Juicio por Cromañón

Spread the love

Un nuevo capítulo contra la impunidad

Nadie podrá olvidar jamás el trágico final del 2004. Lejos de refugiarse en el dolor, los padres y familiares de los 194 chicos que fallecieron en Cromañón dieron grandes lecciones combatiendo contra la impunidad y buscando justicia. A la pelea de ellos se sumó la de los sobrevivientes. Pelearon contra una justicia lenta y perezosa, chicanas de abogados y un sistema organizado para garantizar el olvido. Pero no se olvidaron las historias y los rostros de los 194 chicos que hoy no están. El primer triunfo fue la caída de Aníbal Ibarra, pero ellos sabían que faltaba mucho más.
En la última semana se supo que se abría un nuevo capítulo: la causa Cromañón va a juicio oral. Los imputados de este juicio son sólo 15. Omar Chabán, procesado por estrago doloso seguido de muerte que tiene una pena de 8 a 20 años de prisión, y cohecho activo, con un máximo de 6 años. Por el primer delito, también están procesados el ex jefe de seguridad del local, Raúl Villarreal, como partícipe necesario, y el grupo Callejeros, como co-autores. Otros imputados son los ex jefes de la seccional 7a de la Policía Federal, Carlos Díaz y Miguel Angel Belay, por cohecho pasivo ya que dejaron funcionar el boliche sin los controles. Además los ex funcionarios porteños, Fabiana Fiszbin, ex jefa de control comunal, y los ex directores de esa dependencia Gustavo Torres y Ana María Fernández, están acusados de incumplimiento de los deberes del funcionario público.

Juicio con suplentes y preparativos

La primera audiencia será el 19 de agosto en el mismo lugar donde se juzgó a las Juntas Militares en 1985 y el tribunal contará con una importante presencia policial adentro y afuera del Palacio de Justicia.
Las cuatro querellas aceptadas en la causa representan a 860 víctimas, sobrevivientes y deudos por lo que en los tribunales están preparándose para un juicio largo que durará entre siete y nueve meses. Por eso se designó un juez, un fiscal y una defensora oficial suplentes por si llegara a sucederle algo a los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24, Raúl Llanos, María Cecilia Maiza y Marcelo Alvero, o a los fiscales y defensores oficiales.
Los distintos protagonistas del juicio ya acordaron las condiciones generales del debate. Las audiencias se harán los lunes, miércoles y viernes de 9.30 a 16.30, con un máximo de cinco testigos por día.
Además se anticipó que se suspendía la feria judicial de verano para los empleados del tribunal, la fiscalía y la defensa oficial afectadas al juicio.
Saben que no serán jornadas fáciles, por lo que también se dispuso la presencia permanente de ambulancias, psicólogos y médicos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Asesinos protegidos

Como ya ha sucedido con los juicios resonantes a genocidas, la sala estará especialmente acondicionada con una mampara de blindex que protegerá a los acusados de la bronca y el dolor de los centenares de deudos y víctimas. El público estará e un sector especial y previamente deberá registrarse en la página web www.pjn.gov.ar, hasta el 4 de julio.

La cara civil de los juicios

La masacre de Cromañón ya está mostrando sus consecuencias. No sólo cayó Ibarra, dejando atrás sus anhelos presidenciales, o puede encerrar a empresarios, ex funcionarios, policías corruptos y al propio grupo Callejeros. Además puede poner en jaque las cuentas de la Ciudad. Hasta ahora entraron demandas de indemnizaciones por más de 332 millones de pesos y según los encargados de este tema todavía no llegó el aluvión de casos y se espera que el monto total sume unos 1.100 millones.
Este juicio no es un punto final en la pelea por justicia. Obviamente es un triunfo importante de los padres, familiares y víctimas de la masacre. Pero todavía falta mucho por hacer. Se debe garantizar que estos procesados realmente vayan presos, pero también se debe lograr que todos los responsables materiales y políticos de aquella masacre sean enjuiciados y castigados. Porque la corrupción y la connivencia entre el Estado, la Policía y los empresarios amigos del poder que ayer lo permitió, hoy sigue estando presente en una ciudad donde hay más de 300 locales de los cuales sólo 87 tienen habilitaciones.
En esta pelea, como en todas las que se dan en contra de la impunidad, estaremos presentes poniéndonos a disposición de sus protagonistas.

Laura Lane


Publicado

en

por

Etiquetas: