No al cierre de talleres y sectores operativos de la Ciudad

Spread the love

Macri intenta privatizar y tercerizar sectores productivos a favor de los negociados inmobiliarios y de los grandes empresarios. No pudo cerrar el Ente de Mantenimiento Urbano Integral por la resistencia de sus trabajadores. Ahora quiere cerrar la fábrica de asfalto y tercerizarla, licitó el mantenimiento de ambulancias, quiere cerrar una escuela técnica y los Talleres Centrales de Automotores para crear un «Polo Informático» en Parque Patricios y Pompeya. Sobre ese tema, charlamos con trabajadores de los Talleres Centrales.

¿Qué son los talleres y qué capacidad operativa tienen?

Hasta el ’92, éramos 1.700 trabajadores; hoy somos sólo 130. Hay fundición, matricería, bobinado, rectificación de motores de grúas y tornería. Hasta reparamos máquinas de escribir. Acá fabricamos desde un banco de escuela hasta una estatua y en la Ciudad no hay otro lugar que lo haga. Los trabajos salimos a conseguirlos, los hacemos con los pocos insumos que tenemos y más barato que cualquier privado.
¿Qué opinan del proyecto del Polo Tecnológico?
Quieren hacerlo para favorecer a un grupo de empresarios, destruyendo los lugares donde aún el Estado produce con capacidad técnica y operativa, con trabajadores capacitados; cuando se podría generar empleo invirtiendo en el sector. El artículo 34 de ese proyecto habla del cierre de nuestros Talleres, pero tiene tan poco fundamento que sería eliminado.

¿Ustedes qué proponen?

La reactivación de los talleres. Con una mínima inversión en insumos y reparación de maquinarias, podrían trabajar tres veces más compañeros realizando las obras que reclaman los vecinos, a costos inferiores a los de las tercerizadas. Macri dice que quiere “capacitar”. Pero los dos proyectos de escuela que tenían que funcionar acá, están parados.
¿Qué medidas vienen tomando? ¿Cómo se organizan?
Hace casi diez años que el gremio no llama a elecciones. A pesar de eso, votamos democráticamente una comisión interna que es muy representativa. Hay compañeros de los distintos sectores del sindicato e independientes, cada uno piensa como quiere… Nos unen la defensa de nuestros derechos y la democracia interna; acá todo se resuelve en asamblea. No somos “loquitos”, como dice algún dirigente o los funcionarios. Vamos por nuestro justo derecho y con fundamento. Nos dividen de arriba, pero acá estamos unidos. Así, a pesar de no tener cobertura “legal” defendemos el Taller, conseguimos el cobro de adicionales por tareas riesgosas e insalubres para más de 70 compañeros y la recategorización para muchos otros. Con unidad, lucha y organización, se puede ganar.


Publicado

en

por

Etiquetas: