de los trabajadores, los campesinos y los pueblos latinoamericanos.
A pocos días del aniversario de la Independencia de 1816, Kristina miente una vez más al proclamar que su gobierno impulsa la «Independencia del siglo XXI».
En verdad, la Cumbre fue utilizada para tapar la profunda crisis que la lucha de los chacareros destapó, la crisis de un modelo económico y político al servicio de las multinacionales y el capital financiero dueño de los pools de siembra, de tener un superávit fiscal para pagar la deuda externa, de la mentirosa distribución de la riqueza. Un modelo de entrega y dependencia, que nada tiene que ver con recuperar nuestras riquezas naturales y nuestra soberanía. Por eso, mientras se desarrollaba la cena de gala de los presidentes, a pocas cuadras de la sitiada Casa de Gobierno, los Productores Autoconvocados de Tucumán y la Federación Agraria hicieron un acto en la Plaza Alberdi donde expresaron, entre otros conceptos: “No conocemos a ningún matrimonio de agricultores que haya incrementado su patrimonio en 16 millones de dólares en cuatro años”…
Mientras en América Latina se avanza en recuperar las empresas privatizadas, como logró con su lucha el pueblo venezolano reestatizando Sidor, y en Bolivia con el petróleo, el gas y los teléfonos, aquí el matrimonio K prosigue su política de derecha que otorga millonarios subsidios a las privatizadas, amplía por 30 años la expoliación del petróleo y ahora pretende una nueva estafa, al mejor estilo menemista, con el Tren Bala.
El equivocado apoyo de Chávez a este gobierno antipopular desprestigia los logros de la revolución bolivariana y se contrapone a la realidad de miles y miles de trabajadores y pequeños productores que con sus luchas enfrentan al modelo económico y político kirchnerista, que es de derecha.
Para lograr una Segunda y Definitiva Independencia debemos avanzar en un camino de verdadera integración latinoamericana, con duras medidas contra el imperialismo y las multinacionales.

Lita Alberstein

Ver nota

Venezuela: Por una alianza del poder popular, los trabajadores y los explotados


Publicado

en

por

Etiquetas: