UBA: Sigue la crisis… siguen las luchas

Spread the love

La Universidad, a la calle


Escribe: María Damasseno, presidenta de la FUBA

En los últimos meses hemos escuchado a la presidenta hablar reiteradamente de redistribución de la riqueza. Sin embargo, quienes estudiamos y trabajamos en la UBA sabemos que la redistribución no pasa del discurso. Lejos de combatir las políticas educativas de los 90 el gobierno las profundiza, sosteniendo al ahogo presupuestario, manteniendo la CONEAU y proponiendo una nueva Ley de Educación Superior que mantiene los pilares privatizadores de la actual ley menemista. Esta política tiene como cómplice a las autoridades universitarias con el rector Hallú a la cabeza, ya que se adaptan al ahogo presupuestario.
En lo que va del 2008 somos testigos de la debacle de la UBA. Uno de los principales emergentes de esta crisis es el estado de colapso de las sedes universitarias. Medicina, por ejemplo, tiene sus instalaciones de gas colapsadas. Esto llevó a que se discuta la posibilidad de reforzar la puerta de la caldera para minimizar las consecuencias de una posible explosión. Sociales se encuentra dividida en cuatro sedes y está tan superpoblada que una evacuación sería imposible, como se demostró con el corte de luz en la sede de Marcelo T. a finales del último cuatrimestre. Al mismo tiempo, los docentes siguen cobrando sueldos por debajo de la canasta familiar y hay miles de ad honorem.
La situación presupuestaria es de tal gravedad que el Consejo Superior admite que necesita unos 120 millones de pesos para llegar a fin de año y que se duplique para el año que viene. A la par, la crisis en el gobierno universitario se puede ver a todas luces con la renuncia del vice rector Sorín, quien se queja de la distribución interna del presupuesto mientras se aplica un ajuste en su facultad, Arquitectura.

Arquitectura: estudiantes y docentes en pie de lucha

La universidad no es ajena a la situación de bronca y luchas crecientes que atraviesa el país luego de la victoria popular del campo. Miles de estudiantes y docentes percibimos que hay una gran oportunidad para salir a golpear al gobierno con nuestros reclamos.
En Arquitectura hay una dura reacción frente a un intento de recorte presupuestario por parte del Recto-rado. Los docentes y estudiantes de la FADU sufren las consecuencias del ahogo presupuestario del gobierno K. Frente a esta situación queda en evidencia cual es la política del decano Sorín, que propone un auto-ajuste adaptándose a las restricciones. Esto ha llevado a que centenares de docentes que trabajaron en el curso de verano o en el primer cuatrimestre todavía no hayan cobrado y pone en peligro la existencia del curso de verano 2009. En respuesta a esto los estudiantes y docentes vienen protagonizando asambleas multitudinarias y contundentes medidas de lucha, como el corte de la Av. Cantilo, la toma de la facultad y la marcha al Rectorado, de las cuales participaron miles de estudiantes.
Los docentes empiezan a salir por aumentos de salario y por los ad honorem, completando un cuadro de movilización en la Universidad. Ya han protagonizado paros de 48 y 72 horas con clases públicas y cortes de calle, y van a seguir las medidas de lucha escalonadas.
Lamentablemente, en medio de esta situación los compañeros del Partido Obrero han decidido poner por delante la crítica y los ataques a las fuerzas de izquierda en vez de privilegiar la unidad para enfrentar al gobierno y al Rectorado. Esto los ha llevado a tomar actitudes divisionistas, como en el CEFyL (Filo) y en el CECEN (Exactas), que no hacen más que hacerle el juego a la política educativa del gobierno. La debilidad del gobierno permite que el movimiento estudiantil, los docentes y no docentes le demos un duro golpe a la política antieducativa del matrimonio K. Tenemos que aprovechar este momento para unir nuestros reclamos, tomando las necesidades de cada facultad para unirlas en una gran lucha por aumento de presupuesto. Es hora de salir a la calle


Publicado

en

por

Etiquetas: