Elecciones en Sanidad

Spread the love

Resultados que esconden la realidad

Fraude, aprietes, aparato, plata de los trabajadores, complicidad con el gobierno y pocos afiliados dan el resultado que salió a vender la burocracia.
Concluyeron las elecciones en ATSA y la conducción Celeste y Blanca de Daer – West Ocampo se proclamó ganadora. El esfuerzo de centenares de activistas y delegados y la gran campaña desplegada por la opositora Lista Bordó – Verde no alcanzó para revertir un escandaloso fraude y las actitudes prebendarias de esta dirigencia burocrática.
Ahora quiere salir a vender que ha recibido un gran aval a su gestión. Sin embargo, la elección no ha sido un reflejo de la situación real del gremio. Primero que nada porque fue fraudulenta desde el inicio. Desde la reforma estatutaria donde inventaron un congreso ultra trucho para posar de democráticos, cuando en realidad sólo limitaron más aún la capacidad de decidir de las bases. Esa reforma es parte de una profunda reorganización antidemocrática en el gremio. Elevaron la cantidad de candidatos a 435. Una barbaridad!!! Luego de que la lista opositora logró tener más del 90% de los puestos cubiertos proscribieron al 70% de los candidatos para debilitarla lo más posible. Por supuesto que, para hacer todas estas maniobras entre otras tantas, contaron con el apoyo del gobierno que hizo caso omiso a la apelación que hicimos en todas las instancias ministeriales y judiciales. Además, ordenaron la lista y confeccionaron la boleta según sus criterios, apretaron a los compañeros que se habían presentado con la oposición con todos sus poderes desde amenazarlos con que no iban a dejar que terminen de estudiar las carreras que dan en el sindicato hasta los aprietes físicos. Por supuesto, robaron los votos de los lugares en donde no había fiscales e inflaron brutalmente el padrón, cuando todos sabemos que los trabajadores se vienen desafiliando porque no quieren darle un centavo a estos dirigentes corruptos que los desfraudan cotidianamente. Es decir, los “votó” una minoría del universo real de trabajadores de la sanidad.
Ahora van a salir a mentirle a los trabajadores con la fuerza de todo su aparato a costa de los aportes voluntarios y (los compulsivos llamados “1% solidario”) de los trabajadores. Vendiendo que la gente está aceptando su conducción y que su gestión es buena. Pero la realidad de los trabajadores de la sanidad (los afiliados y los no afiliados –la gran mayoría-) es otra. Hay un gran descontento por los salarios que cobramos. Por las aberrantes condiciones de trabajo. Porque en donde dirigen se manejan como patrones de estancia arreglando todo con las patronales a espaldas de los trabajadores y en contra de ellos. Son burócratas que venden el salario y las condiciones de trabajo de los trabajadores transando con las patronales y siempre al servicio del gobierno de turno.
Sólo se preocupan de beneficiar a los suyos para poder sostener esta estructura basada en el mercantilismo. La representatividad real del conjunto de los trabajadores no es la Celeste y Blanca de Daer. Este gremio tiene 50.000 trabajadores de los que sólo una minoría esta afiliada.

Una fuerte campaña de la Bordó – Verde

Pese a los resultados adversos que comunicó la Junta Electoral burocrática, los compañeros con los que conformamos la lista opositora acumularon fuerza y experiencia para las batalla venideras. La Bordó Verde fue la unidad de las internas combativas, junto a delegados y activistas de diversos establecimientos. Lamentablemente el sector de la Ex Blanca, hoy Verde, con el que habíamos logrado muy buenos resultados en las dos elecciones anteriores del sindicato, tuvo un fuerte retroceso ya que la burocracia recuperó a varios de sus dirigentes, cooptó a otros y despidió a varios activistas de la misma. Sin embargo, habernos unido desde la Bordó con el sector Verde fue necesario e importante para dar esta pelea y desafiar el fraude y los aprietes. Todos los compañeros desplegaron un gran esfuerzo, quitándole horas al sueño y a sus familias para salir a pegar carteles, a repartir volantes y a fiscalizar y defender todos y cada uno de los votos.

Las tareas de la oposición

Tenemos el desafío ahora de seguir desarrollando la oposición y la energía acumulada. Una primera tarea es fortalecer las internas opositoras y seguir la pelea por salario y condiciones de trabajo, como siempre consultando a los trabajadores, allí donde no se confunden con elecciones truchas, porque son internas elegidas por todos. Asimismo salir a disputar en las próximas elecciones de delegados e internas para fortalecer la oposición en nuevos establecimientos. Tenemos que impulsar la afiliación de los trabajadores para futuras disputas por el sindicato. En lo inmediato se empezaron a realizar reuniones de la Bordó para fortalecer el agrupamiento de los activistas del gremio. Tenemos el desafío de construir una conducción democrática que impulse la movilización para lograr los salarios y las condiciones que los trabajadores nos merecemos. Haber participado de la elección y hacer conocer nuestras propuestas por más que hayan hecho todas estas maniobras nos ayuda a fortalecer una alternativa opositora unitaria y trabajar hacia delante para construir la herramienta que necesitamos.

César Latorre
Delegado Hospital Italiano


Publicado

en

por

Etiquetas: