Juicios en Neuquén

Spread the love

El 20 de agosto dio comienzo el juicio a ocho represores de nuestra región. Viejos decrépitos, asesinos que siguen gozando de privilegios, de plenos cuidados por parte del poder que velan por su seguridad, cubiertos con chalecos antibalas y un custodio cada uno, mientras los testigos desfilan solo con la fortaleza que les da la solidaridad de todos los que estamos exigiendo prisión perpetua y cárcel común para los represores.
Con una numerosa concentración, de la que participamos los organismos de derechos humanos, sindicatos, ATEN y organizaciones sociales y políticas, se inició este hecho histórico, que hemos conseguido con lucha y movilización. Asistieron sectores kirchneristas, que nada dicen de la responsabilidad del gobierno en la desaparición de Julio López.
Son 90 las víctimas que están en las causas del juzgado de Neuquén; 45 permanecen desaparecidas. Entre ellas, un niño apropiado nacido en cautiverio, cuya identidad no ha sido restituida. Los asesinos juzgados son Mario Gómez Arenas, Luis Farías Barrera, Sergio San Martín, Jorge Molina Ezcurra, Francisco Oviedo, Oscar Reinhold, Enrique Olea e Hilarión de la Paz Sosa. El juicio durará aproximadamente cuatro meses y se está llevando a cabo en el Juzgado Federal Oral que tiene capacidad para sólo 40 personas. Por eso venimos exigiendo el cambio por un lugar que permita la concurrencia de más compañeros y de la prensa, que sólo puede entrar al comienzo y luego debe retirarse. Es importante resaltar que los organismos, salvo HIJOS, habían bajado esta exigencia, argumentando tener plena confianza en la justicia y que no debíamos asistir masivamente. Finalmente asumieron el error el día anterior al comienzo al juicio. Desde ATEN-capital dimos pelea por repetir la presión ejercida en el juicio por Fuentealba, en el que se logró la cárcel perpetua para el asesino Poblete.

Priscila Ottón


Publicado

en

por

Etiquetas: