Para defender nuestras conquistas…

Spread the love

Los trabajadores le decimos NO al autoritarismo de la UTA

Pasados unos días desde que el Ministerio de Trabajo instó a la UTA a levantar un Congreso plagado de irregularidades, previsto para expulsar a los compañeros que integran el cuerpo de delegados del subte, creemos necesario compartir algunas reflexiones.


Escriben: Néstor Segovia y “Pancho” Ledesma. Delegados de los trabajadores de Metrovías

¿Qué pasó en el Subte?

Los sucesos vividos en el último periodo, estuvieron muy marcados por el intento permanente de las autoridades de la UTA de echar a los delegados de base. Eso es así porque los trabajadores fuimos construyendo una fuerte alternativa, que los representantes de la UTA no lograron vencer en ninguna de las elecciones de los últimos años. Por eso hoy acuden a diversos ataques para lograr su objetivo, aun sin conseguirlo. A principios de este año quisieron imponernos una elección completamente fraudulenta, que logramos vencer gracias a la participación de los compañeros en un importante paro, y ahora convocaron un congreso extraordinario con el objetivo de aprobar la recomendación del “Comité de Ética Gremial” que insistía en sancionarnos.
Ante esto último, la respuesta de los trabajadores fue contundente. Las asambleas se llenaron de trabajadores en la mayoría de las líneas, aumentaron los niveles de participación, y de conjunto acordamos que “si nos tocan a uno, nos tocan a todos”. Se podían leer afiches que decían “queremos a los que elegimos”, y el repudio hacia la UTA siguió potenciándose. Así fue como acordamos realizar un paro para el día martes 2/9 en que saldría la resolución del congreso de la UTA. La medida fue impulsada con mucha fuerza, hicimos campañas sobre los pasajeros explicándole que nos veíamos obligados a tomar estas medidas. Además recibimos mucho apoyo y solidaridad desde distintas organizaciones sociales, sindicales, políticas y de derechos humanos.
La respuesta de los trabajadores fue muy importante, y eso tiene que ver con una serie de cosas. En principio sabemos que los trabajadores nos jugamos a fondo en defender la democracia sindical, que se demostró como la mejor y única manera de llevar adelante la defensa de nuestros derechos. No estamos de acuerdo en que la dirección de un gremio, a través de un comité de “ética”, se tome la atribución de decidir quienes deben ser los delegados. Éstos deben ser elegidos por los trabajadores, los únicos capaces de definir con su voto quienes pueden y deben representarlos.
La declaración del gremio, que decía que nos querían expulsar porque no hicimos lo que ellos querían no fue bien vista por los trabajadores. Porque si todos estos años hubiésemos hecho lo que la UTA quería, no hubiésemos conseguido las importantes conquistas que hoy tenemos. Las seis horas de trabajo, la recomposición salarial, la incorporación al convenio de los trabajadores terciarizados, entre muchos importantes logros, se dieron porque existió un cuerpo de delegados democrático que permitió impulsar la lucha y la participación. Por eso, la mayoría de los trabajadores comprendieron rápidamente que si atacaban al cuerpo de delegados es porque la UTA, aliada de la empresa Metrovías, se jugaba a que nuestras conquistas vayan desapareciendo. Estaba en juego todo un programa de reivindicaciones y derechos de los trabajadores.
Pero la UTA, cuyos argumentos iban perdiendo credibilidad, lanzó más acusaciones. Así fue que dijeron que nos querían sancionar porque somos de izquierda, y que el problema acá es que “están metidos los partidos”. Nada más infundado. Los trabajadores y delegados del subte votamos o pertenecemos a algún partido, pero antes que nada nos debemos a los compañeros de trabajo por quienes peleamos. Llevamos adelante las decisiones que discutimos con la base y respetamos todas las ideologías. No impugnamos a nadie por participar, votar o pertenecer a algún partido, eso ocurría en los tiempos de dictadura y no permitiremos que pase en el gremio.
Lo importante es que la fuerza de los trabajadores se hizo oír. A nuestro entender, la potencia que fue cobrando la medida de repudio al autoritarismo de la UTA, en el marco de una situación nacional muy complicada para el gobierno, fue lo que presionó para que el ministerio obligue al gremio a suspender provisoriamente el congreso, y evitar un colapso en el transporte del Cuidad de Buenos Aires. Bajo esa situación, los trabajadores acordamos levantar el paro previsto, puesto que el intento de sanción por parte de la UTA se postergaba. Pero definimos que debemos seguir atentos, ya que la UTA salió con nuevos volantes que amenazan con convocar nuevamente al congreso. Fue un paso importante, pero debemos continuar muy organizados para dar respuesta en el momento preciso, ya que la pelea continúa.

Defendamos a fondo la democracia de base ¡Por Elecciones limpias ya!

Lo ocurrido hasta el momento demuestra que debemos dar una fuerte batalla contra el autoritarismo. Si la UTA hace lo que les contamos, es porque no tolera la existencia de una organización combativa que sirve como muestra para muchos otros trabajadores. Intentan sentar un precedente para demostrar que podrían ser capaces de escarmentar a todos aquellos que se le opongan. Incluso para perjudicar a los trabajadores colectiveros que en muchos lugares han salido a organizarse en forma independiente. Por eso, los trabajadores del subte salimos a decirles NO. Defender a este cuerpo de delegados, es defender el derecho de todos los trabajadores del gremio. Y en ese sentido, estaremos muy atentos como hasta ahora para impedir cualquier intento de atacarnos.
Ahora, estamos exigiendo el llamado a elecciones limpias y democráticas para que sean todos los compañeros los que se expresen por ese medio. Pero la UTA está postergando el llamado. Los delegados hemos enviado cartas documento para que se realicen las elecciones y se defina ya la convocatoria, pero aun no tuvimos repuesta. La UTA debió haber anunciado la convocatoria el día 5 de septiembre y aún lo está omitiendo. Ya hemos solicitado al ministerio de trabajo que cumpla con la responsabilidad de garantizar elecciones limpias, convocadas en tiempo y forma de acuerdo al estatuto. Esperamos que la situación se regularice de inmediato y mientras velaremos por nuestro derecho a poder presentarnos, y porque las elecciones sean un verdadero reflejo de la opinión y decisión de los trabajadores.

Ver nota

Subte: Adhesiones internacionales


Publicado

en

por

Etiquetas: