Parazo en el Subte

Spread the love


Hablan Néstor Segovia y Pancho Ledesma, del Cuerpo de Delegados del Subterráneo.

El pasado lunes 30, los trabajadores de las seis líneas de subterráneo y el Premetro realizaron un parazo. Fue masiva laparticipación de los compañeros, abriéndose un importante proceso de lucha que tendrá nuevas expresiones.
Esta vez, el reclamo se centró contra el sistema de ascensos que quiso imponer la empresa sin respetar los criterios de antigüedad de los trabajadores. Reproducimos la entrevista realizada a los delegados al otro día del paro.

Coméntennos el motivo del paro…

Néstor: Se trata de un problema que se venía planteando hace rato y que veníamos discutiendo con relación al sistema de promociones y ascensos dentro de la empresa. Existe un acta firmada en el Ministerio de Trabajo entre éste, la empresa, la UTA y los trabajadores, que ordenaba crear comisiones para tratar este tema. Pero esas comisiones nunca se concretaron. Nunca la empresa y el gobierno nos llamaron a discutir la modalidad. Por eso los trabajadores optamos por regirnos por el convenio colectivo de trabajo y la modalidad histórica del subte, que plantea que los criterios para ascender de categoría son la antigüedad, la capacitación y el fichero, que es un sistema de ascenso escalonado.
Pancho: Últimamente la empresa comenzó a utilizar maniobras en forma arbitraria a través de los exámenes físicos y psicotécnicos para dejar fuera del concurso a determinados compañeros. Con eso se comenzó a demostrar una clara predisposición de Metrovías para discriminar a los trabajadores.

¿Cuál fue la gota que rebalsó el vaso?

Pancho: La empresa ahora intentó una maniobra muy explícita para dejar fuera algunos compañeros. Metrovías publicó en las carteleras la convocatoria a concurso, y cuando la gente fue a inscribirse le dijeron que el cupo ya estaba cubierto. Luego, al publicarse la lista, vimos que esas personas no cubrían los requisitos mínimos que la propia empresa propuso para los postulantes. Y eso, habiendo gente a la que le correspondía por fichero acceder a esos puestos, al menos al concurso y a los exámenes físicos.

¿Cómo fue que decidieron parar?

Néstor: Se le explicó a los compañeros la discriminación que estaba realizando la empresa y convocamos asambleas en todas las líneas, con un centro fuerte en la C y en la D, donde se efectuaban los concursos truchos. En el caso de la línea C exigimos que se caiga todo el concurso, puesto que estaba manipulado por completo. En el caso de la línea D, para que ingresen los que se cayeron del listado. En principio se le pidió a la empresa que frene el concurso. Pero como no quiso, nos obligó a parar. Se comenzó con la apertura de molinetes hasta que resolvimos el paro efectivo, debido a que en Plaza Misserere el personal de seguridad, con los supervisores a la cabeza, en forma patoteril increparon a las guardas, boleteras y compañeras de control de evasión. Eso provocó un efecto de bronca en todos los sectores y ahí todas las demás líneas se sumaron solidariamente al paro.

Entiendo que hubo una participación muy alta de nuevos compañeros…

Pancho: Sí, es cierto. Todo un sector que se indignó por el fraude se sumó a garantizar el paro. Si bien la maniobra de la empresa no los afectaba directamente a ellos, se despertó la bronca de todo un sector que en muchos casos participó por primera vez.

¿Cómo terminó la jornada y cómo sigue el conflicto?

Néstor: El mismo lunes, luego de 11 horas de paro, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria con plazo a 15 días. Debemos afirmar que el acta no era del todo clara, puesto que no mencionaba el motivo del conflicto. Ante esto los delegados decidimos convocar asambleas en todas las líneas, donde se expresó la bronca de los compañeros y había dudas sobre levantar el paro. Sin embargo después de debatir evaluamos que debido al peso de la resolución, y a que el conflicto ya se había abierto por completo, finalmente decidimos levantarlo momentáneamente, no sin antes comprometer a la empresa. A través de los medios de comunicación denunciamos que, si en el plazo acordado seguía con los concursos truchos, estaría rompiendo la conciliación obligatoria y nos obligaría a parar nuevamente. El martes, haciendo oídos sordos, la empresa realiza una maniobra desconociendo los reclamos de los trabajadores y se propuso continuar con los concursos, por lo que ya estamos discutiendo en todas las líneas las medidas a tomar.
Lo que se logró en el último paro es histórico, se ganó la unidad política de todos los trabajadores del subte, y eso nos deja en mejores condiciones para salir a defender nuestros derechos. Avanzando en asambleas en todos los sectores vamos a elaborar cada uno de los pasos para frenar la truchada de la empresa y el gobierno.

Entrevistó: Carolina


Publicado

en

por

Etiquetas: