Juicio a Bussi

Spread the love

El 5 de agosto empezó en Tucumán, un histórico juicio a Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez por el secuestro yasesinato del ex senador peronista Guillermo Vargas Aignasse. Es el primer juicio de lesa humanidad que se realiza en la provincia, que abre el camino de cientos de causas pendientes contra la impunidad.
La historia del horror del genocidio es otra vez reconstruida. De nada sirvieron las maniobras cobardes de Bussi y de sus hijos legisladores de “Fuerza Republicana” para impedir el juicio, planteando la suspensión por supuestos problemas de salud e incapacidad mental. El ex gobernador, derrotado y aislado sólo tiene el respaldo de su familia. Quiso evadir ser juzgado como el dictador Pinochet, pero fracasó su patética farsa. El país entero escuchó y vio con estupor como el genocida pasó del llanto a sostener, con odio en rostro, que hubo una guerra, reivindicando el terrorismo de estado y el “Operativo Independencia”, bajo las órdenes de la ex presidenta Isabel Perón. Explicando que el golpe de Estado del 24 de marzo, fue planificado desde febrero: “estaba todo programado y planeado, solamente faltaba el día D y la hora H. Esa hora llegó a fines de febrero del 76”. Reconoció que hubo cientos de centros de detención clandestina, de los cuales era responsable, confesando su responsabilidad en muchas de las causas que están pendientes.
También dijo: “En la guerra no hay allanamientos, ni órdenes previas, hay golpes de mano sobre presuntas guaridas o trincheras encubiertas como domicilios particulares… Si veía en la calle, detectaba o tenía conocimiento de que transitaba un individuo, lo capturaba … sin orden judicial…”. Estas fueron algunas frases de su escalofriante descargo. Luego Menéndez, como en Córdoba, donde recientemente fue condenado a cárcel perpetua y común, reivindicó su accionar.
En los próximos días seguirá el juicio. Reconstruir nuestra historia y memoria colectiva, es una tarea pendiente para el pueblo tucumano. Éste juicio es un logro muy importante de tantos años de lucha y movilización contra la impunidad. Es un paso también en conocer la verdad y las responsabilidades previas al golpe de estado, que la antesala del infierno empezó con el gobierno del matrimonio Perón y el “Operativo Independencia”.
En cada sesión del juicio, el MST, junto a familiares y diversas organizaciones estuvimos movilizados en las puestas del Tribunal Oral. Lamentablemente no hubo una convocatoria organizada y unitaria que permitiera movilizar en forma masiva ante este momento histórico.
Hacemos un llamado a mantener viva la llama de la lucha contra la impunidad, por el único camino posible, cada día del juicio debe ser un día de movilización por la cárcel perpetua, efectiva y común a Bussi, Menéndez y a todos los genocidas. Mientras había triple cordón de la Gendarmería para “proteger” de la movilización en las afueras de los tribunales a Bussi, cuando salió en la ambulancia, el gobierno kirchnerista de Alperovich, reprimió a los jubilados, trabajadores y jóvenes, que querían poner una carpa reclamando el 82% móvil y aumento salarial. Ese es el doble discurso que ampara a los genocidas, mantiene el aparato represivo y reprime hoy a los que luchan.

Lita Alberstein


Publicado

en

por

Etiquetas: