Toma del Nacional Buenos Aires

Spread the love

Al momento de publicarse Alternativa Socialista, el Colegio Nacional de Buenos Aires se encuentra tomado por sus estudiantes desde hace dos días. Denuncian el no cumplimiento de un acta acuerdo firmada con el Rectorado de la UBA y exigen la democratización de los colegios preuniversitarios. Hablamos con Julián Eyzaguirre, miembro de la comisión directiva del Centro de Estudiantes y militante de la agrupación Eskoria en Lobo Suelto.

Contanos un poco sobre el conflicto…

El miércoles pasado movilizamos con nuestro centro de estudiantes al Consejo Superior de la UBA en vista de que había finalizado el plazo que había dado el mismo consejo para el cumplimiento del acta. El compromiso estipulaba que en ese plazo se iba a conformar un proyecto de Consejos Directivos para democratizar las escuelas preuniversitarias, en función de los distintos proyectos que fueron presentados por los claustros de ambos colegios, el Nacional Buenos Aires y el Pellegrini. La realidad fue que el Consejo Superior no solo dio una negativa, presentando una prórroga, sino que además presentó un proyecto que no respeta el espíritu de ninguno de los proyectos que fueron presentados por los distintos claustros. Ante esto, este lunes 30 se hizo una nueva reunión en el Rectorado de la UBA. Los estudiantes del Buenos Aires, en una asamblea que realizamos al mediodía, decidimos movilizarnos al Rectorado, sede del Consejo Superior. Ahí esperamos frente al vallado y la policía que estaba tapando la entrada para saber la propuesta que se daría por parte del Consejo. Y al recibir una negativa, volvimos a nuestra escuela y en una asamblea con más de mil estudiantes decidimos tomar el Colegio. El día de hoy a la mañana, si bien la rectora González Gass avisó por medio de una carta -que hizo circular vía email y que publicó en la página del Colegio- donde decía que las actividades iban a ser normales, los profesores vinieron a la escuela pero se encontraron con las puertas controladas por los estudiantes. Si bien nosotros les permitíamos entrar a los docentes, ellos se negaron puesto que nuestra decisión había sido que las autoridades no entrasen. Frente a esto nosotros les planteamos que la toma era con clases, que queríamos que ingresen, pero que no íbamos a permitir que ingresaran las autoridades. El resultado fue que no se dictaron clases.
Para que no se computaran las clases puesto que hay muchos compañeros cuyos padres no los dejan venir por estar tomado el colegio, tampoco permitimos que ingresen los preceptores.
Finalmente mañana vamos a tener una asamblea interclaustros para decidir si vamos a permitir que ingresen los preceptores y las autoridades en vistas de poder generar algún debate, algún diálogo y de generar algún consenso para que la lucha por la democratización no la sigamos encarando solamente desde nuestro claustro, sino que sea el conjunto de la comunidad educativa el que vaya a exigir al Consejo Superior la democratización de los colegios preuniversitarios.

¿Qué implicaría para ustedes democratizar los colegios?

Fundamentalmente el planteo de democratizar los colegios parte de la idea de constituir dentro de los dos colegios cuerpos colegiados en los cuales estén representados los docentes, los no-docentes y los estudiantes, en definitiva quienes hacemos a la vida del colegio, con la posibilidad de poder elegiur a nuestras autoridades, rector, vicerrectores, y esto con la idea de poder tener una ingerencia directa en la toma de decisiones de todos los asuntos que hacen a la vida del colegio y no depender de lo que dice una minoría en el Consejo Superior. Éste nunca estuvo al tanto de nuestras necesidades, pero sí se hace presente a la hora de vender las joyas de la abuela. Así lo hace con nuestro campo de deportes para “solventar” los baches de crisis presupuestaria que atraviesa nuestra universidad.

¿Cuáles son las perspectivas de fondo de este conflicto?

Nosotros entendemos que esta medida que estamos llevando adelante los estudiantes, si la mantenemos desde un lado aislado, es decir sin el apoyo de los docentes y los no docentes, tiene una perspectiva complicada. Necesitamos unirnos todos para poder enfrentar las políticas impulsadas desde el Rectorado de la UBA, que responde a los intereses políticos de una minoría.

¿Cuál es la actitud del conjunto de los estudiantes?

La respuesta de los estudiantes en esta medida es realmente muy positiva. Más de 300 estudiantes pasaron la noche en el colegio garantizando la toma, y muchos cientos más participaron de las asambleas y actividades que se realizaron durante el día. El colegio estuvo repleto de estudiantes durante toda la jornada.

Entrevistó: Nicolás Mayr


Publicado

en

por

Etiquetas: